Compartir

Qué es la identidad personal, características y cómo se construye

 
Por Sara Sanchis. 14 septiembre 2020
Qué es la identidad personal, características y cómo se construye

La identidad personal es un proceso complejo y cambiante que tiene lugar desde el mismo inicio de la vida y que sigue desarrollándose a lo largo de toda ella. Entendida en las disciplinas filosóficas como "alma" ha sido redefinido como identidad personal desde la psicología. Su estudio es amplio y ha dado lugar a múltiples y variadas definiciones de identidad personal como concepto.

En el siguiente artículo de Psicología-Online vamos a definir qué es la identidad personal, cuáles son sus características, cómo se construye y qué motivos llevan a una persona a sufrir una crisis de identidad personal.

Qué es la identidad según la psicología

La identidad personal según la psicología supone el proceso mediante el cual la persona crea, con el devenir de los años, una imagen de sí misma que da respuesta a la trascendental pregunta de ¿quién soy?. Esta sería la definición de identidad personal. Se entiende como proceso porque se origina desde el mismo inicio de la vida y se va desarrollando a lo largo de ella.

Un momento determinante en la consolidación de la identidad personal es la adolescencia, momento en el que la persona re-elabora todo lo vivido durante su niñez y lo integra en una imagen personal y particular de sí mismo. En este artículo explicamos en profundidad los cambios psicológicos de la adolescencia. No obstante, la construcción de la identidad personal no se detiene en este momento ya que se trata de un proceso vivo y cambiante que viene alimentado por las diferentes experiencias que la persona va teniendo a lo largo de su vida adulta.

Nuestra identidad personal se manifiesta a través de diferentes elementos como:

  • Identidad de género
  • Elección política
  • Valores morales
  • Religión
  • Costumbres y tradiciones populares
  • Estilo estético
  • Expresión verbal y conductual
  • Ocio
  • Profesión
  • Estudios

Características de la identidad personal

La creación de la identidad personal siempre viene definida en base a dos aspectos generales:

  1. La relación de la persona consigo misma.
  2. La relación de la persona con su entorno.

Las personas desarrollan su identidad personal y el conocimiento de su entorno a partir de la experiencia con su propio cuerpo, del contacto y autorregulación de sus emociones, motivaciones y anhelos y de la elaboración mental de todas estas experiencias internas.

Por otro lado, la relación con su familia, la escuela, su entorno natural y socio-cultural inmediato y, gracias a las nuevas tecnologías, con otros contextos sociales, les otorga otra serie de experiencias que servirán, igualmente, para aportar nuevos datos en la creación y desarrollo del concepto de identidad personal.

De este modo, el ser humano realiza un complejo trabajo de elaboración de todas y cada una de sus experiencias vitales para, a partir de ellas, construir un autoconcepto o imagen de sí mismo. Esta identidad personal que, como decimos, sigue fluctuando a lo largo de toda la vida en pequeños o grandes matices, servirá de base a la persona para acometer sus experiencias vitales, con respecto a ella misma y con respecto a su entorno.

La construcción de la identidad personal se trata, por tanto de un proceso multifactorial que se retroalimenta constantemente, en donde las experiencias vitales van creando esta identidad personal que, a su vez, condiciona las vivencias posteriores siendo, de nuevo, alimentada por ellas.

Por ejemplo, algunos de los elementos factores a través de los que se constituye la identidad personal son:

  • Grupo de pertenencia (familia, amigos, vecindad, etc.): va definiendo nuestras creencias y valores.
  • Sistema educativo: ofrece determinados contenidos que moldearán nuestra identidad.
  • Cultura y sistema social: a través de ellos interiorizamos determinadas costumbres y normas.
  • Ámbito geográfico y residencia: la naturaleza, el clima y otros factores físicos y meteorológicos de nuestro lugar de residencia también condicionan en gran medida nuestra identidad.
  • Idioma: a través del idioma se transmiten muchos valores, creencias y costumbres propias del grupo lingüístico al que se pertenece.

Cómo se construye la identidad personal

El proceso de construcción de la identidad personal se ve reflejado de una manera muy clara observando el desarrollo evolutivo de una persona.

El bebé, ya desde su gestación, no tiene conciencia de la existencia de sí mismo pero va relacionándose con su entorno inmediato (su madre) y posteriormente con su cuerpo y sus sensaciones internas para ir creando creencias y esquemas mentales que integran todo lo vivido. Poco a poco, el bebé empieza a tomar conciencia de su existencia y, con ello, de la existencia del otro y, a partir de ahí, va incorporando conocimientos alrededor de él mismo en relación a su entorno.

Durante la infancia sigue teniendo experiencias de relación con los demás (familia, escuela, contexto socio-cultural, etc.) que le van a llevar a seguir construyendo creencias alrededor de quién es él, quiénes son los demás y cómo funciona el mundo que le rodea. La adolescencia supone el punto cumbre en la construcción de la identidad personal en donde la persona reelabora conscientemente su experiencia de vida y finaliza el proceso creando e integrando una imagen definitoria de sí misma.

El resto de experiencias de vida durante la vida adulta servirán para consolidar o poner en jaque esta construcción personal de la identidad personal.

Qué es una crisis de identidad cómo se supera

En el proceso de construcción personal, como hemos dicho, intervienen múltiples factores: la persona crea una imagen de sí misma en función de sus propias experiencias internas y, también, en base a la relación con su entorno. Ocurre, por tanto, que la definición de uno mismo viene condicionada por la experiencia que tenemos con los demás y, en muchas ocasiones, la imagen que nuestra familia, la escuela o nuestros iguales tienen sobre nosotros condiciona sobremanera lo que, finalmente, interiorizamos como lo que en verdad somos.

En los casos en los que la percepción que asumimos del exterior sobre nosotros mismos es semejante a la que surge de nuestras propias sensaciones internas, la identidad personal suele conformarse como una base segura y sana sobre la que construir nuestro proyecto de vida personal. Sin embargo, cuando la imagen que nos llega del exterior no encaja con nuestra percepción interna suele ocurrir que se crea una lucha interna entre lo que la persona "cree que es" (normalmente basado en creencias negativas sobre uno mismo basadas en lo recibido del exterior) y lo que "siente que es" en realidad. En estos casos, experiencias vitales críticas (cambios de ciclos vitales, rupturas sentimentales, duelos, despido, etc.) llevan a estas personas a sufrir desagradables crisis de identidad.

La superación de una crisis de identidad pasa por revisar las creencias, actitudes y valores que sustentan nuestra identidad personal, borrar aquellas que no se corresponden con nuestro ser esencial y reelaborar nuestra imagen personal a partir de ideas más realistas, positivas y acordes con el ser que realmente somos.En este artículo encontrarás más información sobre cómo superar una crisis existencial.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la identidad personal, características y cómo se construye, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Bibliografía
  • Bajardi, A. (2015). La identidad personal en relación con la educación: características y formación del concepto. REIDOCREA, Monográfico identidad y educación, Artículo 15, pág. 106-114

Escribir comentario sobre Qué es la identidad personal, características y cómo se construye

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es la identidad personal, características y cómo se construye
Qué es la identidad personal, características y cómo se construye

Volver arriba