menu
Compartir

Pensamiento dicotómico: qué es, ejemplos y cómo superarlo

 
Por Gianluca Francia. 14 junio 2021
Pensamiento dicotómico: qué es, ejemplos y cómo superarlo

No siempre nuestra forma de pensar, de hacer previsiones y de extraer juicios y conclusiones de los acontecimientos sigue la lógica y se basa en el principio de la realidad. A menudo, estos modos cognitivos se convierten en mecanismos disfuncionales automáticos implicados en la génesis y el mantenimiento de problemas y trastornos psicológicos. El uso rígido y masivo de estas modalidades interpretativas conduce a la aparición y consolidación de los pensamientos automáticos disfuncionales, modos disfuncionales de interpretar las experiencias que la psicología cognitiva define distorsiones cognitivas. El pensamiento dicotómico es una de ellas, y podemos reconocerlo fácilmente cuando adoptamos una forma de pensamiento que sigue una estructura bastante común del tipo "o-o": "o ganas o pierdes".

En este artículo de Psicología-Online vamos a ver, qué es el pensamiento dicotómico, algunos ejemplos al respecto y cómo tratar de superarlo.

También te puede interesar: Pensamiento Catastrófico

Qué es el pensamiento dicotómico

El pensamiento dicotómico (o pensamiento polarizado) consiste en elaborar la realidad de un modo binario, sin graduaciones intermedias y es una distorsión cognitiva fruto de la necesidad de simplificar, encasillar la realidad. Por ejemplo:

  • O tienes éxito o fracasas
  • O engorda o adelgaza
  • O lo haces o no lo haces

Aquí puedes ver mas información sobre las distorsiones cognitivas. El pensamiento dicotómico es un residuo del pensamiento infantil, cuando el niño todavía no es capaz de captar la gradualidad y los matices. Parece que de alguna manera, o en alguna área, hay una fijación en ese nivel de funcionamiento, cuya consecuencia es una organización cognitiva marcada por dicotomías del tipo: totalmente correcto o incorrecto, verdadero o falso, bueno o malo. La elección no perfecta es automáticamente etiquetada como una opción desastrosa; no hay término medio.

¿Qué es una persona dicotómica? Las personas con esta tendencia de pensamiento conceptualizan los aspectos de la realidad en los extremos de lo que, en cambio, debería ser un continuum, perdiéndose las infinidad de matices en medio de los dos polos. De hecho, el pensamiento dicotómico, es decir, del tipo todo-o-nada, está en la base tanto de las actitudes extremistas, como de las categorías éticas y estéticas (correcto y malo, bueno y malo, hermoso y feo). Por esta razón, el pensamiento dicotómico también se denomina pensamiento polarizado. ¿Qué es la polarizacion en psicología? A continuación, explicamos qué es la dicotomía con ejemplos prácticos.

Ejemplos de pensamiento dicotómico

El pensamiento dicotómico es muy tranquilizador, especialmente si el pensador se pone automáticamente del lado de la razón, de la inteligencia, de la justicia, de la belleza y de la verdad. Abran el periódico, vean un sitio de noticias en Internet, escuchen un pedazo de noticias y hagan una lista de cuántos ejemplos de pensamiento dicotómico encuentran, y cuántos pensadores en blanco y negro.

  • Un marido cuya esposa no está de acuerdo con la disposición de los objetos en el armario que acaba de ordenar dice: "No está contenta conmigo por lo que hago".
  • Cuando pensamos que un cambio en nuestras vidas o la arruinará para siempre, o nos traerá la felicidad absoluta, o incluso cuando pensamos que o una persona se comportará de cierta manera, o con nosotros se habrá terminado para siempre.
  • Un joven conoce, a través de las redes sociales, a una chica por la que siente interés. Después de unas semanas le pide una salida y tiene éxito, pero enseguida surge un problema descubriendo que no tendrá el coche a su disposición: ¡los padres lo necesitan, precisamente la noche de la cita! Preocupado por la ansiedad, llama a su mejor amigo, pero ni siquiera él puede complacerlo. "Si me quisieras, me harías este favor".
  • Vas a una entrevista de trabajo y durante la entrevista te sorprendes con una pregunta, te pones tensa y no respondes como quieres. Si observas esta experiencia a través de la lente del pensamiento "todo o nada", es probable que termines reduciendo tu rendimiento durante la entrevista, pensando que has sido un completo fracaso y convenciéndote de que nunca serás elegido para ese trabajo, provocando sentimientos de decepción y vergüenza.

El ejercicio del pensamiento dicotómico significa creer que las cosas pueden ser solo o totalmente correctas o totalmente equivocadas, que las personas son o amigas o enemigas, que los días son perfectos u horribles, que todo lo que no es un éxito es un fracaso, y que todo lo que no es virtuoso es vicioso; que ahora o nunca más; que la va o la rompe. Y también: que o eres guapo o eres feo, que amas u odias, que o tienes toda la razón o te equivocas por completo, y así sucesivamente.

Pensamiento dicotómico: qué es, ejemplos y cómo superarlo - Ejemplos de pensamiento dicotómico

Los problemas del pensamiento dicotómico

El pensamiento dicotómico es una distorsión cognitiva, uno de los sesgos cognitivos que pueden nublar nuestra capacidad de juzgar y tomar decisiones sabias, porque deforman o borran todos los elementos inconsistentes con la visión "en blanco y negro" que, por el contrario, deberían considerarse razonablemente. El uso rígido y masivo de estas modalidades interpretativas, en efecto, lleva a la aparición y a la consolidación de los pensamientos automáticos disfuncionales. Agrupar las necesidades, los sentimientos, las motivaciones y las acciones humanas en categorías es como reducir la realidad a una imagen compuesta de dos colores, impidiendo su comprensión. El pensamiento dicotómico presenta, de hecho, algunas desventajas:

  • Reduce considerablemente la cantidad de opciones que podemos tomar y limita la posibilidad de mediar; esta tendencia podría llevarnos a sentirnos a menudo frustrados.
  • Limita nuestra capacidad de comprender el mundo, que no siempre está solo o blanco o negro.
  • Reduce considerablemente nuestra flexibilidad: si sólo hay dos categorías opuestas, no hay nunca un abanico de alternativas, los juicios son categóricos y el camino correcto es uno y uno.
  • Algunos estudios muestran una relación entre el pensamiento dicotómico y trastornos como la depresión, los trastornos alimentarios y, en particular, la obesidad.

En este artículo explicamos qué son los sesgos cognitivos y los tipos, como el sesgo de disponibilidad, el sesgo de negatividad, el sesgo de representatividad, el sesgo de confirmación...

Cómo superar el pensamiento dicotómico

En algunos casos, puede parecer tranquilizador tener sólo dos posibilidades de acción o resultado (va o no va). Ver más matices, diferentes opciones, sin embargo, nos lleva a cuestionarnos e interrogarnos más (lo que cuesta trabajo) pero nos lleva a tener aún más cartas que jugar. En las etiquetas "blanco y negro", en efecto, se pierde el sentido de nosotros, de lo que tenemos y no hemos hecho para alcanzar o no alcanzar el objetivo. El pensamiento dicotómico lleva, en efecto, a percibir una situación no precisamente perfecta como un completo fracaso, es decir, no deja captar el camino y lo que se ha hecho, sino sólo la no consecución del objetivo.

¿Cómo trabajar el pensamiento dicotómico? Debemos hacer sitio a reflexiones articuladas, menos perentorias, quizás empezando a considerar que a cualquier juicio corresponde uno opuesto y que puede existir un tercio que incluye parte de ambos. Para cada tesis, hay una antítesis, y una síntesis. Para evitar el pensamiento dicotómico o polarizado, hace falta saber que existen las distorsiones cognitivas con la función de simplificar la interpretación de la realidad, pero que a través de la reflexión, podemos observar un gran abanico de grados, niveles y opciones entre ambos extremos.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Pensamiento dicotómico: qué es, ejemplos y cómo superarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología cognitiva.

Bibliografía
  • Bertolaso, C. (2021). Pensiero dicotomico. Recuperado de: https://www.ceciliabertolaso.com/problematiche/pensiero-dicotomico
  • Calderone, G. (2021). Le distorsioni cognitive: i 7 errori che la tua mente fa… e di cui tu non ti accorgi. Recuperado de: http://www.psicologo-parma-reggioemilia.com/distorsioni_cognitive_errori_cognitivi.html
  • Dattilo, F. M. (2013). Terapia cognitivo comportamentale per le coppie e le famiglie. Florencia: Eclipsi.
  • Marinoni, P. (2019). Riconoscere le distorsioni cognitive: il pensiero dicotomico. Recuperado de: https://www.psicologasaronno.it/psicoterapia/riconoscere-le-distorsioni-cognitive-il-pensiero-dicotomico/
  • Salvati, M. (2017). Depressione e Forma Fisica: il ruolo del Pensiero Dicotomico. Recuperado de: https://www.istitutobeck.com/beck-news/depressione-forma-fisica-ruolo-del-pensiero-dicotomico
  • Scardovelli, M. (2020). L’amore è un’azione. Come abbandonare l’Ego e tornare a te stesso. Milán: Rizzoli.
  • Testa, A. (2016). Pensiero dicotomico: vedere il mondo in bianco e nero. Recuperado de: https://nuovoeutile.it/pensiero-dicotomico/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Pensamiento dicotómico: qué es, ejemplos y cómo superarlo
1 de 2
Pensamiento dicotómico: qué es, ejemplos y cómo superarlo

Volver arriba