Compartir

Tipos de madres tóxicas y cómo tratarlas

Tipos de madres tóxicas y cómo tratarlas

Muchas veces no somos capaces de percibir cuando nos encontramos ante una relación tóxica, ni tampoco somos capaces de reconocer el daño que estas relaciones pueden causar en nuestro día a día. Así pues, en algunas ocasiones, las relaciones tóxicas entre madre e hijo/a pueden ser debidas a la personalidad tóxica de la madre. Si quieres saber más sobre los distintos tipos de madres tóxicas, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online: tipos de madres tóxicas y cómo tratarlas.

También te puede interesar: Por qué mi madre me odia tanto

Madres tóxicas

Las relaciones tóxicas son aquellas en las que una o las dos partes que forman la relación sufren más que gozan y padecen un gran desgaste emocional, por el simple hecho de permanecer juntos y mantener la relación. Las personas tóxicas son las que no te ayudan a crecer como persona y demás, empeoran tu vida. En concreto, las madres tóxicas son aquellas que generan mucho malestar en los hijos. Ya sea consciente o inconscientemente, su estilo educativo negligente produce consecuencias negativas para los hijos.

En muchas ocasiones, no percibimos las relaciones tóxicas, y aún menos el daño inimaginable que nos pueden llegar a causar. ¿Cómo saber si tienes una madre tóxica? Con la finalidad de poder detectar las madres tóxicas, presentamos la siguiente lista:

  • Tu nivel de estrés negativo aumenta cuando estas con esa persona.
  • La persona tóxica suele hacerte sentir mal.
  • Te obliga a cambiar tu forma de ser, de vestir, de pensar, entre otros. Debido a estos cambios, acaba destruyendo la idea de quién eres tú.
  • Te hace sentir dependiente emocionalmente.
  • Te hace sentir humillado.
  • Hace que te sientas inútil.
  • Sientes que esa persona te manipula.
  • Otra de las características de las relaciones tóxicas es que la persona tóxica en sí, hace que te sientas culpable.
  • Sientes como esa persona absorbe tu energía.
  • Provoca que tu autoestima disminuya.

Por lo contrario, una relación sana provoca todo lo contrario, como por ejemplo, la otra persona hace que te sientas bien, sientes que esa persona te valora y te empodera, entre otros.

Además, dejando de lado las características de las relaciones tóxicas ya comentadas, también podemos detectar qué relaciones son tóxicas por la presencia repetitiva de:

  • Discusiones
  • Críticas
  • Desprecio
  • Descalificaciones o insultos
  • Amenazas (normalmente amenazas de abandono, de terminar con la relación)
  • Manipulación
  • Chantaje emocional
  • Victimismo
  • Sobreprotección
  • Celos
  • Envidia

Tipos de madres tóxicas

Ya hemos aclarado cómo son las madres tóxicas y cómo detectarlas, pero ¿todas las madres tóxicas son iguales? No, hay diferentes tipos de madres tóxicas. Entre los distintos tipos de madres tóxicas que existen podemos diferenciar 10 tipos de madres tóxicas.

1. Madre controladora

Este tipo de madre tóxica es aquella madre que se caracteriza por querer saberlo todo de sus hijos, qué hacen, a dónde van, quiénes son sus amigos, entre otros. Además, controla a un nivel tan alto a sus hijos que no les deja tomar sus propias decisiones ni elegir qué es lo que quieren o deben hacer. Es la madre quien se encarga de controlar y administrar la vida de sus hijos. Normalmente, los hijos/as de madres controladoras se sienten inseguros e indefensos ante las situaciones en las que su madre no decide por ellos, ya que ellos no están acostumbrados a tomar decisiones importantes.

2. Madre sobreprotectora

Se trata de aquella madre que se preocupa con exceso por sus hijos, tiene miedo de que les pueda pasar algo malo a sus hijos y, por lo tanto, tiende a no dejar espacio propio para sus hijos. Suelen anticiparse a los problemas, queriendo solucionar todo aquello que pueda causar algún tipo de dolor o consecuencia negativa hacia sus hijos.

3. Madre absorbente y posesiva

Es aquella madre que necesita pasar el máximo tiempo posible con sus hijos y tampoco les deja espacio, pero no por miedo a que les pase algo, sino porque necesita estar con ellos y absorber su tiempo tanto como pueda.

4. Madre perfeccionista y exigente

Este tipo de madre tóxica es el que tiene en cuenta las virtudes y capacidades de sus hijos, pero como resulta ser perfeccionista y exigente, tiende a querer más perfección y excelencia en sus hijos. La madre perfeccionista y exigente no se suele basar en el proceso (como esfuerzo y constancia) por el que pasa su hijo para llegar a sus logros, sino que únicamente se fijan en los resultados obtenidos.

5. Madre amiga

Es aquella madre que se considera compañera, cómplice o amiga de sus hijos, pero no se da cuenta de que sus hijos no necesitan una amiga en casa, sino que necesitan una madre que ejerza como tal y ser un ejemplo y modelo para ellos, aunque también pueden divertirse con ella sin la necesidad de que sea su amiga.

6. Madre despectiva

Entre los tipos de madres tóxicas, se encuentra este tipo de madre que no valora las capacidades ni logros de sus hijos, acostumbra a despreciarlos, ya sea por sus actos, por sus resultados en el colegio, por sus resultados en el deporte, entre otros.

7. Madre ausente

Se trata del tipo de madre que no está disponible, emocionalmente hablando, para sus hijos. Es un tipo de madre que se encuentra en casa, con sus hijos, pero no les presta atención y los niños la ven como una figura inaccesible emocionalmente hablando, aunque en algunos casos también se puede dar un tipo de madre ausente e inaccesible físicamente, por ejemplo, por un exceso de trabajo fuera de casa.

8. Madre competitiva

Este tipo de madre tóxica es la que compite con sus hijos, y siempre se tiene que sentir superior. Por ejemplo, si ellos consiguen lograr algún objetivo, ella lo tiene que superar con un mejor resultado y además, hacer conscientes a los niños de que ella es mejor.

9. Madre inestable emocionalmente

Este tipo de madre se caracteriza por una inestabilidad emocional, es decir, cambios en el estado emocional, hecho que implica que los hijos no desarrollen una relación emocional estable con su madre.

10. Madres manipuladoras y victimistas

El último de los tipos de madres tóxicas, hace referencia a esas madres que manipulan, ponen condiciones y hacen sentir culpables a sus hijos si estos no hacen lo que ellas quieren. Todo gira a su alrededor, solo piensan en ellas y utilizan a sus hijos.

Madres tóxicas: cómo tratarlas

Ante madres tóxicas, ¿cómo actuar? Lidiar con madres tóxicas es algo muy complicado y devastador para los hijos, por lo que se recomienda acudir a un especialista que pueda favorecer el trato entre madre e hijos y pueda adaptar su servicio profesional a las características de cada situación. Normalmente, la mejor opción es poner distancia, pero ¿cómo salir de la influencia de una madre tóxica? Para poder tratar con madres tóxicas, se recomienda:

  • Acudir a un profesional de la mediación: la mediación es un procedimiento de resolución de conflictos que se dirige a mejorar la comunicación entre las personas que se encuentran en conflicto (en este caso, madre e hijos), con la finalidad de que sean ellas mismas las que lleguen a encontrar una solución al problema. La figura del mediador/a consiste en mostrarse neutro e imparcial y promover y facilitar la fluidez de la comunicación entre las distintas partes que forman el conflicto.
  • Acudir a terapia familiar: este tipo de terapia trata los problemas que se generan en el contexto familiar, y resulta ser muy útil para resolver un conflicto familiar y las dinámicas relacionales, originadas en el contexto familiar que resultan ser perjudiciales para sus componentes.
  • Terapia individual: por un lado, y sobre todo para aquellas madres que son inestables emocionalmente, ya sea debido a su naturaleza, a un trastorno mental, a adicción a sustancias, entre otros. Por otro lado, la terapia individual puede ser beneficiosa para poder tratar el desgaste emocional de los hijos a nivel individual.

Así pues, la clave para mejorar las relaciones tóxicas entre madre e hijos, se encuentra en la comunicación. Por lo tanto, puedes buscar momentos para crear espacios de comunicación fluida y sinceridad.

Además, concretamente en relación a las madres, podría resultar muy positivo reconocer el tipo de madre que eres y reflexionar sobre las repercusiones que puede ocasionar en la relación madre e hijos.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de madres tóxicas y cómo tratarlas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conflictos familiares.

Bibliografía
  • Pinto, B. (s.f.). Relaciones tóxicas. Qué son y cómo tratarlas.
  • Zarzuela, A. (2018). Cómo identificar a los distintos tipos de madres tóxicas. Guía infantil.

 

Escribir comentario sobre Tipos de madres tóxicas y cómo tratarlas

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
José Jiménez Vargas
Es un articulo muy útil para apoyar a personas que así consideren necesitarlo.
Nerea Babarro Rodríguez
¡Hola José!

Me alegra que compartas tu opinión.

¡Saludos!

Tipos de madres tóxicas y cómo tratarlas
Tipos de madres tóxicas y cómo tratarlas

Volver arriba