Compartir

Teoría de las Necesidades de Maslow

 
Por Maite Nicuesa. 4 marzo 2019
Teoría de las Necesidades de Maslow

Abraham Maslow es uno de los máximos representantes de la psicología humanista. La teoría de las necesidades de Maslow aporta un análisis en torno a los factores que influyen en el desarrollo, la motivación y la realización personal de un ser humano. Consiste en una pirámide que jerarquiza las necesidades humanas. Su teoría adquiere una información muy visual al quedar estructurada en la imagen de una pirámide que contiene cinco apartados distintos que describimos en este artículo en Psicología-Online. Estos son los cinco puntos principales de la Teoría de las Necesidades de Maslow.

1. Necesidades fisiológicas

Justo en la base de esta pirámide de Maslow se sitúan aquellos aspectos de primera necesidad en relación con la vida y el bienestar de un ser humano. A partir de esta satisfacción de las necesidades fisiológicas, el ser humano puede avanzar en la dirección de la auto-realización alcanzando otros propósitos que se encuentran en los distintos niveles de esta imagen. En este grupo de necesidades básicas se agrupan, por ejemplo, la alimentación, el descanso o el abrigo. Estas necesidades básicas conectan con el deseo de inmediatez. Por ejemplo, el deseo de beber agua al sentir sed. O, también, el deseo de descanso después de una jornada de intenso trabajo. La motivación de la persona se dirige a este fin inmediato en este contexto específico.

2. Necesidades de seguridad

En el siguiente apartado de esta pirámide se sitúan aquellas necesidades que están alineadas con este objetivo. El segundo escalón corresponde a la necesidad de protección, seguridad y estabilidad. Por medio de este posicionamiento ante la realidad, una vez que las necesidades básicas están cubiertas, el ser humano busca el arraigo de una seguridad desde la que concretar decisiones que trascienden al instante inmediato y conectan con un proyecto de vida basado en el corto o largo plazo.

Por ejemplo, la búsqueda de una seguridad económica por medio de un empleo que aporta unos ingresos mensuales. El hogar también es una manifestación de ese anhelo de seguridad por medio del bienestar de un espacio propio. En relación con este punto, esta es una de las razones por la que la incertidumbre y la preocupación de un periodo de desempleo de larga duración o la inestabilidad laboral pueden producir tanto sufrimiento al poner en riesgo la satisfacción de esta necesidad tan importante.

3. Necesidad de afiliación

En el tercer escalón de la pirámide de las necesidades de Maslow se encuentra la necesidad de amor, afecto y pertenencia a grupos. La dimensión social del ser humano queda de manifiesto por medio de los vínculos que las personas establecen entre sí construyendo nuevas historias. Lazos sociales que aportan un arraigo en el grupo y vivencias que añaden un significado al presente a través del amor, la confianza, la amistad, el cariño y la compañía frente a la soledad.

A través de este encuentro con los demás, la persona trasciende su propia realidad individual al establecer conexiones sociales con los otros. Estos vínculos con los demás son una fuente importante de felicidad. Además, un ser humano también se conoce a sí mismo a través del tiempo que comparte con los demás. De esta necesidad radica la importancia de las habilidades sociales.

4. Necesidades de reconocimiento

En el siguiente apartado de la pirámide de Maslow, que describe una de las teorías de motivación más conocidas, se encuentran aquellas necesidades que están vinculadas con la autoestima de un ser humano. Las necesidades sociales descritas en el apartado anterior conectan con este nuevo propósito que conduce al valor del entorno.

Este reconocimiento no solo puede expresar la admiración incondicional que una persona siente hacia alguien a nivel profesional, sino también, de la propia visión que un ser humano tiene de sí mismo y la valoración, es decir, el autoconcepto y la autoestima. Los vínculos sociales son importantes y valiosos, pero también lo es el lazo que una persona mantiene consigo. Esta realidad también refleja la dimensión social del ser humano, y a su vez, su ser individual.

5. Auto-realización

La cima de la pirámide de Maslow conduce a esa llamada de la auto-realización a través de la búsqueda de una felicidad a la que el ser humano llega cuando ha cubierto las necesidades descritas en los puntos anteriores. Este escalón corresponde con el desarrollo del potencial y el crecimiento personal. En este apartado de la auto-realización se encuentra, también, el desarrollo personal y social, la espiritualidad y la búsqueda personal.

Todos los apartados de esta pirámide son importantes y tienen un sentido propio, dentro de una jerarquía alineada con el ser humano, ya que además, esta mirada de la auto-realización tiene un enfoque integral de las necesidades. No es posible llegar hasta este punto de la pirámide sin tener las necesidades básicas cubiertas.

Cada ser humano que alcanza este estado de la pirámide de Maslow escribe su propia historia de auto-realización a través de la toma de decisiones, la libertad, la búsqueda de sentido, el desarrollo de una misión, la práctica de los valores personales y la conquista de metas.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Teoría de las Necesidades de Maslow, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • Angarita, J. R. (2007). Teoría de las necesidades de Maslow. Obtenido de Teoría de las necesidades de Maslow: http://doctorado. josequintero. Net/documentos/Teoria_Maslow_Jose_Quintero. pdf.

Escribir comentario sobre Teoría de las Necesidades de Maslow

¿Qué te ha parecido el artículo?

Teoría de las Necesidades de Maslow
Teoría de las Necesidades de Maslow

Volver arriba