Psicología clínica

Cómo saber si es un infarto o un ataque de ansiedad

 
Alejandro Garcia Mingrone
Por Alejandro Garcia Mingrone. 16 junio 2023
Cómo saber si es un infarto o un ataque de ansiedad

Un infarto y un ataque de ansiedad pueden ser motivos de preocupación intensa tanto para quien los padece como para su entorno más cercano. Ambas se caracterizan por la presencia de un dolor de pecho inquietante que produce angustia y desesperación. A pesar de que se corresponden con manifestaciones corporales similares, existen algunas diferencias que permiten detectarlos con precisión y contundencia. A menudo, la confusión que se halla entre estos conceptos provoca que muchas personas carezcan de recursos para afrontar a tiempo estas situaciones y evitar complicaciones. Asimismo, la falta de datos necesarios y precisos sobre esta temática puede derivar en creencias erróneas.

En este artículo de Psicología-Online te brindaremos información sobre cómo saber si es un infarto o un ataque de ansiedad.

También te puede interesar: Diferencias entre ansiedad e infarto

Índice

  1. Tipo de dolor de pecho
  2. Duración
  3. Localización del dolor
  4. Grado de peligrosidad
  5. Sintomatología
  6. Causas previas
  7. Posibilidad de control del dolor

Tipo de dolor de pecho

Una de las principales maneras de distinguir un ataque de ansiedad y un infarto es la intensidad del dolor de pecho que se padece tanto en los infartos como en un ataque de ansiedad varía considerablemente. Por un lado, los infarto pueden causar una opresión persistente en el pecho que se irradia hacia diferentes zonas del cuerpo.

Por su parte, en los ataques de ansiedad la sensación de malestar está localizada en un punto particular. En la gran mayoría de estos casos, el tipo de dolor de pecho cede mediante diversas técnicas de relajación corporal y mental. En las situaciones que implican los infartos, es difícil que se manifieste un alivio sin la intervención médica.

Duración

Un infarto suele tener una duración promedio de 10 minutos, pero el estado de salud de una persona puede empeorar notablemente con el paso del tiempo. De este modo, las personas que han tenido infartos previos saben que estas situaciones provocan un deterioro en el organismo que no se recompone con facilidad.

Por el contrario, los ataques de ansiedad pueden variar de duración debido a las particularidades de cada uno de ellos. Dicho de otro modo, la ansiedad alcanza un pico máximo de intensidad tras algunos minutos, pero después de este tiempo cede gradualmente hasta desaparecer por completo.

Localización del dolor

La ubicación corporal de los dolores que se producen tanto en un infarto como en un ataque de ansiedad difiere en ambas situaciones.

Por un lado, el infarto consiste en un dolor intenso y agudo localizado en zonas cercanas al esternón, el cual se irradia gradualmente hacia otros sectores de forma progresiva. En líneas generales, esto causa un malestar permanente y mayor con el paso de los minutos. Por esta razón, se puede decir que el inicio del padecimiento se delimita en un lugar pequeño, pero después se expande dentro del cuerpo.

En el caso de los ataques de ansiedad, es común que el dolor se circunscriba en el sector izquierdo, aunque no se irradia hacia nuevos sitios.

Grado de peligrosidad

Uno de los indicadores más relevantes para detectar tanto los infartos como los ataques de ansiedad consiste en el grado de peligrosidad de cada uno de ellos. Debido a las complicaciones que conllevan, los infartos son muy peligrosos y pueden provocar consecuencias graves para la persona que van desde congestión pulmonar hasta la muerte física. En estos casos, las personas requieren de hospitalización e intervención médica de urgencia para evitar mayores deterioros.

Sin embargo, los ataques de ansiedad no provocan consecuencias directas para la salud física de la persona debido a que las causas que los originan están determinadas por la presencia de pensamientos intrusivos. En este artículo te explicamos Qué son los pensamientos intrusivos y por qué aparecen.

Sintomatología

Los síntomas propios de un infarto pueden intensificarse en períodos breves de tiempo. En general, la persona que padece esta afección suele presentar falta de aire, respiración entrecortada, mareos, náuseas, debilidad corporal, dolor en el brazo izquierdo, entre otros.

Si bien los ataques de ansiedad también tienen este tipo de presentación clínica, los síntomas suelen ir acompañados de una idea persistente de la muerte o locura. Además, suele haber temblores corporales y sensación de adormecimiento.

En definitiva, la diferencia más destacable entre los síntomas de la ansiedad y un infarto se encuentra en los factores psicológicos que influyen en los mismos. Aquí encontrarás más información sobre Tipos de ansiedad y sus síntomas.

Cómo saber si es un infarto o un ataque de ansiedad - Sintomatología

Causas previas

El infarto puede estar asociado a múltiples causas previas, siendo las más frecuentes la formación de coágulos de sangre en arterias. Esto provoca una obstrucción de la sangre a raíz de un bloqueo en la arteria coronaria, la cual está conectada con el corazón.

En cambio, los ataques de ansiedad son causados por una combinación de situaciones estresantes que no han sido asimiladas con éxito por la persona. Es decir, no hay factores biológicos que intervienen en esta problemática.

Posibilidad de control del dolor

Los infartos resultan imposibles de controlar debido a la irradiación permanente del dolor que se produce. Dado que la intensidad crece paulatinamente, no hay métodos ni movimientos corporales que susciten un alivio.

Por otro lado, los ataques de ansiedad pueden disminuirse si se apela a un tipo de respiración corporal fluida y a otras técnicas de distracción mental. Si quieres saber más acerca de este tema puedes leer el artículo ¿Puede darme un infarto por ansiedad?

Cómo saber si es un infarto o un ataque de ansiedad - Posibilidad de control del dolor

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si es un infarto o un ataque de ansiedad, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • Calderón Rubio, E., Pérez Gonzaga, S. (2020). Diagnóstico diferencial entre ataques de pánico y síndrome coronario agudo. Relación, estigma y aportaciones de la psicología. Congreso virtual internacional de Psiquiatría, Psicología y Enfermería en Salud Mental.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Cómo saber si es un infarto o un ataque de ansiedad