menu
Compartir

Cómo calmar a una persona con demencia senil

 
Por Iván Piquero. 30 junio 2021
Cómo calmar a una persona con demencia senil

La demencia consiste en el deterioro de las funciones intelectuales de la persona que la padece. Comúnmente asociamos la demencia con problemas de memoria, aunque debemos tener en cuenta que las funciones que se ven deterioradas o se están deteriorando pueden ser diversas: comprensión o producción de lenguaje, procesos atencionales, perceptivos, funciones ejecutivas como la planificación, etc.

En ocasiones las personas con demencia pueden encontrarse agitadas y/o alterarse. Lógicamente, nuestra forma de actuar e interactuar para calmarle no es la misma que utilizaríamos para comunicarnos con personas sin deterioro cognitivo. Por ello, en este artículo de psicología online te damos algunos consejos sobre cómo calmar a una persona con demencia senil a través de 10 pautas.

Ten en cuenta que todas ellas no serán aplicables a todos los casos de la misma manera, ya que deberemos tener siempre en cuenta el grado de deterioro de la persona con demencia.

También te puede interesar: Demencia senil: síntomas y fases

Valora las causas de la alteración

Es posible que la alteración pueda estar siendo provocada por algún estímulo del que nos podamos deshacer: un ruido, una corriente de aire, una luz, etc. Si esto es así, por sentido común y en la medida de lo posible, deberemos acabar con dicho estímulo o, si no es posible, llevarnos a la persona a otra estancia puede ser una buena solución.

En caso de que no sepamos identificar cuál es el motivo, deberemos iniciar, en la medida de lo posible por el deterioro, una comunicación con la persona con demencia para explorar la causa de su malestar. Para ello, puedes seguir las pautas que se exponen en los siguientes apartados.

Por último, es posible que haya determinados estímulos que suelan alterar a la persona. Si ya ha sucedido antes, por supuesto trata de evitar, en la medida de lo posible, que se encuentre con dichos estímulos.

Sitúate a la misma altura para hablarle

Para iniciar una comunicación, deberemos estar a la misma altura que la persona con la que nos vamos a comunicar. Si está en silla de ruedas, deberemos sentarnos nosotros también para estar a la misma altura, lo que favorecerá el proceso de comunicación.

En el siguiente artículo, encontrarás más información sobre Cómo se comporta una persona con demencia senil, los síntomas y fases.

Cómo calmar a una persona con demencia senil - Sitúate a la misma altura para hablarle

Utiliza un tono de voz que transmita calma

Utilizar un tono de voz lo más tranquilo posible hará que transmitamos calma a la persona con la que queremos comunicarnos. Si te preguntas cómo calmar a una persona con demencia, deber saber que la conducta por imitación puede hacer que la persona con la que estamos interactuando tienda a adoptar nuestro estado de ánimo.

En este sentido, debemos autoobservarnos y estar atentos de nuestro propio estado emocional, ya que, de la misma forma, podemos tender nosotros mismos a alterarnos ante su actitud.

Evita regañarle

Es posible que ante alteraciones como son las agresiones físicas y/o verbales tendamos a “regañar” a la persona viendo y/o suponiendo claramente que el problema lo ha iniciado él o ella. En estos casos, tendemos a utilizar frases del tipo “te estás pasando” o “mira la que estás liando”. Estas acciones pueden repercutir negativamente en el estado de la persona con demencia.

Debes tener en cuenta siempre que estás ante una persona con limitaciones cognitivas y que puede que, por su alteración, no razone de la forma en que quieres que lo haga.

Escucha de forma activa

De forma contraria al apartado anterior, muestra tu interés en qué ha sucedido y cómo lo ha vivido la persona. Ser empáticos y convertirnos en aliados para solucionar el problema dará seguridad a la persona enferma respecto a nuestra figura.

No solo debemos escuchar, sino que además debemos hacer sentir que la otra persona se sienta escuchada. No termines sus frases, aunque le cueste comunicarse, ten paciencia y deja que exprese libremente sus emociones y sensaciones (siempre y cuando no suponga un perjuicio para sí mismo y/o terceros).

Utiliza frases cortas y sencillas para comunicarte

Debemos tener siempre presente el grado de deterioro de la persona con la que nos estamos comunicando. Es posible que la capacidad de comprensión (y también la de producción) ya esté lo suficientemente mermada como para suponer una limitación a la hora de comunicarse.

A medida que avanza la demencia deberemos utilizar frases más claras, cortas, sencillas y preguntas más concretas: "Entiendo que estés así" o "¿Te apetece venir al patio?".

Evita infantilizarle

Infantilizar a las personas mayores es una práctica muy común que puede ser especialmente contraproducente durante una alteración conductual. Debemos dirigirnos a él o a ella de forma cariñosa y cercana pero evitando un tono infantil.

Además, debemos tener presente que estamos comunicándonos con una persona adulta y como tal debemos tratarle, respetando sus decisiones (siempre y cuando no perjudiquen a terceros o a sí mismo).

En este artículo, encontrarás más información sobre Cómo se debe tratar a una persona con demencia senil.

Utiliza lenguaje no verbal y valora el contacto físico

Como ya hemos indicado, en fases avanzadas de la demencia la comunicación puede ser complicada. No obstante podemos apoyar nuestro mensaje verbal con el lenguaje no verbal.

De la misma forma, ante los problemas de comunicación, podemos valorar utilizar el contacto físico para tranquilizar a la persona con demencia. Deberemos valorar el acercamiento respetando siempre los límites que la persona quiera poner. Si prefiere que no le toquemos deberemos respetar su decisión y evitar el contacto.

Ayuda a resolver el problema

Debemos convertirnos en aliados de las personas que sufran estas alteraciones. Para ello, podemos guiar, dirigir o ayudar en el proceso de solución de problemas.

Si, por ejemplo, el problema es que quiere salir a la calle a pasear pero está lloviendo podemos tratar de explicarle que si sale se mojará y se puede resfriar y ofrecerle una solución alternativa: "Si te apetece pasear, podemos hacerlo por el pasillo".

En casos más severos, como ya hemos comentado, la persona estará más limitada tanto para comunicarnos qué le pasa como para resolver su problema. Cuanto más avanzado sea el deterioro más presencia deberemos tener en el proceso de resolución de problemas.

Cómo calmar a una persona con demencia senil - Ayuda a resolver el problema

Redirige su atención

Si la persona no puede comunicarse, podemos tratar de redirigir su atención a alguna tarea que pueda ofrecerle satisfacción o con la que consiga relajarse. Podemos incluso pedirle que nos ayude a realizar una tarea sencilla y ofrecerle dicha tarea (como clasificar calcetines, etc.) de esta forma, además de sentirse útil, podrá distraerse y tranquilizarse. Si quieres saber cómo entretener a una persona con demencia senil, te recomendamos el siguiente artículo con 22 Actividades para personas con Alzheimer.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo calmar a una persona con demencia senil, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Neuropsicología.

Bibliografía
  • Asociación Americana de Psiquiatría (2020). APA Dictionary of Psychology. Recuperado de https://dictionary.apa.org

  • Junqué, C. y Jurado, M.A. (2009) Envejecimiento, demencias y otros procesos degenerativos. En Junqué, C. y Barroso, J. Manual de neuropsicología. Madrid: Síntesis.
  • Jurado, M.A., Mataró, M. y Pueyo, R. (2013) Neuropsicología de las enfermedades.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo calmar a una persona con demencia senil
1 de 3
Cómo calmar a una persona con demencia senil

Volver arriba