menu
Compartir

Qué es la compasión y cómo desarrollarla

 
Por Sara Sanchis. 31 enero 2022
Qué es la compasión y cómo desarrollarla

La compasión es uno de los valores humanos más necesarios hoy en día, ya que los valores superficiales imperan en el mundo. Esto provoca todo tipo de abusos e injusticias, desde las altas jerarquías de poder hacia los ciudadanos e incluso, lamentablemente, de forma cotidiana entre personas cercanas.

En el siguiente artículo de Psicología-Online vamos a desarrollar qué es la compasión y cómo desarrollarla. Descubre la grandísima importancia de ser compasivos/as en nuestras sociedades. La compasión es una herramienta fundamental de sanación social, de prevención de futuras negligencias y de asentamiento de las bases para sociedades cordiales, pacíficas y unidas, en las que el bien común sea la principal guía del camino.

Qué es la compasión

El valor de la compasión es la capacidad del ser humano para compartir el dolor de su prójimo. Cuando somos compasivos/as, podemos adentrarnos en el sufrimiento de nuestro ser querido y compartir su dolor. En otras palabras, se trata de un acto de amor mediante el cual aliviamos a la persona de su sufrimiento y la fortalecemos dotándola de fe y confianza en que el dolor, en algún momento, cesará.

Concretamente, la compasión es uno de los valores humanos sociales más necesarios a desarrollar en las personas si queremos vivir en sociedades donde se den relaciones cordiales, justas y solidarias, donde no haya cabida ninguna para la explotación, la usurpación, los abusos y, en su versión más deshumanizada, guerras entre pueblos y civilizaciones.

Para entender mejor como se clasifican los valores humanos, te recomendamos leer este artículo sobre tipos de valores con ejemplos de los mismos.

Beneficios de la compasión

Los beneficios de la compasión son innumerables y están muy relacionados con la consecución, tan buscada hoy en día, de estados de bienestar personal y social. A continuación, te mostraremos cuáles sus beneficios, tanto para las personas compasivas como para la personas que reciben la compasión.

Beneficios de ser una persona compasiva

Cuando una persona es compasiva, eso le aporta los siguientes beneficios:

  • Las buenas acciones le son devueltas con alegría.
  • Siente satisfacción y fortaleza personal.
  • Recibe el agradecimiento de las personas que ayuda.
  • El corazón de la persona compasiva crece y aumenta su capacidad de amar y cuidar de sus prójimos.

Beneficios de recibir ayuda de una persona compasiva

El sujeto que sufre y recibe compasión de otra persona goza de les siguientes favores:

  • Gran alivio interior: siente que no se encuentra solo/a en el camino.
  • Sentimiento de unión con el otro.
  • Fe y confianza en la vida: comprende que, aunque duele lo que está viviendo, no está sólo y que, junto con la persona (o personas) que le acompañan, superará el problema y saldrá alegremente fortalecido.
  • Autorregulación: la compasión permite que la persona afectada por el problema o dolor pueda autorregularse, gracias al acompañamiento recibido por la persona compasiva. Cuando uno sufre y no es acompañado, la lucha contra el dolor se hace más dura porque se da una lucha interna. En ella, la persona puede acabar desfalleciendo, debido al agotamiento y a la dificultad de superar la situación vivida.
  • Fuerza de impulso: la persona puede confrontar más fuertemente los ataques que le produce la situación desagradable que vive.
  • Ser más empático/a: el individuo que recibe la compasión abre su corazón y se convierte en alguien más bondadoso, confiado, con una gran alegría y fortaleza. Eso le lleva a ser mucho más empático/a y compasivo/a con los demás. Si quieres saber más, en este artículo, te contamos cómo practicar la empatía en mi vida.
Qué es la compasión y cómo desarrollarla - Beneficios de la compasión

Cómo ser una persona compasiva

Como hemos comentado en los primeros párrafos, educar en la compasión es un acto social imprescindible si queremos devolver a las sociedades actuales los valores humanos universales que se hayan tan ausentes hoy en día.

Ante la duda de cómo ser una persona compasiva, primero de todo es importante realizar un trabajo personal profundo para reconocer que cada persona tiene rasgos negativos y positivos. Después hay que hacer un trabajo de limpieza personal para eliminar todo lo negativo que nos perjudica y hace que perjudiquemos a los demás. El objetivo final es potenciar todo lo positivo para entregarlo al mundo.

Algunos actos que pueden ayudarnos en este trabajo de desarrollo de la compasión son:

  1. Reflexionar sobre mis propios aspectos positivos y negativos: ver cómo influyen en nuestra vida y en nuestro estado de ánimo y comprobar qué estrategias utilizamos para vencer los estados negativos. Este autoanálisis nos permitirá comprender a otras personas, entendiendo que pasan por situaciones similares a las nuestras, y acompañarlos debidamente en momentos dolorosos.
  2. Observar cómo actúan las personas a nuestro alrededor: evitando cualquier juicio negativo y esforzándonos por desarrollar una mirada maternal y bondadosa.
  3. Priorizar las necesidades de los demás sobre las nuestras.
  4. Pedir perdón sincero cuando cometemos cualquier error y disponernos a no volver a repetirlo. Este acto nos permitirá ser compasivos cuando sea otra persona la que cometa el error. En este artículo encontrarás más información sobre qué es el perdón y cómo aplicarlo.
  5. Intentar ayudar a cualquier persona que necesite ayuda, por muy pequeño que sea el gesto.

Estas acciones, entre otras muchas, nos ayudarán a desarrollar la compasión, un importante valor humano que favorecerá nuestra maduración personal.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la compasión y cómo desarrollarla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • García-Campayo, J., & Demarzo, M. (2015). Mindfulness y compasión. La nueva revolución. Barcelona: Siglantana.
  • Lama, D., & Hill, T. (2004). El arte de la compasión. Litografia Rosés.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Qué es la compasión y cómo desarrollarla
1 de 2
Qué es la compasión y cómo desarrollarla

Volver arriba