Personalidad

Cómo ser más optimista

 
Mary Dulcinia Lugo
Por Mary Dulcinia Lugo. 30 agosto 2022
Cómo ser más optimista

Los pensamientos negativos son barreras mentales que pueden limitar tus acciones, sin que ni siquiera te des cuenta. Por eso, tener una actitud positiva puede marcar la diferencia entre obtener el éxito o el fracaso en las distintas tareas que emprendas. La buena noticia es que el optimismo es una habilidad que podemos desarrollar y fortalecer a lo largo del tiempo para ser más felices y sanos a nivel físico y mental.

Son muchas las investigaciones que confirman que las personas optimistas manejan mejor el estrés y la ansiedad y tienen una vida más plena. En este artículo de Psicología-Online te diremos cómo ser más optimista para que, a través de algunas recomendaciones y estrategias, consigas ver el lado positivo y bonito de la vida.

Índice
  1. Identifica tus emociones y acepta la realidad
  2. Piensa en tus fortalezas
  3. Reconoce y aísla tus pensamientos negativos
  4. Controla tus respuestas
  5. Rodéate de personas optimistas
  6. Sé realista
  7. Practica la gratitud y elige la felicidad
  8. Vive el presente

Identifica tus emociones y acepta la realidad

Es normal que los seres humanos pasemos por algún momento de bajón emocional a causa de algún inconveniente. La clave está en saber encontrar el origen de las emociones para identificarlas y analizarlas de forma asertiva.

Esto significa que para ser optimistas no hay que negar la realidad, sino enfocarse en lo positivo de cada momento, sin olvidar que, inevitablemente, van ocurrir problemas a lo largo de nuestra vida. Es decir, trata de ver las adversidades como una parte más del camino y recuerda que los arcoíris siempre salen después de la tormenta.

Piensa en tus fortalezas

Otra de las estrategias para ser más optimista es reconocer las capacidades y fortalezas que tenemos y que nos sirven para enfrentar los malos momentos. Por ejemplo, analiza qué puedes hacer ante determinado problema o en qué aspectos destacas más para sacarle el mayor provecho posible. Además, imagina el futuro de una forma positiva, recordando que los baches del camino son necesarios para aumentar tu aprendizaje para que puedas enfrentar las mismas situaciones más adelante, pero con mayor sabiduría.

En el siguiente artículo encontrarás una lista de las fortalezas de una persona.

Reconoce y aísla tus pensamientos negativos

Los pensamientos negativos no siempre son malos, ya que también pueden servir como un método de adaptación ante ciertos eventos. Ahora bien, cuando se convierten en algo extremista, pueden volverse un obstáculo muy peligroso para llegar hasta tus objetivos, puesto que siempre tendrás la tendencia de esperar lo peor de cada situación.

Por lo tanto, deberás aprender a filtrar los aspectos negativos de tus pensamientos para darle el valor que de verdad tienen. Esto te permitirá tener una visión realista y optimista de las situaciones.

Asimismo, puedes crear alternativas a tus pensamientos negativos sustituyendo frases como “nunca voy a terminar de hacerlo” por otras como “voy a dividir todo en tareas más pequeñas para terminar mis actividades”. De esta forma, poco a poco vas a tener una base lógica para empezar a sustituir tus pensamientos limitantes por pensamientos potenciadores.

Controla tus respuestas

¿Quieres saber otra recomendación para ser más optimista? Los pesimistas ven todos los problemas como algo permanente, mientras que las personas optimistas saben que todo es temporal y que las cosas mejorarán muy rápido. Por lo tanto, aprende a controlar tus emociones y el nivel de respuesta ante las adversidades.

De igual modo, reconoce que los fallos son momentos que se solventan y que no tienen un impacto duradero. Por ello, ante las situaciones más difíciles, reflexiona por un momento antes de tener cualquier reacción. Recuerda que no puedes controlar todo a tu alrededor y que los momentos negativos te afectan en la medida que tú se lo permitas.

Rodéate de personas optimistas

¡Dime con quién andas y te diré quién eres! Este es un refrán popular muy relacionado con este aspecto, ya que, al rodearte de personas optimistas, tu actitud cambiará y aprenderás a sonreír con mayor facilidad. La gente positiva irradia una energía contagiosa que levanta al ánimo y las expectativas.

Además, el optimismo es un hábito que se aprende y se transmite. Busca amigo que tengan buen humor y que le guste hacer cosas por los demás, ya que eso es un estímulo que se aprende y se consolida en el tiempo.

Cómo ser más optimista - Rodéate de personas optimistas

Sé realista

Para aprender a ser más optimista hay que ser conscientes de que en la vida habrá muchos altibajos. Es decir, debes ser realista para entender que no todos los días serán soleados y coloridos y que tendrás que prepararte para aceptar la lluvia en el camino y la realidad tal y como es.

Tu actitud positiva debe mantenerse ante las situaciones difíciles. Por ello, prepárate para lo peor, pero espera lo mejor ante cada dilema.

Practica la gratitud y elige la felicidad

Cuando eres pesimista, es probable que no aprecies las cosas buenas que tienes en tu vida. Por este motivo, practicar la gratitud es una excelente estrategia para aprender a valorar todo lo que te rodea y que es positivo para ti. Dedica unos minutos del día a valorar y agradecer aspectos como la salud, la familia, el trabajo, los amigos, la familia, etc. También puedes tener tu propio diario de gratitud para escribir todo aquello por lo que te sientas agradecido/a.

Por último, elige ser feliz a pesar de las circunstancias y toma la decisión de ser optimista, ya que solo tú puedes hacer esa elección.

Cómo ser más optimista - Practica la gratitud y elige la felicidad

Vive el presente

Muchas personas se obsesionan con el pasado o con el futuro y dejan de vivir el presente, olvidándose de su propia realidad. No podrás apreciar nada si tus pensamientos están atrapados en otro lugar y tiempo.

En este sentido, si quieres ser más optimista intenta cultivar la concentración plena para que tu mente no se escape del “aquí y el ahora”. Asimismo, mantén unos hábitos de vida saludables que incluyan una alimentación saludable y una rutina de ejercicios, así como dedicar un poco de tiempo a realizar tu pasatiempo favorito, ya que la recreación también es esencial para mantenerse optimista.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ser más optimista, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Bibliografía
  • Marcos, L. R., & Miralles, F. (2010). La fuerza del optimismo. Aguilar.
  • Seligman, M. E. (2014). Aprenda optimismo: Haga de la vida una experiencia maravillosa. DEBOLS! LLO.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Cómo ser más optimista