Compartir

Diferencia entre egocentrismo y narcisismo

 
Por Gemma Adsuara Arrufat. Actualizado: 8 abril 2020
Diferencia entre egocentrismo y narcisismo

A lo largo de nuestra vida nos cruzamos con cientos o miles de personas con las cuales entablamos una relación más o menos duradera, ya sea de amistad, laboral o solo cordial. Sin embargo, estas relaciones parten de la base de las intenciones que tengan ambos individuos.

Hay muchas personas que tratan de crear una relación con otros individuos buscando un beneficio propio con el cual cubrir sus necesidades. Estas tienen en su mente la creencia de que son superiores al resto y que, por ello, son merecedoras de una mayor atención.

En este artículo de Psicología-Online os vamos a describir a estas personas y como, dependiendo de si se trata de un trastorno o, por el contrario, solo de un patrón de comportamiento, deberemos de clasificarlas como egocéntricas o narcisistas.

 

También te puede interesar: Trastornos de la personalidad: egocentrismo

Qué es el egocentrismo y qué es narcisismo

Tal y como encontramos en el diccionario de psicología Larousse, el término egocentrismo es la inclinación a referir toda la realidad a uno mismo con menosprecio de los intereses ajenos. Los comportamientos de las personas egocéntricas suelen ser rechazados por la sociedad, por lo que no es para nada raro comprobar como las personas con dicha personalidad han de cambiar un gran numero de veces de relaciones a consecuencia de su forma de ser.

El narcisismo se define como la devoción a la propia imagen. Este se trata de un trastorno de personalidad en sí, el trastorno de personalidad narcisista, no de un rasgo como tal y, se caracteriza por el propio egoísmo, donde las personas tienen en mente que todo se les está permitido. Las personas con dicho trastorno requieren hacia su persona un elevado grado de atención y admiración por el resto de individuos que les rodean. Carecen de empatía ya que no se preocupan en absoluto por las necesidades de los demás. Sin embargo, al igual que en el egocéntrico, poseen una autoestima frágil.

5 Diferencias entre egocentrismo y narcisismo

Las diferencias principales entre el egocentrismo y el narcisismo son las siguientes:

1. Trastorno vs. rasgo

Ambos conceptos hacen referencia a la personalidad. Sin embargo, mientras que el narcisismo es considerado un trastorno, concretamente un trastorno de personalidad, el egocentrismo es solo un rasgo de personalidad. Por tanto, el narcisismo sería una entidad psicopatológica, un tipo de personalidad disfuncional, mientras que el egocentrismo son ciertos comportamientos y actitudes que pueden conllevar ciertas consecuencias, pero que no constituyen un trastorno psicológico.

2. El narcisista es egocéntrico, pero no al revés

El narcisismo está compuesto por un patrón de comportamiento egocéntrico, pero la persona ha de cumplir otros criterios los cuales permitirán su diagnóstico como trastorno. Sin embargo, el comportamiento egocéntrico, puede ser desarrollado por cualquier persona, no poseedora de un trastorno, como parte su personalidad.

3. El narcisista necesita la atención de los demás

Una clara diferencia entre ambos tipos de comportamiento la encontramos en sus relaciones interpersonales. Mientras que un egocéntrico (como en el caso de una persona hipocondríaca) puede llegar a aislarse de la sociedad, evitando cualquier tipo de contacto, con el único propósito de protegerse a sí mismo y a su salud, la persona narcisista no puede apartarse de ellos, al contrario, va a solicitar mucha más atención ayudándose de su “enfermedad”.

4. El narcisista utiliza a los demás

Mientras que las personas egocéntricas se focalizan en ellas mismas, pero no tiene por qué utilizar a los demás, los narcisistas sí que se focalizan en los demás. Les interesa sacar provecho de ellos, por lo que suele haber manipulación y utilización por su parte.

5. El egocentrismo es normal en la infancia

El egocentrismo como rasgo, es decir, como forma de pensar y comportarse, es normal en los niños y niñas durante una etapa de su desarrollo. Esta fase de egocentrismo suele darse entre los 2 y 3 años de edad, cuando los niños y niñas todavía no han desarrollado el pensamiento empático. En esta etapa son muy frecuentes las rabietas. Más adelante, los infantes, mediante el lenguaje, aprenden a comprender el punto de vista de los demás, a ponerse en su lugar y a tenerles en cuenta.

Características y ejemplos de una persona egocéntrica

El egocentrismo de trata de una característica propia de aquellas personas con personalidades narcisistas, paranoicas y antisociales, puesto que llegan a desarrollar comportamientos agresivos, de orgullo y de desconfianza. A su vez, también se encuentra en personas hipocondríacas, las cuales abandonan toda relación interpersonal centrándose en sus propios e hipotéticos males. Existen una serie de rasgos y patrones comportamentales que definen a un egocéntrico:

  1. Imagen distorsionada de sí mismo. Se suele asociar a una persona egocéntrica con alguien poseedor de gran confianza en sí mismo, sin embargo, la realidad es justo lo contrario. Un egocéntrico usualmente suele ser bastante inseguro, pero actúan proyectando una elevada confianza hacia sí mismos de manera que persuaden a los demás para que piensen que sí que la poseen. A consecuencia de esta baja autoestima, intentan compensar esta carencia mediante la búsqueda del respeto y la admiración por parte de los demás. Más en su mente se crean ideas de grandeza, haciéndole pensar que es poseedora de grandes talentos y que por ello solo puede relacionarse con personas con un elevado talento también.
  2. Distorsión de la realidad. Solo acepta aquella realidad la cual encaja y es acorde a sus pensamientos y percepciones, rechazando cualquier otra opción de realidad que pueda ser perjudicial para su imagen.
  3. Poca empatía. Las personas egocéntricas son poco sensibles hacia lo que les ocurre a los demás. No es capaz de manifestar sentimientos y gestos afectivos hacia aquellos que le rodea. Sin embargo, esto choca con el requerimiento de atención por parte de los demás que solicitan.
  4. Hipersensibles a las opiniones. A consecuencia de nuevo de su baja autoestima, aquellas personas egocéntricas, tienden a sentirse muy ofendidas ante cualquier tipo de crítica y, pasan a considerar a la persona que se la ha hecho como alguien con tan poco nivel que solo lo hace por envidia. Sin embargo, esto guarda relación con su continua preocupación de sentirse valorado ya que, no son capaces de aceptar el éxito ajeno movidos por la envidia que sienten hacia los demás.
  5. Dificultades en las relaciones interpersonales. Hacen uso de distintas técnicas de manipulación y control para poder obtener la admiración que desean. Siempre quedan a la espera de ser halagados ante sus acciones y, además, esperan ser poseedores de un trato de preferencia sobre el resto de individuos. Pero, pese a todo ello, las personas egocéntricas se caracterizan por sentirse vacías y solas ya que, poco a poco son rechazadas por el resto de la sociedad.

En el siguiente artículo encontrarás más información sobre cómo tratar a una persona egocéntrica

Características y ejemplos de una persona narcisista

Para ser diagnosticada como una persona narcisista, esta ha de cumplir una serie de criterios los cuales podemos encontrar en el DSM-V:

  1. Tiene sentimientos de grandeza y prepotencia (por ejemplo, exagera sus logros y talentos, espera ser reconocido como superior sin contar con los correspondientes éxitos)
  2. Está absorto en fantasías de éxito, poder, brillantez, belleza o amor ideal ilimitado.
  3. Cree que es “especial” y único, y que solo pueden comprenderle o solo pueden relacionarse con otras personas (o instituciones) especiales o de alto estatus.
  4. Tiene una necesidad excesiva de admiración.
  5. Muestra un sentimiento de privilegio (es decir, expectativas no razonables de tratamiento especialmente favorable o de cumplimiento automático de sus expectativas).
  6. Explota las relaciones interpersonales (es decir, se aprovecha de los demás para sus propios fines).
  7. Carece de empatía: no está dispuesto a reconocer o a identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás.
  8. Con frecuencia envidia a los demás o cree que estos sienten envidia de él.
  9. Muestran comportamientos o actitudes arrogantes, de superioridad. En el siguiente artículo encontrarás Cómo tratar a una persona arrogante y soberbia.

En el siguiente artículo encontrarás más información sobre y cómo tratar a un narcisista.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diferencia entre egocentrismo y narcisismo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Bibliografía
  • AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION (APA). (2002). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-IV-TR.Barcelona: Masson.
  • Kohut, H. (1969). Formas y transformaciones del narcisismo. Revista de psicoanálisis, 26(2), 371-401.
  • Larrouse Diccionario, 2003. Sant Salvador. SPES Editorial SL. Barcelona.
  • Pozueco, J. M., & Moreno, J. M. (2013). Psicopatía, maquiavelismo, narcisismo y maltrato psicológico. Boletín de Psicología, 107, 91-111.
  • Villegas, M., & Mallor, P. (2012). El narcisismo y sus modalidades. Revista de psicoterapia, 23(89), 60.

Escribir comentario sobre Diferencia entre egocentrismo y narcisismo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Diferencia entre egocentrismo y narcisismo
Diferencia entre egocentrismo y narcisismo

Volver arriba