Compartir

Crisis de ansiedad: síntomas y tratamiento

Crisis de ansiedad: síntomas y tratamiento

Una crisis de ansiedad o ataque de pánico es un episodio intenso de ansiedad que suele ir acompañado de miedo. Sientes cómo tu corazón se acelera, no puedes respirar, sientes que te estás volviendo loco o incluso que puedes llegar a morir. Si no se tratan, los ataques de pánico pueden llegar a desarrollar un trastorno de pánico e interferir en la vida de la persona evitando determinadas situaciones de su vida diaria. Con un tratamiento adecuado, las crisis de ansiedad se pueden reducir o eliminar. En este artículo de Psicología-Online, te explicamos las crisis de ansiedad, sus síntomas y tratamiento.

Crisis de ansiedad: causas

Una crisis de ansiedad es un episodio intenso de miedo que se caracteriza por ser inesperado, fatigante e incapacitante. Suele aparecer de repente. En ocasiones, no hay un desencadenante claro del ataque, puede ocurrir en cualquier momento, cuando haces deporte, mientras estás viajando...

Una crisis de ansiedad puede ser un episodio aislado, pero frecuentemente muchas personas experimentan episodios en varias ocasiones. Normalmente, los ataques de pánico repetidos se desencadenan por un estímulo específico, como entrar en un ascensor, además si ese estímulo ya ha causado una crisis de ansiedad en otro momento, la probabilidad es mayor. Generalmente, una crisis de ansiedad se da cuando la persona persona siente miedo y no encuentra el modo de evitar la situación temida.

Las crisis de ansiedad pueden darse como algo independiente o puede que esas crisis de ansiedad ocurran como parte de otro trastorno como la depresión, fobia social... Tanto si el ataque de ansiedad se da de forma independiente como si se da en el contexto de un trastorno, es tratable.

Crisis de ansiedad: síntomas y tratamiento - Crisis de ansiedad: causas

Síntomas comunes del ataque de ansiedad

Una crisis de ansiedad puede presentar gran variedad de síntomas, ya que cada persona es diferente, pero algunos síntomas generales son:

  • Falta de aliento o hiperventilación.
  • Taquicardia.
  • Dolor o malestar en el pecho.
  • Temblor.
  • Sensación de asfixia o falta de aire.
  • Sudoración.
  • Náuseas o malestar estomacal.
  • Sentirse mareado.
  • Sensaciones de entumecimiento y hormigueo.
  • Flashes fríos o calientes.
  • Temor a perder el control, a morir...

La crisis de ansiedad puede aparecer en cualquier momento: mientras conduces, estudias, practicas deporte…

Se deben diferenciar los síntomas físicos de un ataque de ansiedad de aquellos síntomas físicos cuyo origen es una patología física.

Muchos de los síntomas de una crisis de ansiedad son físicos y en muchos casos los síntomas son tan intensos que la persona piensa que le está dando un ataque al corazón, debido a la similitud de los síntomas. Mucha gente que tiene crisis de ansiedad acude al médico en repetidas ocasiones porque creen que tienen síntomas de origen médico. Algo fundamental es descartar las posibles causas físicas de síntomas como taquicardias, malestar en el pecho o fallos en la respiración...

Crisis de ansiedad: tratamiento

Los ataques de pánico se pueden tratar satisfactoriamente. Principalmente, hay dos tipos de tratamiento para los ataques de ansiedad:

Psicoterapia

  • Terapia cognitivo-conductual: generalmente, se considera el tratamiento más efectivo para crisis de ansiedad y otros trastornos relacionados. La terapia cognitivo-conductual se centra en aquellos pensamientos y comportamientos que sustentan o desencadenan los ataques de pánico. Ayuda a la persona a mirar a sus miedos de una forma más realista.
  • Terapia de exposición: en esta terapia, la persona se expone a los síntomas físicos característicos de sus crisis de ansiedad en un entorno "artificial", que se considera adecuado para la práctica. De esta forma, puede aprender modos eficaces de afrontar los síntomas. Se le pide que hiperventile, detenga la respiración y otro tipo de ejercicios. De esta forma, se provocan síntomas similares de la crisis de ansiedad dentro de un contexto seguro. Las exposiciones permiten a la persona llegar a sentir menos miedo ante estas sensaciones y tener un mayor control sobre ellas.

Medicación

La medicación se puede usar temporalmente para reducir los síntomas cuando estos son muy graves. Hay que tener en cuenta que no soluciona el problema. La medicación puede ser de ayuda en casos con sintomatología más incapacitante, aunque se recomienda como tratamiento complementario y no como único tratamiento. Es más efectiva cuando se combina con terapia psicológica y con cambios de conducta de la persona.

Los psicofármacos para las crisis de ansiedad incluyen:

  • Antidepresivos: sus efectos comienzan a notarse después de tomarlos durante varias semanas, por lo que deben tomarse continuamente y no solo cuando se da la crisis de ansiedad.
  • Benzodiazepinas: son ansiolíticos que actúan rápidamente (30 minutos- 1 hora). Tomarlas durante una crisis de ansiedad produce una remisión rápida de los síntomas. Debemos tener en cuenta que las benzodiazepinas pueden provocar adicción y presentan síntomas de retirada, por esto, se recomienda hacer un uso controlado.
Crisis de ansiedad: síntomas y tratamiento - Crisis de ansiedad: tratamiento

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Crisis de ansiedad: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Escribir comentario sobre Crisis de ansiedad: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Luis Salomón
¿Qué quiere decir "síntomas de retirada"?
Claudia Pradas Gallardo (Editor/a de Psicología-Online)
Hola Luis y disculpa por tardar en contestar, cuando hablamos de síntomas de retirada nos referimos a ansiedad y malestar generados por la retirada del mismo fármaco, ¡un saludo!

Crisis de ansiedad: síntomas y tratamiento
1 de 3
Crisis de ansiedad: síntomas y tratamiento

Volver arriba