Compartir

Cómo prevenir la violencia de género

 
Por Irene Alabau. 6 agosto 2019
Cómo prevenir la violencia de género

La violencia de género es una lacra social que persiste pese a que en los últimos años parece que haya aumentado la visibilización y conciencia sobre esta en la población. Además, resulta alarmante el hecho de que entre la gente joven se encuentre normalizada y aumenten cada vez más los casos relacionados con este tipo de violencia en esta franja de edad. Por lo tanto, resulta imprescindible la prevención de la violencia de género desde todos los sectores de la población.

En este artículo de Psicología-Online sobre cómo prevenir la violencia de género abordamos las claves de la prevención de esta violencia.

Qué es la violencia de género

De acuerdo con la definición de las Naciones Unidas, la violencia de género se conceptualiza como:

Todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada.

La violencia de género es, por lo tanto, la violencia contra la mujer por el simple hecho de ser mujer. Además, no se limita al contexto de las relaciones de pareja, si no que se da en diferentes ámbitos de la vida, como el político, social, laboral, etc.

Tipos de violencia de género

Esta violencia se trata de un fenómeno complejo que engloba los siguientes tipos de violencia:

  • Violencia física: el tipo de violencia más visible y consiste en toda acción que provoca daño o sufrimiento a través de la agresión física.
  • Violencia psicológica: es una violencia más difícil de identificar, ya que no resulta tan evidente como la física. Incluye humillaciones, amenazas, coacciones, manipulación, culpabilización y también control y limitación.
  • Violencia sexual: cualquier limitación o imposición sobre la sexualidad, así como hacer uso de la fuerza o coacción para que realice cualquier acto de tipo sexual contra su voluntad. Por lo tanto, en esta violencia se incluyen, además de las violaciones, los tocamientos indeseados, el acoso sexual, la trata de mujeres o la mutilación genital femenina entre otras.
  • Violencia económica: privación de recursos económicos a la mujer o discriminación en la disposición de los recursos compartidos dentro del ámbito de la familia. También se considera violencia económica que el agresor impida entrar al mercado laboral a la mujer, obligándola a depender económicamente de él.
  • Violencia patrimonial: destrucción o daño de objetos y bienes de la víctima con el objetivo de causarle daño psicológico y/o ejercer dominación sobre ella.
  • Violencia simbólica: esta violencia es indirecta y opera a través de los roles y estereotipos de género, así mensajes e ideas que son interiorizados. Estos valores reproducen, naturalizan y mantienen la situación de discriminación y opresión de la mujer.
  • Violencia social: limitación y control con el objetivo de aislar socialmente a la víctima, alejándola de su círculo social cercano. También se incluye la humillación y ridiculización en contextos sociales.

Puedes ampliar esta información consultando el artículo Tipos de violencia de género: definición y sus características.

Cómo prevenir la violencia de género - Tipos de violencia de género

Causas de la violencia de género

Para abordar la prevención de la violencia de género, primero, explicaremos brevemente las causas de esta violencia.

La raíz de la violencia de género se encuentra la sociedad patriarcal, que es la estructura social, política y económica que se basa en la idea de superioridad y dominación de los hombres sobre las mujeres. Por lo tanto, la violencia machista es un mecanismo que busca reproducir y mantener el satus quo de las relaciones de poder de dominación masculina en la sociedad.

El mismo sistema patriarcal asigna atributos, roles y espacios en función de si eres hombre o mujer. En base a esta asignación, se produce una socialización diferenciada, en la que los mensajes y enseñanzas a hombres y mujeres son diferentes y se basan en los modelos de género predominantes en la sociedad. Esta socialización modela nuestra forma de comportarnos, de pensar y de sentir.

Cómo prevenir la violencia de género

La prevención de la violencia de género se basa en la necesidad de erradicar este tipo de violencia, buscando medidas y desarrollando acciones que eviten la aparición de la violencia de género. ¿Pero cómo podemos prevenir la violencia de género? En los siguientes apartados, se abordan claves para la prevención de esta violencia desde diferentes ámbitos o contextos.

Cómo prevenir la violencia de género desde la escuela

La clave para erradicar la violencia de género se encuentra en la socialización y educación basadas en la igualdad a lo largo de todo el ciclo vital de la persona, con especial incidencia en la infancia y adolescencia para que se desarrollen modelos basados en el respeto y la igualdad desde edades tempranas. Es por ello que las escuelas devienen uno de los agentes socializadores de vital importancia en la coeducación o educación en la igualdad de sexos.

  • Es necesario trabajar con el alumnado con una perspectiva transversal de género, no es suficiente únicamente sensibilizar y concienciar sobre esta problemática en fechas o días señalados como el 8 de Marzo o el 25 de Noviembre.
  • Con el alumnado, resulta imprescindible el análisis crítico y deconstrucción de los estereotipos y roles de género, adaptándose siempre a la edad de la clase, así como al desarrollo de habilidades para su detección, rechazo y construcción de identidad en base a otros modelos sanos e igualitarios.
  • Asimismo, para prevenir la violencia de género en adolescentes, es importante en la formación en las aulas cuanto a detección de señales e indicadores de esta violencia, para que el alumnado se constituya como un elemento de prevención y eliminación de la violencia de género tanto dentro como fuera del aula.
  • Por otro lado, fomentar la educación emocional desde las escuelas con el objetivo de promover el desarrollo valores prosociales como la empatía, así como la resolución no violenta de conflictos desde la infancia también facilita la prevención de género.
  • No solo el alumnado, si no todo el centro educativo de forma integral debe estar implicado en la lucha y la prevención de esta violencia. La propia escuela debe ser un ejemplo de promoción de la igualdad y lucha en contra de esta violencia, por lo que es imprescindible la formación del personal docente como referentes positivos en materia de género. Tanto profesorado como personal educativo deben sensibilizarse y concienciarse en igualdad de género, revisar sus propias actitudes y creencias y desarrollar herramientas de abordaje y prevención de la violencia de género entre el alumnado. Esta formación favorece la detección temprana de casos de violencia, la prevención de esta en el aula y la promoción de valores de respeto e igualdad, así como la aplicación efectiva de un protocolo de actuación ante situaciones de violencia de género en el centro.
  • Finalmente, es importante la revisión de materiales educativos de la escuela (libros, canciones, películas, etc.) para detectar si fomentan estereotipos y roles sexistas, al igual que la generación de nuevos materiales con perspectiva de género y que promocionen la igualdad.

En el siguiente artículo, abordamos con más detalle el tema de Los adolescentes y la violencia de género.

Cómo prevenir la violencia de género desde la familia

Otro de los agentes socializadores más importantes en la infancia es la familia. Es por ello que también es imprescindible la transmisión de valores de igualdad y modelos positivos desde el seno familiar.

  • Desde la familia, también es importante que las personas adultas realicen un ejercicio de reflexión crítica y revisión de las actitudes y pautas de educación y crianza respecto a la igualdad de género en casa.
  • Asimismo, es necesario transmitir modelos de relación basados en el respeto y la igualdad y dar ejemplo de este tipo de dinámica de relación.
  • En el caso de una pareja, se debe mostrar que la crianza y el funcionamiento doméstico es responsabilidad de ambos o ambas y las tareas son repartidas de forma igualitaria.
  • Por otro lado, se debe prestar atención y poner esfuerzo en no reforzar roles y estereotipos sexistas en casa, tanto en la pareja como en la crianza, promocionando modelos positivos de mujeres y hombres que no se basen en la masculinidad y feminidad hegemónica, así como fomentar modelos de relación de pareja sanos y no basados en mitos del amor romántico, ya que favorecen relaciones de dependencia, control y sacrificio extremo por la pareja afectiva.
  • La educación entre hermanas y hermanos no debe diferir en base al sexo, así como las tareas de casa que se les asigna.
  • Igualmente, la comunicación y la confianza son unas de las bases de la educación, por lo que es importante hablar sobre la violencia de género en casa, así como crear un ambiente de confianza para que hijos o hijas expresen cualquier duda o pregunta sobre este tema.
  • Desde casa es importante potenciar la empatía, el respeto y la igualdad de manera genérica, así como fortalecer la autoestima de hijos e hijas.
  • Finalmente, para favorecer un ambiente de tolerancia cero a la violencia, debe prevalecer un modelo de resolución de conflictos pacífica para que desde la infancia sea interiorizado como referente y protocolo de actuación ante cualquier conflicto al observarlo y ponerlo en práctica en casa.
Cómo prevenir la violencia de género - Cómo prevenir la violencia de género desde la familia

Cómo prevenir la violencia de género desde otros contextos

A parte del ámbito escolar y familiar, resulta de vital importancia implicar al resto de la población y trabajar desde todos los sectores de la sociedad para prevenir la violencia de género.

  • Es una condición básica para este objetivo un estudio profundo acerca de la violencia de género, las raíces de estas y los mecanismos a través de los que opera, ya que para poder prevenir de manera efectiva cualquier fenómeno, es necesario conocerlo globalmente. Este conocimiento permitirá el desarrollo de acciones de prevención basadas en la teoría y específicamente dirigidas a la problemática de la violencia de género.
  • Por otro lado, el resto de la sociedad debe estar informada acerca de qué es esta violencia y qué tipos de violencia engloba. Asimismo, hay que educar en la idea de que esta violencia no solo ocurre en el ámbito de la pareja, si no en otros muchos. De esta manera, mediante la información y conocimiento se favorece la detección temprana de casos de violencia y la implicación desde todos los sectores, convirtiéndose también la población general en agente activo contra esta violencia.
  • Las campañas de prevención y sensibilización deben poner el foco de la responsabilidad en el agresor y no la víctima, reforzar la idea de responsabilidad por parte del resto de la sociedad y subrayar la importancia en la implicación y actuación de la población en cuanto a la prevención de esta violencia.
  • Desde los medios de comunicación, ocio y cultura no se deben promover roles, estereotipos de género ni mensajes sexistas, si no mostrar modelos alternativos que sirvan de referente, especialmente, para la infancia y juventud.
  • Asimismo, hay que acabar con la permisividad y tolerancia de la sociedad con ciertas formas de la violencia de género, como representaciones estereotipadas de mujeres, imágenes de la mujer como objeto sexual, chistes que humillan a las mujeres, etc. Para ello, toda la sociedad ha de estar concienciada y comprometida con la lucha contra la violencia de género.
  • Es imprescindible la promoción de leyes y medidas políticas efectivas en cuanto a violencia de género y una aplicación real de las mismas. Es necesario que las personas pertenecientes al ámbito político y judicial tengan conocimientos específicos en materia de la violencia de género para garantizar la efectividad de las medidas políticas y las leyes.
  • A parte del ámbito jurídico y político, es importante la formación de género en el trabajo en general y, sobre todo, desde los sectores sociales y de sanidad.
  • Finalmente, hay que comprometer activamente a hombres y niños en la conciencia, participación y lucha contra la violencia de género. Este compromiso incluye la no tolerancia social ante cualquier tipo de violencia contra la mujer. Y, por otro lado, empoderar a las mujeres, como sujetos activos, con voz y con poder de decisión en el enfoque contra la violencia de género.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo prevenir la violencia de género, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Bibliografía
  • Alonso Hernández, C., Cacho Sáez, R., González Ramos, I., Herrera Álvarez, E., & Ramírez García, J. (2016). Guía de buen trato y prevención de la violencia de género protocolo de actuación en el ámbito educativo. Colección Plan de Igualdad, (11), 1-158.
  • Naciones Unidas (1993), Informe del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer.
  • Pérez, J.M.; Montalvo, A. (2010). Violencia de género: análisis y aproximación a sus causas y consecuencias. Violencia de género: prevención, detección y atención. Editorial Grupo.

Escribir comentario sobre Cómo prevenir la violencia de género

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo prevenir la violencia de género
1 de 3
Cómo prevenir la violencia de género

Volver arriba