menu
Compartir

Sugestión: qué es, tipos y ejemplos

 
Por Gianluca Francia. 22 abril 2021
Sugestión: qué es, tipos y ejemplos

¿Cuántas veces en nuestras vidas nos hemos dado cuenta de que hemos sido influenciados por alguien o algo? De una fuerte personalidad que nos convenció de su firme afirmación, o de un hecho que hemos interpretado de cierta manera sin preocuparnos de verificar su exactitud.

Todos los días nos sentimos atraídos por lo que nos rodea: un libro, una imagen, un snack cerca de las cajas del supermercado. Estamos constantemente sujetos a sugerencias, en muchos casos dirigidas a intereses no siempre declarados, al igual que en la publicidad. En realidad, la sugestión es un mecanismo totalmente natural del ser humano. En este artículo de Psicología-Online, vamos a descubrir qué es la sugestión, los diferentes tipos y algunos ejemplos.

También te puede interesar: Neuromarketing: qué es, tipos y ejemplos

Qué es la sugestión

La palabra sugestión se deriva de la palabra latina "suggestus", que tiene por base la palabra "sugestivo", que significa proporcionar. Su uso original era en el sentido de insinuar un pensamiento, una idea, o impresión, bajo el atento cuidado de la atención, en la conciencia interna del individuo. La palabra, como se utiliza generalmente, indica el uso de mencionar algo llamando la atención sobre lo demás indirectamente.

Más allá de este uso, ha nacido un uso secundario y más sutil de la palabra, es decir, en el sentido de una insinuación furtiva de una idea, de tal manera que el oyente ni siquiera entiende que recibe una señal, pero se inclina a pensar que la idea nació en su mente, elaborada por él o ella misma.

¿Qué es sugestionar a una persona? Entre los psicólogos la palabra comenzó a tomar un nuevo significado: introducir algo indirectamente en la mente de otro, de manera indirecta y argumentativa. Después, en el ámbito de la psicología, se empezó a usar el término en un sentido aún más amplio, es decir, el de la impresión sobre la mente realizada por otros objetos, como gestos, signos, palabras, discursos, sensaciones físicas, ambiente, etc.

Para qué sirve la sugestion

La sugestión mental tiene un papel muy importante en la investigación de la psique y en todo tipo de terapia. El primer estudioso que demostró que los resultados de la investigación psicológica son influenciados inconscientemente por los investigadores fue Martin Orne en los años 60 del siglo XX. Desde entonces, otros estudiosos han confirmado el efecto sugestión sobre los resultados de las investigaciones en psicología humana: uno de los estudios más recientes e interesantes es el del "good subject effect" realizado en 2008.

En cuanto a la psicoterapia, bastará con recordar un solo dato, muy significativo: incluso Sigmund Freud abandonó la hipnosis para evitar la sugestión del paciente, sostuvo varias veces que el psicoanálisis se había distinguido por la actitud desapegada y no influyente del terapeuta, Se vio obligado a admitir en al menos dos ocasiones que también el psicoanálisis utilizaba, además de las técnicas ya conocidas, la fuerza de sugestión.

Así pues, el efecto de sugestión existe y tiene un papel de gran relevancia en la psicología y en todo tipo de terapia, aunque queda aún mucho por comprender y por medir. Aprender a sugestionar al otro es una manera de llevarlo a pensar y percibir como nos gustaría.

En el marketing, de hecho, todo se evalúa para poder sugerir al otro una cierta visión de las cosas, para promover una necesidad o un deseo. El arte de la publicidad consiste en lograr inducir esta sugerencia por debajo del umbral de atención de la persona. Si puedo convencer a la gente de que compre un modelo de coche para que sientan su seguridad y fiabilidad, sin hablar de coches, simplemente estoy tratando de sugestionar a la gente.

Tipos de sugestión

En este artículo, vamos a enumerar los principales tipos de sugestión mental reconocidos por los psicólogos:

  • Sugestión directa: se debe a la autoridad de una persona sobre la que es sugestionada. En este caso, la autoridad por una orden y la otra persona, sin preguntarse por qué, la ejecuta.
  • Sugestión indirecta: si la sugestión directa tiene un efecto inmediato, la indirecta no lo tiene, pero es más sutil. Hecha por comportamientos de quien sugestiona para inducir a la persona sugestionada a hacer lo que quiere. Esto hace que la otra persona vaya en una dirección en lugar de la otra, pero nunca lo dice explícitamente.
  • Sugestión hipnótica: es el estado de sugestión mental que se alcanza con una sesión hipnótica, cuyos métodos pueden variar. La peor parte es la sugestión post-hipnótica, es decir, las cosas que se siguen haciendo después de la sesión de hipnosis, que a menudo son determinantes en la vida de una persona.
  • Autosugestión: sugestiones que una persona se autoimpone, ejecutándolas luego en consecuencia. En la práctica es el autoconvencimiento de que una cosa es verdadera y esta se repite mentalmente hasta que se empieza a considerar verdadera. Existe una autosugestión voluntaria (repetirse "esto es verdad" conscientemente para convencerse de ello) y una involuntaria, en la que no nos damos cuenta de que llegamos a pensar lo que queremos, tal vez porque lo has leído en algún lugar o lo ha dicho otra persona.

Técnicas de sugestión

Cuando una idea se pone en la mente de una persona mediante la sugestión, siempre se hace través de estas tres técnicas de sugestión mental:

  1. Sugestión al imprimir el hecho sobre la mente con firmes afirmaciones autoritarias o repeticiones en las que la sugestión actúa como un sello sobre cera fundida.
  2. Sugestión induciendo la idea en la mente con la inducción indirecta, por señas o menciones aleatorias, en los cuales la mente es sorprendida y la resistencia instintiva se escapa.
  3. Sugestión, generalmente a lo largo de las líneas de la asociación, donde las apariencias externas, los objetos o el ambiente actúan tanto para imprimir como para inducir la idea en la mente.

Por supuesto, hay casos en los que varios de estos tres métodos están asociados o combinados, pero un análisis cuidadoso mostrará que uno o más de los tres están siempre en evidencia en todos los casos de sugestión.

Canales de sugestión

Los tres tipos de sugestión mencionados anteriormente, pueden ser considerados de manera diferente dependiendo de los canales con los que llegan al individuo. Podemos dividir estos canales de sugestión mental en cinco clases, es decir:

  • Sugestión por Autoridad.
  • Sugestión por Asociación.
  • Sugestión por Hábito.
  • Sugestión por Repetición.
  • Sugestión por Imitación.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sugestión: qué es, tipos y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Bibliografía
  • Atkinson, W. W. (2020). Suggestione e autosuggestione. Milán: Edizioni Parole d’Argento.
  • Gamba, E. (2020). Suggestione e autosuggestione. Recuperado de: https://www.enricogamba.org/psicologo-milano-blog/suggestione-e-autosuggestione
  • Guiggi, V. (2017). Suggestione: cos’è e quali sono le quattro tipologie. Recuperado de: https://psico.it/suggestione-cose-quali-le-quattro-tipologie/2017/11/
  • Le Demenze in Medicina Generale (2020). Quanto è importante la suggestione nella ricerca psicologica e nella psicoterapia? Recuperado de: https://www.demenzemedicinagenerale.net/mens-sana/le-grandi-ricerche/97-quanto-e-importante-la-suggestione-nella-ricerca-psicologica-e-nella-psico-terapia

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Sugestión: qué es, tipos y ejemplos
Sugestión: qué es, tipos y ejemplos

Volver arriba