Compartir

15 características de la personalidad

 
Por Nerea Babarro Rodríguez. 15 abril 2019
15 características de la personalidad

El concepto de personalidad hace referencia a un conjunto de rasgos de personalidad y características de una persona que determinan su comportamiento y forma de actuar ante distintas situaciones y, además, le permite diferenciarse de las otras personas. Si quieres profundizar más en este concepto y conocer las principales características de la personalidad, no dudes en seguir leyendo este artículo de Psicología-Online: 15 características de la personalidad.

Qué es la personalidad

La personalidad se entiende como la diversidad particular que caracteriza a cada persona y la diferencia de las otras. Se tratara de una variable psicológica individual formada por un conjunto de rasgos y particularidades psicológicas e internas de cada persona, y este hecho determina las actuaciones y formas de adaptación de las personas ante distintas circunstancias vitales.

Aunque cada individuo tenga su propia personalidad y no exista una personalidad idéntica a otra, debemos destacar que hay una serie de características exactas para todas las personalidades. Además, estos factores comunes nos podrán ayudar a entender mejor el concepto de personalidad, a continuación explicamos las 15 características principales de la personalidad que debes conocer.

1. Personalidad como un conjunto

Esta característica de la personalidad hace referencia a la concepción de la personalidad como la construcción de un conjunto de rasgos de personalidad y características de una persona, que dan lugar a una organización interna que nos permite determinar la forma de actuar de cada persona en función de la situación y el contexto en que se origina.

2. Personalidad individualista

Aunque se defina la personalidad a nivel global, cabe destacar que su definición es individualista. La definición general evidencia que el conjunto de rasgos y características de las personas es el que forman la personalidad, pero el individualismo toma el papel principal cuando estos rasgos y características de las personas se van desglosando y adaptando a cada persona en función de lo que demuestra con sus acciones y conductas ante distintas situaciones. Es decir, en cada persona predominaran unos rasgos u otros y en distintos grados, dando lugar a personalidades únicas.

3. Personalidad consistente

Otra de las características comunes de la personalidad es su persistencia y constancia, es decir, que la personalidad perdura en el tiempo. La personalidad se mantiene más o menos estable a lo largo de la vida de las personas, aunque siempre se pueden ir dando cambios a medida que avanza el tiempo. Además, el hecho de mantenerse más o menos constante implica que, en algunas ocasiones, se pueda predecir el modo en que actuará o se comportará cada persona.

Cabe destacar que algunos rasgos de personalidad pueden predominar y manifestarse de manera eventual o pasajera en función de las características de la situación en la cual se encuentre la persona. En cambio, hay otros rasgos que son permanentes y estables que se presentan de forma habitual. Es decir, a veces, las personas se enfrentan a situaciones inesperadas y espontáneas que les hacen actuar de forma improvisada, dando lugar a rasgos pasajeros y puntuales.

4. Personalidad diferenciadora

La personalidad también se caracteriza por ser la marca de identificación de cada individuo, dando lugar a una diferenciación entre las personas, ya que, como hemos dicho anteriormente, no hay dos personalidades exactas. Por lo tanto, la personalidad es un elemento que nos permite diferenciar a las personas de los demás. En definitiva, la personalidad es lo que nos permite identificar a cada individuo como personas únicas y exclusivas.

5. Personalidad evolutiva

También debemos tener en cuenta la evolución como característica de la personalidad. Así pues, aunque la personalidad sea un componente estable a lo largo del tiempo, pueden surgir cambios y variaciones. En algunas ocasiones, a medida que avanza el tiempo, la personalidad también avanza y cambia, y estos cambios pueden ser debidos a la maduración del individuo, la edad, los factores ambientales y la experiencia, entre otros.

6. Personalidad no predictiva

Anteriormente hemos comentado que en algunas ocasiones, gracias a la estabilidad de la personalidad, podemos predecir los comportamientos de las personas ante distintas situaciones. Pues, contrariamente, la no predicción de la personalidad también es una de las características de la personalidad. Pues la combinación de los rasgos, los comportamientos y las características de la persona, hace difícil la posibilidad de predecir la respuesta de cada persona ante distintas situaciones.

7. Personalidad adaptativa

Otra de las grandes características de la personalidad es su adaptación al medio ambiente. Es decir, la personalidad permite que las personas se puedan adaptar y ajustar a las distintas situaciones y circunstancias vitales. Así pues, la personalidad permite que las personas puedan resolver sus problemas respondiendo a ellos de una forma adaptada a la circunstancia en la que se presenta. Además, es importante tener en cuenta que si se dan alteraciones o dificultades en la adaptación de las personas en relación a su entorno, puede ser debido a algún tipo de trastorno de la personalidad.

8. Personalidad y pensamientos

También debemos tener en cuenta el papel de los pensamientos cuando hablamos de las características de la personalidad, ya que la personalidad es influida por las formas de pensar de los individuos. Los pensamientos relacionados con las propias capacidades y con la idea propia de nosotros como individuos en general, son los pensamientos que pueden influir en la construcción y en los cambios que se dan en los rasgos de personalidad. Por ejemplo, si una persona piensa que no es suficientemente capaz de hacer bien las cosas y siempre tiene en mente pensamientos que le hacen dudar de sus decisiones y sus actos, esto podrá afectar a la personalidad dando lugar a una persona que se muestra insegura y que, por lo tanto, predomina en grandes niveles el rasgo de personalidad inseguridad.

9. Personalidad y cultura

La cultura es un factor que puede influir en grande mesura en la personalidad de los individuos. Es habitual que el resultado de la educación y de los patrones culturales afecte a la construcción de la personalidad en los primeros años de vida de las personas. Además, la personalidad determina las acciones y comportamientos de las personas, hecho que se puede ver interferido por la cultura, siendo esta un factor limitante en la forma de actuar de las personas.

10. Personalidad e influencias biológicas

Otra de las características de la personalidad que debemos tener en cuenta es el papel que juegan la biología, la herencia y la genética, ya que estos factores son determinantes a la hora de construir la personalidad. La personalidad no se determina únicamente por la genética, pero sí que es un factor que influye en grandes mesuras. Por ello, debemos conocer el término temperamento, que se refiere a los estilos de comportamiento y a las relaciones emocionales que aparecen desde la infancia, pues resulta que el temperamento de las personas es debido a las influencias biológicas.

11. Personalidad y experiencia

La personalidad se va desarrollando a medida que pasa el tiempo. Por esta razón, las experiencias que se van viviendo, sobretodo en la infancia, son determinantes en la construcción de la personalidad. Así pues, cada persona vive experiencias distintas y las afronta de formas distintas, por lo que las experiencias permiten que las personas se desarrollen hacia su propia personalidad.

12. Personalidad y construcción social

Cuando nos proponemos a definir a una persona en función de su personalidad, aunque esta sea un concepto interno, nos disponemos a describirla desde una perspectiva exterior, es decir, por lo que la persona nos muestra con sus actitudes y comportamientos. Además, la personalidad nos permite entrar en una dimensión interpersonal y relacionarnos con las otras personas, ya que según tu personalidad puedes tener más o menos afinidad con determinadas personalidades de las demás personas. Gracias a una afinidad entre personalidades, podemos compartir inquietudes, logros, gustos, entre otros, con todas aquellas personas de nuestro alrededor con las que se demuestra tal afinidad.

13. Personalidad abstracta

Otra característica de la personalidad es el hecho de ser un concepto abstracto. El concepto de personalidad es difícil de definir y de delimitar ya que es algo abstracto, que no podemos ver ni tocar, simplemente podemos deducir cómo es la personalidad de cada individuo en función de la observación de sus conductas y actitudes cuando responde a distintos estímulos y situaciones.

14. Personalidad mesurable

La personalidad también se caracteriza por ser mesurable, es decir, existen distintos instrumentos que pueden evaluar la personalidad, los rasgos de personalidad y las características de una persona. Habitualmente, la personalidad se suele evaluar en entrevistas de trabajo para saber si la persona candidata es apta o no para el trabajo (mediante preguntas, test…), también se evalúa para determinar si una persona padece algún tipo de trastorno de personalidad, entre otros. Si quieres evaluar tus rasgos de personalidad puedes realizar este test de personalidad.

15. Personalidad basada en cinco dimensiones

Uno de los instrumentos más prestigiosos y usados para evaluar la personalidad es el llamado NEO-PI-R. Este instrumento de evaluación comprende cinco grandes dimensiones que determinan la personalidad de los individuos y se ha convertido en una de las evaluaciones de la personalidad más sustentada y utilizada por la mayoría de los especialistas. Este test de personalidad está basado en el modelo de cinco factores, los cuales se explican a continuación:

  • Neuroticismo. La primera dimensión a tener en cuenta nos permite observar la tendencia del individuo a experimentar sentimientos y emociones negativas, entre los cuales encontramos la melancolía, la vergüenza, la ira, la culpabilidad, la repugnancia, entre otros.
  • Extraversión. Las personas extrovertidas son personas sociables, a las que les gusta la excitación y la estimulación, tienden a mostrarse alegres, son animosas, enérgicas, optimistas, etcétera.
  • Apertura. La tercera dimensión hace referencia a características de las personas tales como la búsqueda de sensaciones y búsqueda de nuevas experiencias.
  • Amabilidad. En cuarto lugar, encontramos la dimensión de la personalidad, que nos permite observar las tendencias interpersonales de los individuos. Esta dimensión pretende evaluar aspectos como el altruismo, la simpatía con los demás, la predisposición a ayudar a los demás, entre otros.
  • Responsabilidad. Finalmente, encontramos la dimensión de la personalidad que trata de evaluar si el individuo es voluntarioso, decidido, si tiene voluntad de logro, entre otros.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a 15 características de la personalidad, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Bibliografía
  • Costa, P. T, y McCrae, R. R. (s.f.). NEO PI-R. Inventario de Personalidad Neo - Revisado.
  • Cloninger, S.C. (2002). Teorías de la personalidad. 3ª Edición. Pearson: Prentice Hall.

Escribir comentario sobre 15 características de la personalidad

¿Qué te ha parecido el artículo?

15 características de la personalidad
15 características de la personalidad

Volver arriba