Compartir

Cómo sanar mi relación conmigo mismo

Cómo sanar mi relación conmigo mismo

Muchas veces, nosotros mismos podemos convertirnos en nuestros peores enemigos. Los discursos auto-destructivos pueden condicionar nuestra vida y hacer que, al final, no nos atrevamos a ser felices. Es importante tener una buena relación con uno mismo, quererse, cuidarse y, sobre todo, respetarse. Pero muchas veces no sabemos cómo sanar esta relación y poder recomenzar de cero con el objetivo de querernos más. Por este motivo, en Psicología-Online vamos a darte una serie de consejos que responderán a tu pregunta de "¿Cómo sanar la relación conmigo mismo?". Empieza a apostar por ti y verás cómo la vida te sonríe.

También te puede interesar: ¿Cómo sanar una relación tóxica?

Aprende a quererte para sanar la relación contigo mismo

Para poder sanar la relación contigo mismo lo primero que tienes que hacer es quererte. Tienes que dejar atrás tu juicio constante o tu valoración negativa sobre ti mismo. Está claro que hay aspectos de ti que no terminan de gustarte, a todo el mundo le sucede. Pero también hay cosas que seguro que sí que te gustan, por tanto, céntrate en ellas, poténcialas y sácales todo su jugo.

Es importante que no te auto-destruyas. Que no seas la persona que más daño se haga. Por eso, es esencial que empieces a hacer las paces contigo mismo. No eres perfecto. Y no pasa absolutamente nada. Nadie lo es. Por ello, deja de martirizarte por no tener ese cuerpo espectacular o por no saber tanto como otras personas. Tú eres tú y tienes cosas buenas y cosas malas. Aprende a perdonarte por todo aquello en lo que no eres bueno y quiérete por todo aquello en lo que sí que eres bueno.

Tienes que empezar a crear un vínculo positivo hacia ti mismo. Crear lazos de amor que te valoren y te respeten. Si no lo haces tú ¿quién crees que lo hará? Todo empieza en ti así que deja atrás tu autoexigencia y empieza a perdonarte y a quererte.

Aprende a quererte para sanar la relación contigo mismo

Prácticas a evitar si quieres quererte más

Si quieres aprender a sanar la relación contigo mismo es esencial que empieces a hacer algunos cambios de mentalidad que son básicos. Tienes que dejar atrás tu negatividad y empezar a verte a ti y a la vida con mejores ojos. Como hemos dicho, lo que resulta esencial es que te conviertas en tu peor enemigo pues, si no te quieres, es normal que te abandones.

Suele ser muy habitual que las personas con baja autoestima y sin amor propio terminen en relaciones tóxicas y destructivas. Al no encontrar el amor en ellas mismas, suelen buscarlo de forma externa. Pero la demanda de amor y aprecio es tal que, al final, desarrollan sentimientos negativos como celos, desconfianza, posesividad, etcétera. No puedes pretender buscar afuera lo que no estás cultivando en tu interior. Por eso, si quieres tener una relación más positiva contigo mismo te recomendamos que evites lo siguiente:

  • No busques la aceptación constante de los demás: no tienes por qué gustar a nadie, solo tienes que gustarte a ti. Habrá cosas de ti positivas y otras que no terminen de convencerte, por ello, tendrás que trabajar para mejorar como persona y, así, gestionar tu crecimiento personal. Pero ello siempre tendrá que ser en base a tu propio juicio y tus valores, nunca a los de alguien externo.
  • No busques la felicidad fuera de ti: porque no está. La felicidad reside en ti, en la relación que tengas contigo mismo, en cómo te respetes y te cuides. Tienes que dedicar horas a cuidarte, a estar bien y alejarte de todo aquello que te perturbe o que te desestabilice. Todo empieza en ti y, a partir de tu bienestar, podrás cultivar relaciones positivas y saludables.
  • No seas tu propio juez: estar siempre juzgándote y criticándote no te aportará nada bueno. Es más, lo que conseguirá es anularte en tu propia vida y hacer que vivas en un segundo plano, en la sombre. Es esencial que te respetes y que te animes a salir de tu zona de confort. No pasa nada si te equivocas, el miedo no te conducirá a nada más que a frenarte e impedirte ser feliz.

El mindfulness y la meditación para sanar tu relación

Si sigues preguntándote "¿Cómo sanar mi relación conmigo mismo?" tienes que saber que cuidar de ti es esencial. Muchas veces, nos vemos inmersos en una espiral de estrés, ansiedad y rutina. Ello hace que, ni siquiera, tengas tiempo de pensar si eres feliz o si te gusta la vida que estás llevando. Pero es muy importante que vayas reflexionando sobre ello. Recuerda que solo hay una vida (al menos, que sepamos) y, por eso, vivirla de forma positiva y consciente es más que recomendable.

Pero sabemos que no siempre es fácil poder reconectar con nosotros mismos. Por eso, hoy en día existen prácticas como el "mindfulness" o la meditación que te ayudan a hacer un viaje interior y a sanar la relación contigo mismo. Y es que, cuando reconectas con tu esencia más auténtica, es cuando te percatas de cómo eres en realidad y de cómo es la vida. Una forma de vivir el presente y de dejar atrás el estrés y la ansiedad es lo que conseguirás con estas prácticas.

En este otro artículo te descubrimos las diferentes técnicas de meditación para principiantes con las que podrás relajarte y recuperar tu bienestar.

El mindfulness y la meditación para sanar tu relación

Sal de todo aquello que te perturba

Para poder mejorar la relación que tienes contigo mismo es importante que realices un trabajo personal e interior. Hacer las paces contigo mismo es el primer paso para perdonarte por tus errores y empezar a ver el lado bueno de ti mismo. Sin embargo, es cierto que vivimos en sociedad y que hay situaciones que pueden perturbarnos y desestabilizarnos. Por ello, resulta muy interesante aprender a detectar qué hay a nuestro alrededor que pueda alterarnos y, en cuanto lo sepamos, nos alejemos de ello.

Muchas veces podemos estar inmersos en relaciones tóxicas que nos desestabilicen y nos impidan estar bien con nosotros mismos. Pueden ser relaciones tanto de parejas, como de amigos, familiares, etcétera. Este tipo de relación se reconoce porque nos hace más mal que bien, nos puede llegar a afectar nuestro auto-concepto y hacer que se vea afectada nuestra estima personal.

Personas tóxicas en el trabajo

Esta toxicidad no solo se crea en el ámbito de relaciones personales sino que, también, es muy propio de los ámbitos laborales. En los trabajos puedes tropezarte con personas tóxicas que, por mucho que quieras, no puedes evitar. En estos casos, lo esencial es que te distancies lo máximo que puedas y que intentes mantener una relación meramente profesional con esa persona. En este otro artículo te contamos cómo tratar con personas tóxicas en el trabajo.

Aprender a detectar los focos de toxicidad es básico para que todo el trabajo que realicemos a nivel interno no se vea alterado por situaciones externas. Recuerda que tú eres dueño de tu vida y de la gente que forma parte de ella. Por eso, tú decidirás a quién le permites que entre en tu vida y a quién no. Y las personas tóxicas son las que tienen que salir fuera de esta ecuación.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo sanar mi relación conmigo mismo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Escribir comentario sobre Cómo sanar mi relación conmigo mismo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo sanar mi relación conmigo mismo
1 de 3
Cómo sanar mi relación conmigo mismo

Volver arriba