Compartir

Cómo superar el miedo al fracaso

 
Por Irene Alabau. 19 agosto 2019
Cómo superar el miedo al fracaso

Actualmente existe una gran presión en la sociedad por obtener éxito y no equivocarse. Todas las personas hemos tenido alguna vez miedo de cometer fallos en diferentes ámbitos de nuestra, pero a veces este temor puede conseguir que no mostremos todo nuestro potencial o evitemos ciertas situaciones por miedo a no tener un desempeño bueno. Si quieres conocer más acerca de qué es el miedo al fracaso y qué se puede hacer para dejar de temerlo, sigue leyendo nuestro artículo de Psicología-Online: Cómo superar el miedo al fracaso, donde encontrarás 10 consejos psicológicos eficaces para superar el miedo a fracasar.

También te puede interesar: Cómo superar el miedo a la muerte

Miedo al fracaso en psicología

El miedo en psicología es una emoción básica de los seres humanos. Se trata de un mecanismo cuya función es la adaptación al entorno y a sus peligros, con el objetivo de favorecer la preservación y conservación de la especie. Sin embargo, el miedo puede dejar de ser adaptativo y convertirse en disfuncional, suponiendo un obstáculo y limitando nuestro funcionamiento habitual. Dentro de los diferentes miedos desadaptativos encontramos el miedo al fracaso. Este miedo a fallar es un miedo irracional que aparece cuando tenemos que afrontar nuevos retos y decisiones en la vida, pero nos angustia la posibilidad de obtener consecuencias negativas o de que nuestro desempeño no sea todo lo correcto que deseamos.

Cusas del miedo al fracaso

¿Por qué tengo miedo a fracasar? El miedo al fracaso puede deberse a:

  • La interpretación que se realiza de la situación, por lo que esta se valora de forma exagerada y poco realista. Esta inadecuación en la lectura de la situación puede conducir a una evitación de la misma, debido a que se considera que es una situación de riesgo y que carecemos de las capacidades para afrontarla.
  • La anticipación de consecuencias, consiste en un anticipación de resultados desde un punto de vista negativo y catastrofista. Esta anticipación negativa limita y frena la capacidad de actuación.
  • La autovaloración derivada de los resultados, por lo que la autoestima depende de si se logra un éxito o un fracaso. Se puede evitar una situación como forma de proteger la propia autoestima si se cree que se va a cometer fallos.
  • El concepto del fracaso, la conceptualización subjetiva que se hace del fracaso es errónea y exagerada, por lo que el mínimo error puede llegar a ser valorado como fracaso por una persona.
  • Expectativas exageradas, son metas y objetivos irrealizables que causan ansiedad en la persona por el miedo a no ser capaz de cumplirlas.
  • Valoración del todo y no de las partes, no se valora el desempeño y el proceso por partes o de forma segmentada, sino únicamente el resultado final. Focalización completa y exclusiva en el resultado.
  • Pensamiento dicotómico, se refiere al pensamiento en términos de blanco o negro, por lo que la actuación de la persona sólo se etiqueta como éxito o fracaso en términos absolutos, no hay lugar para errores o aciertos parciales.

Tipos de miedo al fracaso

El miedo al fracaso lo podemos encontrar en diferentes ámbitos de la vida. Entre los miedos al fracaso más comunes encontramos los siguientes:

  • Miedo al éxito: hace referencia al temor que experimenta una persona ante la posibilidad de obtener éxito en una determinada área de su vida. Ante este miedo surge el autosabotaje, por el que de forma consciente o inconsciente se realizan esfuerzos para obstaculizar esta posibilidad de lograr la meta. Se relaciona con este temor al éxito la baja autoestima y valoración de falta de capacidades propias, el miedo a no ser capaz de mantener la situación de éxito, el temor a sufrir el rechazo por parte de otra gente y considerar que el éxito no es merecido debido a sentimientos de inferioridad.
  • Miedo al fracaso laboral: consiste en el miedo a no obtener el desempeño esperado en el ámbito profesional y laboral. Suele ser causado por un ambiente y cultura de presión y exigencia en el trabajo, por el que se desarrolla miedo a tomar decisiones equivocadas y a recibir reproches por parte de las personas responsables en el trabajo.
  • Miedo al fracaso amoroso: temor a que las relaciones de pareja y sexoafectivas sean decepcionantes o que la propia persona no esté a la altura de las circunstancias. Las causas más frecuentes son experiencias negativas anteriores y repetidas en el ámbito de la pareja, así como baja autoestima por la que se desarrolla miedo al rechazo.
  • Miedo al fracaso escolar: temor que tiene lugar en la infancia y se refiere al miedo al desempeño en el ámbito académico y de los estudios. Surge en ambientes de excesiva presión por los resultados académicos, esta presión puede ser cultural, familiar y/o escolar. Como consecuencia, las personas pueden no desarrollar todo su potencial y perder la motivación por los estudios, desembocando en el abandono escolar.
Cómo superar el miedo al fracaso - Miedo al fracaso en psicología

Miedo a fracasar

El miedo a fracasar puede aparecer en distintos momentos de nuestra vida y de forma moderada puede ayudar a que pongamos mayor atención y esfuerzo en las tareas que realizamos. Sin embargo, cuando este miedo se torna irracional y aparece de forma recurrente, persistente y demasiado intensamente, se considera fobia a fracasar o atiquifobia.

Atiquifobia

Este miedo al fracaso resulta paralizante para la persona que lo sufre, por lo que evita realizar las actividades a las que teme. En esta fobia además de las conductas evitativas, son bastante frecuentes las conductas inconscientes de autosabotaje.

Síntomas de atiquifobia

Los síntomas que incluye la atiquifobia ante la realización de una nueva tarea en la que existe la posibilidad de fallar son:

  • Los síntomas físicos, que incluyen tensión muscular, palpitaciones, taquicardias, dolores de estómago y de cabeza, náuseas, pérdida temporal de memoria y ataques de pánico.
  • Entre los síntomas psicológicos se encuentran un alto nivel de autoexigencia y rigidez, excesivo perfeccionismo, problemas de autoestima, así como ansiedad y pensamientos anticipatorios negativos .

Causas de atiquifobia

Pero, ¿por qué tengo miedo a fracasar? En cuanto a las causas de la atiquifobia se identifican altos niveles de exigencia desde la infancia, haber experimentado un fracaso anteriormente por el que se sintió vergüenza o se sufrió humillación, desarrollando un condicionamiento por trauma, las características de personalidad como el perfeccionismo y la baja autoestima, así como la presión por parte de la cultura imperante por lograr la perfección y el éxito en los diferentes ámbitos de nuestra vida.

Cómo superar el fracaso: 10 claves

A continuación, enumeramos una serie de claves que puedes utilizar para no tener miedo al fracaso:

  1. Evalúa de forma realista los riesgos: para evaluar de manera más objetiva los riesgos y evitar caer en el pensamiento catastrofista, analiza el riesgo en base a la probabilidad de que ocurra (alta, media o baja) y a la severidad de las consecuencias (poco dañinas, dañinas o muy dañinas). Te pueden ayudar las preguntas “¿qué sería lo peor que podría pasar?” y “¿cuál es la probabilidad de que esto ocurra?”. De esta forma, se consigue un análisis más racional de las consecuencias y no basado en la emoción del miedo.
  2. Establece metas realistas: se refiere al planteamiento de objetivos realizables en base a la disponibilidad de los recursos propios de los que disponemos. De esta forma, comenzaremos a ver resultados positivos pronto y se incrementará la confianza en nuestras propias capacidades. Para facilitar esta tarea, puede ser útil establecer un calendario y simplificar la meta mediante la determinación de objetivos generales y específicos.
  3. Reconoce la emoción del miedo: el reconocimiento y aceptación de esta emoción como normal y propia de las personas es el primer paso para empezar a trabajar en ella. Para que exista un cambio, primero tenemos que aceptar la situación de la que partimos.
  4. Identifica el foco de tu miedo: conocer con exactitud qué parte del proceso específica es la que nos causa temor, puede ayudar a mejorar nuestro afrontamiento de la situación. Es necesario realizar un ejercicio de introspección y explorar nuestros propios miedos.
  5. Planifica y anticipa situaciones: esto contribuye a rebajar los niveles de incertidumbre que tenemos que afrontar y nos generan temor. Es útil conocer y analizar la situación de antemano y si lo necesitas puedes practicar la habilidad que temes no saber desempeñar para obtener una mayor seguridad y confianza.
  6. Utiliza los errores como fuente de aprendizaje: intenta cambiar tu concepción del fracaso y empieza a considerar que un error no es un fracaso. Los errores son cometidos a diario por todas las personas, lo importante es la capacidad para extraer aprendizaje de ellos y ser capaz de evolucionar y mejorar en el proceso. Reflexiona acerca de lo que has o podrías haber aprendido de los errores que has cometido a lo largo de tu vida, en lugar de considerarlos un fracaso.
  7. Atrévete a fallar: una de las formas más efectivas para perder el miedo es exponerte a aquello que temes, a cometer errores. No evites cometer errores, busca realizar pequeños fallos para comprobar que las consecuencias catastróficas que esperas que ocurran, no llegan a suceder.
  8. Rebaja tus exigencias: no te exijas un resultado perfecto y presta más atención a las diferentes partes del proceso y menos al resultado final. Divide en porciones la tarea o el proceso a realizar y evalúa de forma separada cada una de estas partes para obtener un análisis parcial y no global.
  9. Elabora un plan B: crear un plan alternativo en caso de que las cosas no salieran como queremos o imaginamos puede ayudar a disminuir nuestro malestar e inseguridad ante la posibilidad de errar. También aumenta las probabilidades de que afrontemos la situación temida.
  10. Realiza ejercicios de visualización: para alcanzar una meta resulta de gran ayuda aplicar la técnica de visualización, es decir, visualizar todo el proceso y los pasos que son necesarios para conseguirla, incluyendo los obstáculos que pueden surgir en el camino y de qué forma los superas. Se pueden realizar ejercicios de respiración y relajación para mejorar el resultado del ejercicio mientras lo realizas.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo superar el miedo al fracaso, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • André, C. (2005). Psicología del miedo: temores, angustias y fobias. Barcelona: Kairós.
  • Carleton, R. N. (2016). Fear of the unknown: One fear to rule them all? Journal of Anxiety Disorders, 41, 5-21.
  • de Vries, M. F. K. (2017). Fear of Failure or Fear of Success? In Riding the Leadership Rollercoaster (pp. 133-137). Palgrave Macmillan, Cham.

Escribir comentario sobre Cómo superar el miedo al fracaso

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo superar el miedo al fracaso
1 de 2
Cómo superar el miedo al fracaso

Volver arriba