Compartir

Acoso psicológico: qué es, tipos, causas y consecuencias

 
Por Marina Fernández. Actualizado: 12 junio 2020
Acoso psicológico: qué es, tipos, causas y consecuencias

El acoso psicológico es un conjunto de conductas abusivas en forma de actos, palabras, escritos o gestos que vulneran y hacen daño a la identidad y/o la dignidad física y psicológica de la persona que lo sufre. Es un problema en ocasiones difícil de detectar que puede causar daños de forma progresiva, ya que, para hablar de acoso psicológico las conductas deben producirse de forma insistente y no aislada. En este artículo de Psicología-Online explicaremos qué es el acoso psicológico, tratando tanto el concepto, como los tipos, las causas y las consecuencias.

¿Qué es el acoso psicológico?

En la práctica, el término acoso psicológico, acoso moral y mobbing son intercambiables. Sin embargo, hay matices entre ellos que los diferencian. En este artículo nos centraremos en definir qué es exactamente el acoso psicológico.

El acoso psicológico, según el catedrático en psicología y psiquiatría José Luis González de Rivera, se entiende como el mantenimiento persistente e intencional de pautas de maltrato psicológico que se concretan en determinadas acciones. Por ejemplo:

  • Amenazar, ridiculizar, acechar, criticar, perseguir a una persona...
  • Inducir en ella sentimientos negativos como miedo, confusión, inseguridad...
  • Interferir en sus dinámicas mentales, dificultar la realización de sus tareas, sobrecargar de exigencias y expectativas que la persona no puede cumplir...

8 Tipos de acoso psicológico

Los tipos de acoso psicológico son los siguientes:

Acoso escolar o bullying

El acoso escolar consiste en cualquier tipo de maltrato o agresión psicológica, física o verbal llevada a cabo dentro del ámbito escolar, pero no necesariamente dentro de las aulas. El acosador intimida de forma reiterada a la víctima que conoce de su ámbito escolar ya sea solo o en grupo. Aquí encontrarás más información sobre el acoso escolar.

Acoso sexual

Conductas intimidantes o de coacción de naturaleza sexual, ya sean físicas, no-verbales o como en el caso concreto que estamos viendo, psicológicas. Todas las distintas conductas que se engloban aquí pueden darse en distintos grados, pasando de ser leves y molestas a peligrosas. En el siguiente artículo hablamos sobre Qué es la violencia sexual y cómo prevenirla.

Acoso laboral o mobbing

Esta forma de acoso se caracteriza por darse dentro del entorno laboral. Suele ser el que en mayor grado se da de forma psicológica, mediante mofas, amenazas, propagación de rumores... Existe la posibilidad de que estas conductas acaben en violencia pero no siempre ocurre. La característica habitual es el que el entorno de trabajo se convierte en un una potente fuente de estrés. En este artículo abordamos la Prevención e intervención del acoso laboral.

Ciberacoso

Acoso virtual. El acosador se sirve de medios digitales para perpetrar sus ofensas o hacer sentir incómodo a la víctima. La principal motivación del acosador es crearle malestar psicológico y emocional a la víctima en cuestión.

Ciberacoso escolar

Modalidad del ciberacoso, ya mencionado, más frecuente. Se da en el ambiente escolar y también entra dentro del bullying ya que normalmente es una forma más perpetuar el acoso (a través del mundo virtual). Aquí encontrarás más información sobre el ciberbulling.

Acoso físico o stalking

Consiste en perseguir de forma invasiva y reiterada a la víctima con la finalidad de establecer un contacto contra la voluntad de esta. Es un tipo de acoso realmente incómodo.

Acoso inmobiliario

Conductas llevadas a cabo por los propietarios de una vivienda o inmueble para conseguir que los inquilinos decidan abandonar el edificio o cancelar el contrato de alquiler en contra de su voluntad. Se caracterizan las conductas por generar un entorno hostil ya sea en el plano material como el social y pueden ir desde a cortar el gas, luz o agua hasta efectuar deterioros en la vivienda o negarse a efectuar reparaciones.

Acoso familiar

Comportamientos y conductas de acoso que se llevan a cabo dentro de un mismo ambiente familiar.

Causas del acoso psicológico

Las causas del acoso psicológico pueden ser diversas. Las más frecuentes son los sentimientos de celos y envidia que los acosadores sienten hacia la víctima así como la percepción que estos tienen hacia el otro por alguna característica distintiva, ya sea la raza, la clase social... Existen también factores ambientales que generan conflictos y que pueden ser los generadores de futuros acosos.

En el caso específico del mobbing, que es una tipología muy común dentro del acoso psicológico, también se da como causa el hecho de que la víctima no se deje manipular e intente no someterse al acoso. Cuando una persona no se somete al statu quo de la organización a menudo puede dar lugar de un mayor acoso psicológico. La demostración de poder por parte del acosador es también un factor clave, sobre todo en el ámbito laboral.

Consecuencias del acoso psicológico

Las consecuencias psicológicas derivadas de este tipo de acoso pueden llegar a ser devastadoras. Un factor clave de este tipo de acoso es la baja autoestima, ya que puede ser no sólo una consecuencia sino una de las causas por las que la persona no se defiende. Entre los problemas más comunes derivados del acoso psicológico encontramos: ansiedad, estrés, aislamiento, cambios de humor, irritabilidad, adicciones, insomnio, depresión... Además, a menudo las víctimas pueden tardar tiempo en darse cuenta de que están sufriendo este tipo de acoso.

En algunos casos es común que entre las consecuencias aparezca:

  • Trastorno de estrés postraumático. Conductas estresantes que se repiten durante tanto tiempo que la víctima siente alerta y estrés no solo psicológico sino también físico. Aquí encontrarás Cómo ayudar a una persona con trastorno de estrés postraumático.
  • Trastorno adapatativo. Mostrar un malestar mayor de lo esperable en respuesta a una situación estresante y un deterioro significativo de la actividad social y laboral.
  • Trastorno de ansiedad generalizada. Preocupación y ansiedad excesiva sobre una amplia de actividades en al menos una prolongación de seis meses que provoca en el individuo un estado constante de inseguridad. Aquí puedes ver los síntomas y el tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada.
  • Trastornos del estado de ánimo. Sentimientos y estados depresivos, insomnio, sentimientos de inutilidad o culpa, disminución de la capacidad de concentración...

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Acoso psicológico: qué es, tipos, causas y consecuencias, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Bibliografía
  • Ávila, A. & Bernal, V. & Alzate, L. (2016). ¿Cuales son las causas y consecuencias del acoso laboral o mobbing? Revista Electrónica Psyconex,8(13).
  • González, J.L. (2005). El acoso psicológico y sus dinámicas. Las claves del mobbing, Editorial EOS. Recuperado de: https://luisderivera.com/wp-content/uploads/2012/02/2005-EL-ACOSO-PSICOLOGICO-Y-SUS-DINAMICAS.pdf
  • Trujillo, M.M. & Valderrabano, M.L. & Hernández, R. (2007). Mobbing: historia, causas, efectos y propuesta de un modelo para las organizaciones mexicanas. INNOVAR. Revista de Ciencias Administrativas y Sociales,17(29).

Escribir comentario sobre Acoso psicológico: qué es, tipos, causas y consecuencias

¿Qué te ha parecido el artículo?

Acoso psicológico: qué es, tipos, causas y consecuencias
Acoso psicológico: qué es, tipos, causas y consecuencias

Volver arriba