Compartir

Qué es ser machista: definición y ejemplos

 
Por Julia Latorre. Actualizado: 17 agosto 2020
Qué es ser machista: definición y ejemplos

Desde hace un tiempo, a menudo escuchamos la expresión "ser machista", refiriéndose a acciones o a personas. Y las situaciones en las que aparece este término son lo más variadas posible, así como sus contextos y protagonistas. La presencia de este término en nuestro vocabulario refleja cómo se estructura y construye nuestra sociedad.

Ser machista es reproducir o actuar de acuerdo con la lógica del machismo, ¿verdad? ¿Pero qué lógica es esa? ¿Cómo saber si alguna situación es realmente un machismo? Para que puedas aprender a identificar el machismo, deber conocer qué es ser machista. En este artículo de Psicología-Online veremos qué es el machismo y cómo identificar situaciones machistas.

También te puede interesar: Aprendizaje vicario: definición y ejemplos

Machismo

Para comprender lo que significa ser sexista, es esencial comprender el concepto amplio del sexismo y el machismo. No es difícil ver que esta expresión tiene la palabra 'macho', pero el significado va mucho más allá. De manera muy breve, el machismo es un conjunto estructural de prácticas sociales y representaciones ideológicas que están directamente relacionadas con la concepción de la masculinidad hegemónica, el patriarcado y la dominación masculina:

  • Masculinidad 'hegemónica': es la idea de que existe una masculinidad dominante, superior, heroica y autosuficiente. Este concepto también puede ser respaldado por su triple negación, es decir, todo lo que un hombre no debería ser: una mujer, un niño o una persona homosexual.
  • Patriarcado: es el sistema social que privilegia y alaba la masculinidad blanca heterosexual y refuerza los roles de género.
  • Dominación masculina: es la línea de pensamiento que apoya la masculinidad hegemónica, el patriarcado y, a su vez, el machismo. El sociólogo Pierre Bourdieu fue quien trabajó en este concepto en un libro del mismo nombre publicado en 1990. Según el teórico, la dominación masculina no siempre se trata solo de distinciones de género masculino-femenino, si no con todas esas diferencias que hoy representan oposiciones, por ejemplo, ricos y pobres (diferencia de clase), colonizadores y colonizados, entre otros, y el resultado desigual de sus relaciones dicotómicas.

Machismo en la sociedad

El machismo es una característica tan impregnada y estructurada en la sociedad que se manifiesta en todas las clases sociales y culturales, con características diferentes.

Dejemos también claro que el machismo no es lo contrario del feminismo. Aunque son palabras estructuradas de la misma manera usando sustantivos que representan diferentes géneros, el feminismo es un movimiento de liberación que tiene como objetivo lograr justicia para las oportunidades y los derechos de las mujeres en relación con los hombres. El machismo, por otro lado, es una estructura social en la que nacimos, y actualmente experimentamos, que promueve la desigualdad entre personas de diferentes sexos.

Qué es ser machista

Es mucho más fácil entender lo que no es ser machista que al revés. Esto se debe a que, como explicamos, el machismo está tan estructurado e impregnado en la sociedad patriarcal que desde el momento en que nacimos experimentamos una normalización de la dominación masculina y sus consecuencias, como los roles de género, los estereotipos, la educación sexual, entre otros.

Al pie de la letra, ser machista es beneficiarse de los privilegios que este grupo otorga al lado opresivo o reproducir este tipo de comportamiento. Lo más probable es que el machismo se manifieste inconscientemente en cada persona. Es decir, las personas son sexistas, pero no saben que lo son ni lo perciben.

Ser sexista puede ser algo consciente o no y no siempre está asociado con las personas. Los sistemas pueden ser sexistas, las leyes, las imposiciones, los productos de la industria cultural, entre tantas cosas. El machismo puede y debe señalarse, pero no necesita ser visto como un delito, sino que debemos tener en cuenta que nacimos en una sociedad machista y que debemos tener una mente abierta para deconstruir estas ideas.

Deconstrucción

Partiendo del punto de que todos nacemos en una sociedad sexista, en lugar de señalar niveles de sexismo (alguien que es más o menos sexista), tiene más sentido pensar en personas más o menos deconstruidas de este sexismo. La deconstrucción es un proceso de autocrítica, introspección y aprendizaje para comprender que lo que parece normal, en realidad no lo es.

Cómo el machismo afecta a los hombres

El machismo que sufren las mujeres es mucho más abierto, pero el machismo también afecta a los hombres, aunque sea menos conocido. El machismo afecta a los hombres porque puede generar un complejo de inferioridad en relación con las características exaltadas por el sistema patriarcal y la masculinidad hegemónica.

Algunos ejemplos son estas ideas que los hombres no pueden llorar o mostrar miedo y otros sentimientos, la fertilidad como una demostración de masculinidad y virilidad, entre otros aspectos de lo que ahora también llaman masculinidad tóxica.

Cómo el machismo afecta a las mujeres en números

Pero los números no mienten y las mujeres son las principales víctimas del machismo. Cuando hablamos de mujeres racializadas, que no son heterosexuales o de género cis, estas estadísticas son aún más alarmantes. Estos son algunos datos relacionados con la desigualdad y la violencia de género publicados por Agência Gender and Number [1] y Agência Patrícia Galvão [2] que abren la mortalidad del machismo y sus consecuencias en relación con las mujeres y su interseccionalidad (género, raza, clase, identificación y orientación sexual):

  • En 2017, el 67% de las víctimas de agresión física en Brasil eran mujeres;
  • En 2018, Brasil registró un promedio de 135 violaciones por día;
  • En 2018, la tasa de homicidios es 71% más alta entre las mujeres negras que las blancas;
  • En 2019, el 97% de las mujeres en una encuesta dijeron que ya habían sufrido acoso sexual en el transporte;
  • 3 mujeres son víctimas del feminismo todos los días;
  • Cada 2 minutos una mujer registra agresión bajo la Ley Maria da Penha.

Por otro lado, algunos datos estadísticos de España según el Instituto Nacional de Estadística son:

  • Entre 2008 y 2016, 67 hombres murieron a manos de sus parejas, frente a 502 mujeres.
  • Más de 2000 mujeres que han muerto de forma violenta, en los últimos 20 años.
  • De las 48 sentencias dictadas en 2016, 38 supusieron el asesinato de una mujer (79%) y 10 de un hombre (21%).
  • En 2017, 3.469 mujeres fueron víctimas de abuso sexual frente a 584 hombres, en el 98% de los casos, el abusador fue un hombre.
  • En 2017, 1.313 mujeres sufrieron agresiones sexuales frente a 118 hombres, en el 99% de los casos los perpetradores fueron hombres.

Consulte otros datos relacionados con el machismo y la desigualdad de género en la publicación que explica qué es la igualdad de género con ejemplos.

Cómo identificar a una persona machista

El contexto y la interseccionalidad son factores decisivos a la hora de identificar un acto, discurso o persona sexista. Si te identificas como hombre, no dudes en preguntarle a una mujer cómo se siente ante esa situación. Escuche activamente y respete el lugar del discurso.

De todos modos, estas son algunas preguntas que se pueden hacer frente a la situación para encontrar lo que 'huele a machismo':

  • Si invertimos los géneros en los roles de esta situación, ¿sucedería lo mismo?
  • ¿Existe alguna forma de autoritarismo, superioridad o dominación en las relaciones y actos presentes en la situación?
  • ¿Todas las personas presentes tienen o tienen las mismas oportunidades?
  • ¿Hay roles, estereotipos y roles predeterminados en esta situación? ¿Cuál y por qué?

Deconstruirse

Las preguntas anteriores sirven como guía para una discusión sobre el tema e identificación de actitudes, ideas y personas sexistas. Si es así, tome las medidas necesarias (asistencia a la víctima, informe...) y practique la deconstrucción. Este proceso consiste en:

  • Cuestionar al grupo dominante y sus privilegios.
  • Autocrítica e introspección personal: piense en las referencias masculinas que ha tenido a lo largo de su vida.
  • Si usted es parte de este grupo de opresión dominante, trate de ver esta situación desde el punto de vista de la vulnerabilidad, con empatía. En este artículo explicamos cómo practicar la empatía.
  • Reconoce tus errores y el dolor que causa esta violencia.
  • Ve con una mente abierta para deconstruirte cada vez que surja una oportunidad.
  • Repase estas ideas y permita que otras personas también se deconstruyan.

Después de todo, el primer machismo que debe ser deconstruido es el que está dentro de nosotros.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es ser machista: definición y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Referencias
  1. GÉNERO Y NÚMERO. Mapa de violencia de género. Disponible en: < https://mapadaviolenciadegenero.com.br/ >. Consultado el 20 de julio de 2020.
  2. PATRÍCIA GALVÃO AGENCIA. Disponible en: < https://agenciapatriciagalvao.org.br/ >. Consultado el 20 de julio de 2020.
Bibliografía
  • GIRALDO, Octavio. Revista Latinoamericana de Psicología. VOLUMEN 4 - NIº 3, p. 295-309 El machismo como fenómeno psicocultural. 1972. Disponible en: <https://www.redalyc.org/pdf/805/80540302.pdf/>. Consultado el 16 de julio de 2020.
  • GÉNERO Y NÚMERO. Mapa de violencia de género: las mujeres son casi el 67% de las víctimas de agresión física en Brasil. 11 de julio de 2019. Disponible en: < http://www.generonumero.media/mapa-da-violencia-de-genero-mulheres-67-agressao-fisica/ >. Consultado el 20 de julio de 2020.

Escribir comentario sobre Qué es ser machista: definición y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es ser machista: definición y ejemplos
Qué es ser machista: definición y ejemplos

Volver arriba