Emociones

Qué es la ley del desapego y cómo aplicarla

 
Alejandro Garcia Mingrone
Por Alejandro Garcia Mingrone. 3 mayo 2022
Qué es la ley del desapego y cómo aplicarla

A veces, lo material no nos define. Sin embargo, en algunas circunstancias esto puede ocurrir. Seguramente más de una vez hayas leído o escuchado que los únicos artífices de nuestro propio destino somos nosotros mismos. Existe cierta veracidad en esta idea, ya que nos propone pensar en aquello que generamos con nuestras acciones.

Es entendible que busquemos satisfacer nuestros proyectos ya que eso pertenece a las intenciones que conservamos por vivir la vida. Sin embargo, a veces puede resultar complejo dejar ir ciertas situaciones, objetos y/o personas para que el devenir del tiempo nos brinde ciertos beneficios. ¿Quieres saber más acerca de esto? En este artículo de Psicología-Online, te brindaremos información acerca de qué es la ley del desapego y cómo aplicarla.

Índice
  1. Qué es la ley del desapego
  2. Cuáles son las principales leyes del desapego
  3. Cómo aplicar la ley del desapego

Qué es la ley del desapego

Cuando hablamos acerca de la ley del desapego, estamos haciendo referencia al principio mediante el cual es necesario liberarse del apego referido a los objetos materiales o relaciones que forman parte de la vida para conseguir algún objetivo provisto por el universo. Dicho de un modo más sencillo, la ley del desapego consiste en renunciar y/o soltar los intereses que se desprenden de los objetivos del universo.

En este sentido, el apego se encuentra vinculado a la inseguridad que puede tener una persona. Por dicho motivo, se aferra a los objetos pertenecientes al mundo a razón de miedos. Cabe destacar que la ley del desapego que nos enseña el budismo adopta este principio para elaborar diversos modos de afrontar situaciones que se generan en la vida cotidiana.

Qué es la ley del desapego y cómo aplicarla - Qué es la ley del desapego

Cuáles son las principales leyes del desapego

Si bien la ley del desapego tiene como objetivo el renunciar a algo para recibir algún beneficio del universo, es importante aclarar que hay cuatro leyes que conforman a esta ley. Cada una de ellas posee diferencias que es preciso situar para brindar una mayor claridad a la temática que se está desplegando. A continuación, hablaremos sobre las principales leyes del desapego:

Ser responsable de sí mismo

Esta ley parte de la idea acerca de que la persona es responsable de las decisiones, los actos y el crecimiento personal que vaya aconteciendo. Más aún, aquí no se trata de que la felicidad esté arraigada por las acciones de otras personas o mandatos sociales sino por los principios de la vida construidos por cada persona.

Vivir el presente y asumir la realidad

El ser humano tiene a tendencia a focalizarse en situaciones ocurridas en el pasado o en planes del futuro. Sin embargo, este tipo de mecanismos puede llevar a sentimientos de angustia, frustración y/o enojo. Por este motivo, para desapegarse es necesario hacer hincapié en los momentos del presente.

Para ayudarte con este principio de la ley del desapego te recomendamos leer ¿Cómo vivir el presente?

Fomentar la libertad y permitir ser libres a los demás

Esta ley pone el énfasis en el hecho de que la libertad es el modo más íntegro, saludable y eficaz de vivir la vida. A veces, las personas suelen hacerse cargo de los problemas ajenos o de entablar vínculos afectivos intensos para apaciguar inseguridades propias. Cuando ocurre el desapego de esta clase de vínculo, puede darse paso a la libertad personal y ajena que permite hacerse cargo de la vida propia.

Asumir que la pérdida va a producir tarde o temprano

El cuarto principio de la ley del desapego parte de la base de que nada es eterno para ninguna persona dado que existe un final para cualquier situación. Esto no representa solo el ámbito de la muerte de una persona, sino también el plano de las relaciones sociales y los materiales. Si bien esto puede ser difícil en un principio, asumir que las cosas pueden cambiar o desaparecer puede dar lugar a que ocurran hechos nuevos e imprevistos.

Cómo aplicar la ley del desapego

Tomando en cuenta las principales leyes del desapego que hemos explicado, partiremos de los principios que adoptan las mismas para desarrollar las siguientes dinámicas para trabajar el desapego en la vida cotidiana. Si en tu caso te preguntas cómo practicar el desapego hacia una persona, también te servirá aplicarlas.

  • Comprometerse a tomar decisiones propias: las cuales no estén condicionadas por opiniones ajenas. Más allá de cualquier situación que se presente en la vida, es importante asumir la responsabilidad personal que implica llevar a cabo acciones ya que éstas serán sinónimo de desarrollo y felicidad.
  • Dejarse llevar por los imprevistos: a veces, tener una planificación estricta acerca de distintas situaciones puede llevar a desilusiones. Ante esto, es preferible tomar como referencia el presente que se esté transitando y que aparezcan las sorpresas que se corresponden con los imprevistos casuales.
  • Tener una visión abierta de los hechos: Esto se encuentra vinculado a que las cosas pueden modificarse a pesar de cualquier pensamiento que surja. Cuando la persona tiene una visión abierta de su vida, existen mayores posibilidades de desapegarse de ciertas situaciones.

Si te ha resultado interesante este post sobre la ley del desapego, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre Cómo practicar el desapego emocional, ¡te encantará!

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la ley del desapego y cómo aplicarla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Emociones.

Bibliografía
  • Chopra, D. (1994). Capítulo 6: La ley del desapego. Las 7 leyes espirituales del éxito. Recuperado de: https://www.colomos.ceti.mx/documentos/goe/sieteLeyesEspiritualesdelExito.pdf
  • Riso, W. (2012). Desapegarse sin anestesia. Bogotá: Editorial Planeta.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Qué es la ley del desapego y cómo aplicarla