Compartir

Epilepsia: consecuencias psicológicas

 
Por Marissa Glover. 22 noviembre 2018
Epilepsia: consecuencias psicológicas

La epilepsia es un trastorno crónico que es producido por la anormalidad de la actividad eléctrica algunas neuronas en alguna zona del cerebro. Las personas que padecen de epilepsia suelen sufrir una serie de ataques o convulsiones que se repiten con una determinado frecuencia. Estos ataques se pueden manifestar de un momento a otro sin previo aviso, es por esto que en griego, la palabra epilepsia, significa “coger por sorpresa”.

Sin embargo, se ha encontrado que las personas que padecen de esta enfermedad, también son más propensas a sufrir consecuencias psicológicas. En este artículo de Psicología-Online, hablaremos de la epilepsia y sus consecuencias psicológicas.

Causas de las alteraciones psicológicas de la epilepsia

A continuación, vamos a describirte cuales son las principales razones por las cuales una persona que padece epilepsia puede comenzar a mostrar ciertas alteraciones psicológicas.

  • Factores psicosociales. El hecho de saber que padeces de este tipo de enfermedad, contribuye a que no te encuentres bien. Aunque para algunas personas el hecho de padecerla y los inconvenientes que puede traer consigo en algunas situaciones, no implique ninguna limitante, para otras puede ser una barrera importante incluso para su día a día. Por ejemplo, existen determinados riesgos que puede tener la persona epiléptica e incluso las demás personas, por mencionar algunos de ellos se encuentran, las caídas cuando se presenta el ataque epiléptico, el ahogo provocado por tener alguna convulsión estando en el agua, accidentes automovilísticos, complicaciones en el embarazo, etc.
  • Características y frecuencia de las convulsiones. Cuanto mayor sea la frecuencia de los ataques epilépticos, mayores serán las consecuencias psicológicas. Se ha encontrado que este tipo de alteraciones o consecuencias psicológicas ocurren con más frecuencia cuando el foco epiléptico se encuentra en la zona frontal y temporal del cerebro, así como también cuando las convulsiones que se sufren son parciales y no generalizadas.
  • Medicación. Se ha encontrado que el uso de ciertos fármacos para controlar la epilepsia, pueden favorecer a que la persona se encuentre bien emocionalmente, sin embargo hay algunos otros que hacen el efecto contrario. Por ejemplo, algunos pacientes reportan que después de tomar el Levetiracetam (Keppra), sienten que no son los mismos, su estado de humor cambiar y no se comportan de la misma manera. También es necesario mencionar que el hecho de cambiar de fármaco o la dosis, puede influir para que la persona presenten ciertas alteraciones psicológicas y emocionales.
Epilepsia: consecuencias psicológicas - Causas de las alteraciones psicológicas de la epilepsia

Epilepsia: consecuencias psicológicas

La epilepsia se trata de una afección neurológica que no es producto de ningún otro tipo de enfermedad y que no es contagiosa. Es necesario mencionar de que a pesar de que las personas epilépticas sufren este tipo de crisis epilépticas, pueden llevar a cabo todas sus actividades cotidianas antes y después de la crisis.

Las consecuencias psicológicas más comunes que se presentan en personas con epilepsia, son las siguientes:

Depresión

Es una de las consecuencias psicológicas más comunes que pueden aparecer en las personas que sufren de este tipo de alteración neurológica. Sobre todo se llega a presentar con más frecuencia en pacientes que no pueden controlar su número de crisis. Se le diagnostica a una persona de depresión cuando la tristeza que experimenta se mantiene en el tiempo por más de dos semanas. La persona que sufre de depresión pierde el interés por realizar las actividades que antes le agradaban, dejan de importarle sus relaciones sociales por lo que es muy común que se aleje incluso de las personas más cercanas a ella.

También experimenta una falta de energía y cansancio todo el tiempo sin razón aparente, tiene problemas de sueño, vive con una enorme sensación de desesperanza y vacío emocional, se siente sumamente sensible y su autoestima baja considerablemente.

Distimia

El trastorno depresivo persistente o también llamado distimia, también es bastante común que se presente en pacientes epilépticos. Se trata de una forma leve de depresión que puede durarle muchos años a la persona que la padece y al no ser tan evidente como la depresión mayor, es común que no le de mucha importancia y por lo tanto que tarde mas tiempo en buscar ayuda. La persona con distimia se puede llegar a generar la creencia de que ese sentimiento persistente de tristeza es parte de su estado emocional normal y de su personalidad. El tipo de personalidad que llegan a crearse se caracteriza por tener una actitud pesimista casi todo el tiempo, se muestran generalmente pasivos, no tienen sentido del humor, son sumamente autocríticos con ellos mismos, en su mayoría introvertidos y se quejan normalmente de todo.

Epilepsia: consecuencias psicológicas - Epilepsia: consecuencias psicológicas

Epilepsia y ansiedad

Es muy común que las personas con este tipo de alteración neurológica, lleguen a presentar algún tipo de trastorno de ansiedad debido a las crisis que sufren de manera frecuente y sobre todo debido a que carecen totalmente de control sobre ellas, lo cual los hace sentirse más inseguros y vulnerables. Cuando una persona padece de ansiedad, presenta reacciones de miedo ya que trata de anticipar ciertos peligros o amenazas que cree que puede sufrir. En el caso de los ataques epilépticos, el cuerpo y la mente de la persona pueden estar viviendo en tensión debido al miedo que les provoca el pensar en el momento en el que sufrirán el próximo ataque epiléptico.

Los síntomas que presenta una persona con ansiedad y epilepsia son los siguientes:

  • Temores constantes
  • Inseguridad
  • Sensación de amenaza
  • Permanecer constantemente en estado de alerta
  • Dificultad para concentrarse
  • Terrores nocturnos
  • Taquicardia
  • Sudoración
  • Tensión muscular
  • Sensación de falta de aire,
  • Angustia
  • Problemas digestivos
  • Estar preocupado la mayor parte del tiempo por lo que va a pasar o por lo que se cree acerca del futuro
Epilepsia: consecuencias psicológicas - Epilepsia y ansiedad

Memoria y epilepsia

Otra de las consecuencias psicológicas de la epilepsia más común es el deterioro cogntitivo que producen las crisis. Después de una crisis epiléptica, algunas funciones mentales como la atención, el lenguaje y la memoria se ven deterioradas.

En el caso de la memoria, las personas que sufren o han sufrido crisis epilépticas presentan dificultades para almacenar nueva información y acceder a recuerdos que ya han almacenado.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Epilepsia: consecuencias psicológicas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Neuropsicología.

Bibliografía
  • Organización Mundial de la Salud. (2018, 8 febrero). Epilepsia. Recuperado 21 noviembre, 2018, de http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/epilepsy
  • Cómo la epilepsia afecta tus emociones.. (2017, 14 marzo). Recuperado 21 noviembre, 2018, de https://infotiti.com/2017/03/epilepsia-emociones/
  • Asociación Andaluza de Epilepsia. (2014, 12 octubre). Qué es la epilepsia. Recuperado 28 septiembre, 2018, de https://www.apiceepilepsia.org/que-es-la-epilepsia/que-es-la-epilepsia-definicion/

Escribir comentario sobre Epilepsia: consecuencias psicológicas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Epilepsia: consecuencias psicológicas
1 de 4
Epilepsia: consecuencias psicológicas

Volver arriba