Compartir

Cómo ayudar a un hipocondríaco

 
Por Sara Sanchis. 11 mayo 2020
Cómo ayudar a un hipocondríaco

Se entiende por hipocondría la preocupación excesiva y descontrolada por padecer alguna enfermedad grave, a partir de la interpretación errónea de sensaciones corporales o síntomas físicos percibidos en el cuerpo. Dichos síntomas no se corresponden, sin embargo, con ningún cuadro médico, lo que no satisface a la persona hipocondríaca que está convencida de que está afectado por alguna enfermedad.

En el siguiente artículo de Psicología-Online os hablaremos sobre el origen y mantenimiento de este trastorno, cómo tratarlo clínicamente y en el ámbito familiar y cuáles son las diferentes técnicas que se utilizan para abordar el problema para que sepas cómo ayudar a un hipocondríaco.

Por qué siempre piensa que está enfermo

La hipocondría esconde miedo. El miedo y la ansiedad son entendidas como emociones básicas de supervivencia que nos preparan para luchar o huir ante un peligro inminente. Cuando ocurre esto, nuestro cuerpo empieza a emitir las señales fisiológicas propias para la lucha o huida: la respiración se acelera, el corazón late más rápido, etc.

El problema surge cuando aparentemente no existe ningún peligro real ante el miedo o ansiedad que sentimos. Sin embargo, las sensaciones corporales las experimentamos igualmente. En estos casos, la persona no toma conciencia del miedo que subyace a estas señales y las interpreta como causas de una enfermedad grave. A partir de aquí, se vuelve hipervigilante con dos consecuencias negativas que alimentan su hipocondría:

  • Por un lado, su hipervigilancia le lleva a prestar únicamente atención a dichas señales, sin tomar en cuenta aquellas que puedan descartar su enfermedad (por ejemplo, cuando está distraído y no piensa en su problema, los síntomas no aparecen).
  • Por otro lado, este control irracional le lleva a percibir la mínima manifestación somática “esperada” lo que aumenta su ansiedad. Esta ansiedad genera nuevos síntomas que confirman al paciente sus creencias iniciales.

Cómo tratar a un hipocondríaco: pautas del manejo en Atención Primaria

Los servicios de Atención Primaria son el primer contacto con los pacientes hipocondríacos. Con el objetivo de atenderlos debidamente pero evitar que acudan de manera excesiva, se recomiendan algunas pautas a seguir:

1. Establecer una “relación terapéutica” con el paciente

Un gran componente de la hipocondría presenta un sustrato emocional y un acompañamiento que aporte seguridad y confianza puede contribuir enormemente a la reducción de los síntomas. Este clima de confianza facilitará, en el caso de que no se reduzcan los síntomas, la aceptación del paciente de la propuesta de una terapia psicológica complementaria.

2. Programar citas

Programar y acordar un calendario de citas periódicas que muestre nuestro interés por el paciente y, a la vez, limite sus visitas al centro de salud.

3. Exponer el análisis funcionar del problema

Explicarle de una manera respetuosa la etiología de sus síntomas y su mantenimiento para que comprenda el funcionamiento interno de su malestar.

4. Ofrecer técnicas sencillas

Si el cliente está receptivo en este sentido, se le podrán ofrecer herramientas para detener y combatir su funcionamiento patológico: técnicas de relajación y respiración, ejercicios físicos de distensión, etc.

5. Evitar intervenciones innecesarias

Evitar hospitalizaciones, pruebas innecesarias y fármacos con potencial adictivo, de no ser estrictamente necesario por la gravedad de los síntomas.

6. Psicoeducar a la familia

Aclarar a la familia qué actitudes y conductas (familiares) favorecen o disminuyen su conducta hipocondríaca. De este modo, la familia puede convertirse en otro punto de apoyo y contención del paciente. A continuación veremos cómo puede actuar la familia para ayudar a un hipocondríaco.

Qué hacer para ayudar a un hipocondríaco en el ámbito familiar

La familia tiene un papel importante en la amplificación o reducción de los síntomas de los pacientes hipocondríacos. Algunos de los elementos que contribuyen a reducir la ansiedad del paciente y, con ello, sus síntomas son:

7. Empatizar y validar

Aceptar que la persona sufre de verdad por su trastorno y que son reales sus sensaciones físicas. No se lo esta inventando y es algo que nunca se le debe cuestionar.

8. Intentar focalizar la atención en otros tremas

Dejar apartados los temas de salud/enfermedad. En algunas ocasiones, esto puede resultar complicado ya que el mismo contexto familiar favorece la hipocondría al mantener conversaciones repetidas sobre miedos, debilidades y enfermedades.

9. Intentar impedir actuaciones innecesarias

Impedir visitas a centros sanitarios innecesarias.

10. Compartir actividades

Realizar tareas y mantener conversaciones positivas que permitan al paciente tener experiencias alternativas a su sintomatología negativa para recurrir a ellas en momentos de angustia.

11. Acompañar desde la calma y el afecto

Ofrecer tranquilidad y apoyo emocional al familiar en los momentos críticos, lo que favorecerá la reducción de los síntomas.

Técnicas para trabajar la hipocondría

El objetivo principal, según la psiquiatra Vanesa Pastorelli es doble:

  • Por un lado, establecer una relación de confianza con el paciente para que se sienta seguro, lo que contribuirá a reducir sus síntomas
  • Cambiar el foco de atención: de la enfermedad médica inexistente a las causas psicológicas inconscientes. Desde aquí, buscarlas, reconocerlas y aceptarlas como origen del problema.

Existen muchas técnicas y tratamientos posibles para abordar el trastorno hipocondríaco:

12. Farmacoterapia

Los psicofármacos tienes una eficacia limitada y no resultan necesarios en todos los casos.

13. Reactivación física y fisioterapia

Los programas de ejercicio gradual y progresivo mejoran los estados de salud y bienestar de los pacientes y reducen su sintomatología.

14. Terapias de relajación

Desde la respiración a la relajación muscular progresiva, las técnicas de relajación ayudan a reducir los niveles de ansiedad.

15. Tratamiento conductual

A través de la exposición gradual a los síntomas y la prevención de conductas de interpretación de las señales físicas. Aquí puedes ver más información sobre la técnica de exposición en psicología.

16. Terapia cognitiva

Se trabaja con los pensamientos que generan los miedos y, con ello, las manifestaciones físicas. Modificando los pensamientos negativos por otros positivos se detiene el miedo y, consecuentemente, los síntomas

17. Psicoterapia dinámica

Técnicas psicoeducativas y de apoyo basadas en la introspección para tomar conciencia de cómo se origina y mantiene el problema y, a partir de ahí, adoptar una actitud de responsabilidad para con la propia salud y detener el proceso modificando pensamientos, emociones y acciones

18. Psicoterapia de grupo

Muy útil en estos casos ya que ayuda a tomar conciencia de que la hipocondría es real cuando se ve en otras personas. Ayuda a conocer casos parecidos y tener el beneficio del apoyo grupal.

19. Terapia de pareja y de familia

Muy necesarias para que el trabajo del paciente sea sustentado por su contexto familiar.

20. Mindfulness

El mindfulness es una técnica de meditación que sirve para entrenar la atención. Su objetivo es poder tener consciencia plena del momento presente, dejando ir pensamientos sobre el pasado y sobre el futuro. Precisamente la hipocondría presenta pensamientos marcados por el miedo y la incertidumbre por la posible presencia de una enfermedad en el presente o futuro. El mindfulness puede ayudar a focalizar la atención al aquí y ahora.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ayudar a un hipocondríaco, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • Psicoterapeutas.com. Hipocondría e hipocondríacos. Entrevista al Dr. Jose Antonio García Higuera.
  • Vanesa Pastorelli R. (2011) Psiquiatria.com. 15:61.
  • Vidarte Pérez, M.T. (2014). Detección y Manejo del Paciente Hipocondríaco en la Consulta de Enfermería de Atención Primaria. Grado de Enfermería. Universidad de Navarra.

Escribir comentario sobre Cómo ayudar a un hipocondríaco

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo ayudar a un hipocondríaco
Cómo ayudar a un hipocondríaco

Volver arriba