Terapia de pareja

Cómo superar los problemas en la pareja después de un aborto

 
Ana Díaz Azorín
Por Ana Díaz Azorín. Actualizado: 5 julio 2023
Cómo superar los problemas en la pareja después de un aborto

Interrumpir un embarazo, ya sea de manera natural o dirigida, es una experiencia traumática para muchas parejas. Puede ser una decisión difícil y emocionalmente intensa y requiere de una gran cantidad de apoyo emocional y físico. Cada persona y pareja es diferente y puede experimentar diferentes emociones y consecuencias psicológicas después de un aborto.

Es importante que las parejas que viven esta experiencia reciban el apoyo y el reconocimiento que necesitan. En este artículo de Psicología-Online, te explicamos las consecuencias psicológicas, físicas y emocionales tras un aborto y cómo superar los problemas en la pareja después de un aborto.

También te puede interesar: Cómo solucionar problemas de pareja
Índice
  1. Consecuencias psicológicas de un aborto en la pareja
  2. Consecuencias físicas de un aborto en la pareja
  3. Consecuencias emocionales de un aborto en la pareja
  4. Cómo superar un aborto en pareja

Consecuencias psicológicas de un aborto en la pareja

Hay que tener en cuenta que un aborto es un evento traumático y estresor en la vida de la mujer, independientemente de si ha sido provocado o no. Las consecuencias psicológicas hacen referencia a las secuelas mentales y/o emocionales que pueden surgir tras la realización de un aborto. Específicamente, las principales consecuencias psicológicas para una mujer que ha abortado son:

  • Sensación de culpa.
  • Mala respuesta de adaptación al estrés.
  • Trastornos del estado de ánimo, especialmente manifestaciones de ansiedad y/o depresión.
  • Emocionalidad intensa, como agresividad e irritabilidad.
  • Capacidad mermada para establecer vínculos duraderos y relaciones estables.
  • Aparición y/o agravamiento de trastornos de personalidad.
  • Pérdida del deseo sexual.
  • Manifestaciones clínicas de duelo patológico.

Cabe mencionar que algunas manifestaciones psiquiátricas en personas que han tenido un aborto provocado están asociadas a la naturaleza del mismo; pero, en otros casos, dichos síntomas se asocian a factores relacionados con la toma de la decisión, el vínculo afectivo con la pareja, la calidad de las relaciones familiares, el estado previo de salud mental, el ambiente que se genera alrededor del evento y la existencia de un proyecto de vida.

Así pues, los problemas en la pareja después de un aborto pueden ser significativos, ya que el aborto puede tener un gran impacto psicológico en la pareja. Algunas de las consecuencias psicológicas de un aborto en la pareja incluyen:

  • Dolor y sufrimiento emocional: el aborto puede ser una experiencia traumática y dolorosa para ambos miembros de la pareja. Pueden sentirse responsables, culpables o tristes por la interrupción del embarazo.
  • Cambios en la dinámica de la relación: el aborto puede afectar la dinámica de la relación de la pareja y cómo se comunican y se apoyan el uno al otro. Pueden surgir desacuerdos sobre cómo gestionar el aborto y cómo apoyarse mutuamente durante este difícil periodo de tiempo.
  • Ansiedad y estrés: el aborto puede causar ansiedad y estrés, debido a la incertidumbre y el miedo sobre el futuro, así como la responsabilidad y la carga emocional de la decisión.
  • Cambios en la sexualidad: el aborto puede afectar la sexualidad de la pareja y cómo se siente sobre el sexo y la intimidad después del aborto. Si te ocurre, puedes consultar este artículo sobre por qué me siento mal después de tener relaciones sexuales.
  • Sentimientos de aislamiento: es posible que la pareja se sienta aislada y sin apoyo debido a la falta de comprensión o el estigma social asociado con el aborto.

Los sentimientos después de un aborto voluntario incluyen gran parte de culpa, la cual se ve agravada inevitablemente por la atmósfera política que rodea al aborto en muchas sociedades. Sin embargo, independientemente de cuán firmemente crean que su decisión fue correcta, los padres en duelo se preocupan de ser criticados por otros por la decisión tomada.

De acuerdo con Major y sus colaboradores[1], un mes después de abortar se observa un balance positivo en la esfera emocional respecto a los primeros días. Sin embargo, las manifestaciones psicológicas suelen reaparecer espontáneamente al cabo de un año o en presencia de eventos existenciales críticos, como una nueva de gestación o un proceso de duelo relacionado con otra causa, no necesariamente vinculada con el evento primario.

Cómo superar los problemas en la pareja después de un aborto - Consecuencias psicológicas de un aborto en la pareja

Consecuencias físicas de un aborto en la pareja

El aborto es un procedimiento de alto impacto para la salud física, ya que puede conllevar complicaciones inmediatas o a largo plazo. Las consecuencias físicas del aborto se pueden definir como aquellos efectos producidos a nivel orgánico como resultado de la realización de un aborto, bien sea espontáneo o provocado. Entre las consecuencias físicas del aborto se encuentran:

  • Dolor abdominal: es posible que la persona que ha abortado experimente dolor abdominal durante el procedimiento médico y en los días posteriores a la intervención.
  • Sangrado vaginal: también es común experimentar sangrado vaginal durante y después del aborto.
  • Fiebre y escalofríos: algunas mujeres pueden experimentar fiebre y escalofríos después del aborto.
  • Náuseas y vómitos: las mujeres que han abortado pueden experimentar náuseas y vómitos después de la intervención
  • Cansancio: es posible que después del procedimiento la mujer se sienta agotada y necesite descansar durante los días posteriores.

Las consecuencias físicas del aborto en la pareja son generalmente menores y suelen ser temporales, por lo que deberían desaparecer en unos pocos días. De todas formas, es importante recordar que cada persona es diferente y puede experimentar diferentes síntomas y reacciones físicas después de un aborto. Si los síntomas persisten o empeoran, es importante hablar con un profesional de la salud. Especialmente, las consecuencias físicas de un aborto en la pareja son:

  • Hemorragias anormales.
  • Infección localizada y, en casos graves, septicemia,
  • Dolor relacionado con el coito de manera recurrente.
  • Alteraciones de la fertilidad, como dificultades para la concepción e infertilidad.
Cómo superar los problemas en la pareja después de un aborto - Consecuencias físicas de un aborto en la pareja

Consecuencias emocionales de un aborto en la pareja

El aborto puede ser una experiencia traumática para la pareja a causa de la pérdida del embarazo y la difícil decisión que hay que tomar al realizarlo. A continuación, destacaremos las principales factores que influyen en las consecuencias emocionales de un aborto en la pareja.

El deseo de tenerlo

El factor crítico es el deseo, no la edad gestacional. El aborto electivo de un embarazo no deseado, aunque a menudo va acompañado de cierta tristeza, rara vez provoca un trauma psicológico a largo plazo[2]. La reacción suele estar en el reino de la fantasía: "Me pregunto cómo se vería el bebé". Para estos casos, en este artículo, te mostramos cómo gestionar la tristeza.

Por el contrario, varios estudios sugieren que la pérdida de un embarazo deseado, independientemente de la edad gestacional, se vive más como un duelo por muerte perinatal que como un aborto electivo.

Tardanza del procedimiento

A menudo, problemas en la pareja después de un aborto se deben a que planifican con anticipación un bebé, tal vez programando la concepción y el nacimiento para que encajen en el contexto de vida familiar. Gran parte de las consecuencias emocionales en la pareja son causadas por la tardanza del procedimiento y por la negación en esta etapa, tanto de la vida como del fallecimiento del feto.

Además, la pérdida de un embarazo puede ser particularmente difícil para las parejas mayores, o para aquellas que han experimentado infertilidad o pérdida del embarazo previamente. Sin embargo, a diferencia de otras pérdidas de embarazo, los abortos genéticos son especialmente conmovedores porque los padres toman la decisión de no continuar con el embarazo. Los sentimientos de culpa y remordimiento son comunes después de un aborto, así como la tristeza y la depresión.

Vínculo fisiológico y emocional con el bebé

El vínculo crece a medida que avanza el embarazo. Mientras que los padres pueden no involucrarse emocionalmente hasta más tarde, las madres experimentan cambios fisiológicos en sus cuerpos casi de inmediato. La implicación emocional se ve acelerada por los avances tecnológicos recientes que hacen posible la detección temprana del embarazo, a menudo antes de la primera menstrual.

La ecografía también tiene un papel importante en el dolor emocional de la pareja. Las imágenes visuales de la anatomía y del movimiento del feto sirven para enriquecer y elaborar las imágenes mentales preexistentes de la madre sobre el feto. De hecho, es muy frecuente conservar una copia de una ecografía como “la primera imagen del bebé”.

Psicológicamente, la percepción de la actividad fetal de la madre es lo que hace que su pérdida provoque un elevado malestar emocional.

Edad avanzada de los padres o infertilidad previa

Un factor importante en cuanto a las consecuencias emocionales de un aborto en la pareja es la edad avanzada de los padres y la infertilidad previa o la pérdida del embarazo anterior, las cuales aumentan la inversión en el embarazo actual y agudizan el duelo por su pérdida. En este artículo encontrarás más información sobre el embarazo después de un aborto: probabilidades, síntomas y cuidados.

Entonces, paradójicamente, la atención enfocada en el embarazo temprano por los procedimientos de diagnóstico brinda una conciencia más íntima del feto como un ser separado, resalta las esperanzas y temores de los padres y mejora el vínculo. El bebé, que no nacerá, o no nacerá con vida, se considera irreemplazable, independientemente de la edad gestacional, y se lamenta profundamente su muerte.

Anomalías genéticas del bebé

Para las parejas en riesgo de tener un hijo con anomalías cromosómicas, las otras opciones disponibles pueden ser aún más complicadas: tener un hijo con dificultades de gran calado que afectan a la calidad de su vida. Significativamente, no hay evidencia de que las parejas que han experimentado la confusión asociada con dicho aborto se arrepientan de su decisión. La mayoría enfatiza que para ellos fue la decisión correcta.

Los padres pueden culparse irracionalmente por la condición genética que causó la anomalía del bebé. Lieff Benderly[3]señaló que la pareja siente que ha hecho todo lo posible para tener un bebé sano, incluso dando el paso socialmente responsable del diagnóstico prenatal para garantizar la salud del niño. Sin embargo, "a sus propios ojos pueden cargar con una profunda culpa, viéndose a sí mismos como el problema”.

Además, son conscientes de que es posible un resultado similar en futuros embarazos. Como afirmaron Blumberg, Golbus y Hanson[4], el aborto en tales circunstancias sacude los cimientos de la autoestima, porque esta depende en parte de la fe inconsciente en "la capacidad de crear una familia saludable".

Una mujer entrevistada en tal estudio, madre de un niño sano que en su segundo embarazo tuvo un aborto después de un diagnóstico de síndrome de Down, afirmó lo siguiente: "Te sacude la imagen que tienes de ti misma como una buena madre. Necesitaba tener gente para confirmar que fui una buena madre".

Historia personal de los padres

Los problemas en la pareja después de un aborto pueden verse incrementados por la culpa de haber perdido al bebé y por la historia personal de los padres. Las mujeres que previamente han tenido un aborto electivo pueden sentir que están siendo castigadas. Las mujeres que fueron hijas no deseadas o abusadas pueden sentir que son padres abusivos porque decidieron terminar.

Estos problemas pueden resurgir potencialmente de maneras muy poderosas y complicar el duelo. Este proceso se vuelve más intenso y dura más de lo que la mayoría de la gente anticipa. Su duración sorprende a muchos padres y aumenta su sensación de aislamiento. La familia y los amigos, incluso los esposos, tienden a brindar apoyo al principio, pero después de aproximadamente un mes esperan que la mujer deje atrás la experiencia y siga adelante.

Cómo superar los problemas en la pareja después de un aborto - Consecuencias emocionales de un aborto en la pareja

Cómo superar un aborto en pareja

Los eventos estresantes de la vida pueden afectar la satisfacción y estabilidad de la relación. Las investigaciones han demostrado que los abortos pueden ser estresantes, tanto para las mujeres como para los hombres involucrados. Por lo tanto, sufrir un aborto puede considerarse un evento vital estresante que puede influir en la satisfacción de la relación y la disolución de la unión.

El aborto puede afectar la relación de la pareja de diferentes maneras. Algunas parejas pueden sentir que han superado la experiencia juntas y que su relación ha crecido y es más fuerte a raíz de ella. Otras parejas pueden tener dificultades para conectarse y comunicarse después del aborto.

1. Recibir la atención adecuada

¿Cómo superar un aborto provocado en pareja? Es importante seguir las indicaciones del médico. Es necesario que la mujer que se ha sometido a este procedimiento médico descanse y se relaje un tiempo. Si tu pareja ha abortado, intenta estar disponible para ayudarla y apoyarla con los calambres y el dolor, así como brindarle amor y apoyo.

Evita la desinformación y los grupos cargados de ideología que tratan de proporcionar información para imponer sus posiciones. Es importante recurrir a recursos basados en hechos cuyo objetivo sea informar, no asustar, y centrarse en información veraz para el cuidado de tu pareja.

2. Tomar medidas para prevenir futuros abortos

A la hora de superar un aborto en pareja, es importante tomar medidas para prevenir futuros abortos. Habla con tu pareja acerca de los anticonceptivos. El aborto es un procedimiento difícil que puede ser costoso, por lo que, en primer lugar, es mejor evitar concebir un feto no deseado.

Hay muchas opciones para prevenir un embarazo no deseado. Investígalas y discútelas para encontrar lo que mejor se adapte a vosotros. Puede ser útil usar más de un método a la vez, por ejemplo, píldoras anticonceptivas y preservativos, en caso de que uno de ellos falle.

3. Prestar atención a vuestros sentimientos

Tómate el tiempo que necesites para procesar tus sentimientos. Algunas personas tienen dificultades para lidiar con el aborto, mientras que otras lo aceptan. Es normal sentirse aliviado, triste, decepcionado, incómodo o nada en particular. Si estás lidiando con emociones difíciles, date tiempo para superarlas. En este artículo verás cómo manejar positivamente las emociones y sentimientos.

Si tiene dificultades, ayuda a tu pareja con sus propios sentimientos. Algunas personas ven el aborto como un simple procedimiento médico, mientras otras lo ven como la pérdida de una vida importante. Así pues, escucha y da cabida a los sentimientos de tu pareja, sean los que sean.

4. Hablar abiertamente sobre el aborto

Pregúntale a tu pareja si le gustaría hablar sobre lo que pasó. Es posible que quiera que la escuchen, que se sienta incómoda o que no tenga sentimientos intensos sobre la situación. Hazle saber que estás ahí para lo que necesite. Valida sus sentimientos y demuestra que te importa. Si no te sientes capaz de apoyar emocionalmente a tu pareja en este momento, anímale a comunicarse con sus familiares u otros seres queridos cercanos para hablar.

Para poder solucionar los problemas en la pareja después de un aborto, es necesario hablar de ello. Si recientemente ha habido tensión en vuestra relación, es posible que un problema, como un embarazo inesperado, solo lo resalte. Si queréis continuar con vuestra relación, es necesario hablarlo tranquilamente.

Ante la duda de cómo superar un aborto provocado en pareja, es imprescindible ser amable con tu pareja y contigo mismo. Es posible que ambos hayáis estado angustiados por el embarazo y el procedimiento. Ninguno de vosotros necesita sentirse mejor de inmediato, ni debéis ser demasiado duros con vosotros mismos o con los demás.

5. Dar un lugar a la pérdida

El duelo es independiente de la etapa gestacional. Si el embarazo es deseado, el vínculo comienza incluso antes de la concepción. Paradójicamente, un factor que facilita la curación es el vínculo de los padres con el bebé, es decir, la percepción de que la pérdida es de un hijo o una hija es real.

A la hora de superar un aborto provocado en pareja, debéis aceptar plenamente la realidad del bebé no nacido y propiciar que vuestros amigos y familiares hagan lo mismo. Incluso puede resultar reparador pedir a las personas que estaban haciendo cosas para el bebé que las terminen. Es una manera de dar un lugar al hijo no nacido y al dolor que se siente tras su pérdida.

Los padres que no han tenido la oportunidad durante el aborto de ver y sostener al bebé y que no tienen recuerdos de él, como una fotografía, pueden tener más dificultades para aferrarse y dejarlo ir.

6. Realizar rituales de despedida

Nuestra sociedad no tiene rituales, como bautizos o funerales, para los bebés que mueren en el útero o poco tiempo después del nacimiento. Puede ser beneficioso para la pareja en duelo improvisar rituales. Por ejemplo, poner un nombre al hijo fallecido y celebrar un entierro simbólico. De esta manera, la pérdida se materializa.

Otro posible ritual es incinerar los restos del bebé y darles sepultura. Pensar en “mi Sara” al recordar al bebé es una manera de despedirse.

7. Ser consciente de cómo afecta a la sexualidad

Ante la duda de cómo superar un aborto provocado en pareja, otra parte importante a tener en cuenta para volver a la normalidad es la vida sexual. Las consecuencias psicológicas, físicas y emocionales de un aborto pueden afectar al libido y a la forma en que se experimentan las relaciones sexuales.

Es posible que no te sientas preparada para tener relaciones sexuales durante un tiempo después del procedimiento médico. Puede que sangres o te sientas incómoda durante algún tiempo. Incluso después de que los efectos físicos hayan desaparecido, es posible que no estés emocionalmente preparada para volver a tener relaciones sexuales.

Por estos motivos, es muy importante esperar el tiempo necesario y ser consciente de que te sentirás diferente cuando estés preparada para volver a mantener relaciones sexuales. Si es necesario, evita tener relaciones sexuales durante un par de semanas después del aborto, o al menos hasta que deje de sangrar.

No te apresures si no te sientes preparado/a física o psicológicamente. Si tu cuerpo todavía no se siente cómodo al tener relaciones sexuales, entonces está bien esperar.

Cómo superar los problemas en la pareja después de un aborto - Cómo superar un aborto en pareja

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo superar los problemas en la pareja después de un aborto, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Terapia de pareja.

Referencias
  1. Major, B., Appelbaum, M., Beckman, L., Dutton, M. A., Russo, N. F., & West, C. (2009). Abortion and mental health: Evaluating the evidence. American Psychologist, 64(9), 863.
  2. Benderly, B. L. (1984). Thinking about abortion. Dial Press.
  3. Blumberg, B. D., Golbus, M. S., & Hanson, K. H. (1975). The psychological sequelae of abortion performed for a genetic indication. American Journal of Obstetrics and Gynecology, 122(7), 799-808.
  4. Luker, K. (1977). Contraceptive risk taking and abortion: Results and implications of a San Francisco Bay Area study. Studies in Family Planning, 8(8), 190-196.
Bibliografía
  • Charles, V. E., Polis, C. B., Sridhara, S. K., & Blum, R. W. (2008). Abortion and long-term mental health outcomes: a systematic review of the evidence. Contraception, 78(6), 436-450.
  • Hajek, K. (2021). The Interplay of Having an Abortion, Relationship Satisfaction, and Union Dissolution. Comparative Population Studies, 46.
  • Kolker, A., & Burke, B. M. (1993). Grieving the wanted child: ramifications of abortion after prenatal diagnosis of abnormality. Health Care for Women International, 14(6), 513-526.
  • Rincón, D. E. P., Herrera, D. M. R., Pineda, P. V., & Cárdenas, J. A. R. (2015). El aborto en adolescentes, factores de riesgo y consecuencias: revisión de literatura. Salud Areandina, 4(1).
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 5
Cómo superar los problemas en la pareja después de un aborto