menu
Compartir

Síndrome del Impostor: qué es, causas, síntomas y cómo superarlo

 
Por Gianluca Francia. 27 septiembre 2021
Síndrome del Impostor: qué es, causas, síntomas y cómo superarlo

Un estudio reciente afirma que el 70% de las personas experimenta al menos un episodio del síndrome del impostor a lo largo de su vida. ¿Os preguntáis por qué precisamente vosotros habéis sido contratados y habéis obtenido responsabilidades inesperadas y de gran relevancia en el trabajo? ¿Os avergüenza recibir aprecio de los demás y, de hecho, tendéis a menospreciaros pensando que los habéis engañado? Estáis en buena compañía.

Muchos de nosotros compartimos un pequeño secreto del que nos avergonzamos: en el fondo pensamos que nuestros éxitos son una estafa, resultados de un farol o, en el mejor de los casos, de un golpe de suerte. ¿Por qué? ¿De qué nace esta actitud? ¿Cómo reconocer y hacer las paces con nuestros méritos? En este artículo de Psicología-Online trataremos de dar respuestas a estas preguntas para comprender mejor qué es el síndrome del Impostor, sus causas, síntomas y cómo superarlo.

Qué es el síndrome del Impostor

El término "síndrome del Impostor" fue acuñado en 1978 por dos psicólogos clínicos, Pauline R. Clance y Suzanne A. Imes. Describieron en un artículo a esta condición como una experiencia interior de falsedad intelectual que aflige a algunas mujeres de gran éxito. En efecto, el artículo hablaba de un grupo de mujeres estudiantiles y profesionales que, a pesar de sus éxitos, no pudieron interiorizar un sentido de sí mismas como competentes.

¿Por qué se da el síndrome del Impostor? Este fenómeno psicológico se manifiesta precisamente por la incapacidad de interiorizar los resultados obtenidos y por el temor de que el supuesto fraude que los originaría sea expuesto. Las personas que sufren son convencidas de ser falsas y de no merecer el éxito que han logrado.

Toda prueba de su mérito es devaluada y dejada de lado como el resultado de haberse encontrado en el lugar adecuado en el momento adecuado o, más bien, de haber inducido fraudulentamente a los demás a considerarlas más inteligentes y competentes de lo que son en realidad.

Clance e Imes sostienen que las características del síndrome del Impostor son las siguientes:

  • Convicción de que los demás tienen una concepción exagerada de las capacidades o competencias del sujeto.
  • Temor de ser descubierto/a y denunciado/a como estafadores/as.
  • Atribuir el éxito a factores externos, como la suerte o un nivel extraordinario de trabajo duro.

Investigaciones posteriores han puesto de manifiesto que el fenómeno se da en muchas personas que tienen una formación superior y desempeñan funciones de alto nivel en diversos ámbitos, como la educación, la sanidad y las finanzas.

Causas del síndrome del Impostor

No hay una sola causa desencadenante. Algunos expertos creen una de las causas del síndrome del impostor son los rasgos de la personalidad, más o menos llevada a la ansiedad. Otros, en cambio, se centran en causas conductuales, como crecer con padres críticos o competir con un hermano o hermana. Incluso sentir que no perteneces a una comunidad puede ayudar a determinar pensamientos reductores sobre sí mismo.

El síndrome del Impostor se ha asociado con las siguientes características psicológicas:

Otro causa del síndrome del síndrome del Impostor esta motivada principalmente por el deseo de demostrar la propia inteligencia. Cuando esto falla porque se ha cometido un error, se siente impotencia, evitación de la tarea, sentimiento de culpa hacia uno mismo/a, ansiedad y vergüenza.

Síntomas del síndrome del Impostor

Los síntomas del síndrome del Impostor incluyen a menudo preocupaciones, sentimientos depresivos y ansiedad. Generalmente, son debidos a la presión de tener que mostrar fuera la mejor imagen de sí mismo y el miedo de ser descubierto como incompetente. Veamos cuáles son los principales síntomas del síndrome del Impostor.

  • Miedo al fracaso.
  • Diálogo interno negativo.
  • Obsesión con los errores del pasado.
  • Sensación de incompetencia y dudas sobre sus capacidades.
  • Miedo a ser expuesto como impostor.
  • Tendencia al perfeccionismo.
  • Exageración en la preparación de cualquier cosa.

Este fenómeno suele ir acompañado de preocupaciones excesivas, depresión y ansiedad que derivan del estrés al que la persona se somete para poder estar siempre a la altura de su imagen de éxito y evitar ser etiquetada como indigna o incompetente.

Cómo superar el síndrome del Impostor

El síndrome del Impostor resume en sí un peso emocional que para superarse requiere de razonamiento y autoanálisis, ya que puede llevar al sujeto a tener dificultades psicológicas en varios campos de la vida. Este síndrome puede derivar en trastornos de ansiedad o depresión y trastornos de personalidad que evitan o dependen.

Así pues, para superar el síndrome del Impostor hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Cambia de perspectiva: ante todo, hay que aprender a reconocer la "voz" cuando se manifiesta. Por lo general, esto ocurre cuando nos enfrentamos a algo nuevo y nos sentimos tentados a cuestionar nuestras competencias. A veces, basta simplemente con observar la idea sin "picar" en el anzuelo de consideraciones limitantes. Si es difícil resistir la tentación de tener este tipo de ideas, pongamos las cosas en perspectiva.
  2. Busca a un mentor: compartir tu estado de ánimo con un colega mayor o un amigo de confianza proporciona garantías. Saber que otras personas en las mismas situaciones se han sentido de la misma manera, ayuda.
  3. Entrena al fracaso: los modos de pensamiento se fortalecen con el uso. Por paradójico que parezca, el síndrome del impostor se combate dándote la posibilidad de equivocarse. Reduce a cero las expectativas y desvía la atención del resultado final al camino para alcanzarlo: los errores ocurren, pero serán contextualizados como parte del viaje y no como una falta personal.
  4. Cambia los parámetros de evaluación: pon en duda las confirmaciones externas y afina la capacidad de darle mérito. Establecer tus propios parámetros de autoevaluación alimenta un sentido de confianza en ti mismo/a y redefine los estándares de tu propio rendimiento. Considerarnos en nuestra totalidad puede ser una manera de identificar talentos y cualidades que podrían enriquecer nuestro currículum.

Dirigirse a un psicoterapeuta permitirá, a través de una atenta evaluación psicológica, ser conscientes de los propios mecanismos de funcionamiento y de los propios pensamientos disfuncionales.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síndrome del Impostor: qué es, causas, síntomas y cómo superarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • Mann, S. (2021). La sindrome dell'impostore. Perché pensi che gli altri ti sopravvalutino. Milán: Feltrinelli.
  • Medetti, S. (2020). Svalutarsi sul lavoro: cos'è la Sindrome dell'impostore, come funziona e come si disinnesca. Recuperado de: https://www.repubblica.it/moda-e-beauty/2020/07/13/news/svalutarsi_sul_lavoro_cosa_e_la_sindrome_dell_impostore-291295889/
  • Montinari, E. (2021). La sindrome dell’impostore. Recuperado de: https://istitutosantachiara.it/la-sindrome-dellimpostore/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Síndrome del Impostor: qué es, causas, síntomas y cómo superarlo
Síndrome del Impostor: qué es, causas, síntomas y cómo superarlo

Volver arriba