menu
Compartir

Pensamiento sistémico: qué es, características, principios, beneficios y ejemplos

 
Por Gianluca Francia. 16 junio 2021
Pensamiento sistémico: qué es, características, principios, beneficios y ejemplos

Desde la escuela nos enseñan a "analizar" lo que es complejo, es decir, a descomponerlo en sus diferentes partes, porque el conjunto es demasiado "difícil". Al hacerlo, terminamos no sólo perdiendo la visión global, sino también el sentido, el significado y el alcance de ese mismo elemento en su contexto: lo observamos como si fuera una entidad en sí misma. Pensar sistémicamente, en cambio, significa interesarse por la relación que existe entre los elementos, por su evolución, por las conexiones (probables e improbables que puedan ser); significa pasar de la categoría del culpable/responsable a la lógica de las condiciones que han facilitado un acontecimiento. En este artículo de Psicología-Online veremos con más precisión qué es el pensamiento sistémico con algunos ejemplos, sus características y principios, así como los beneficios que tiene.

Qué es el pensamiento sistémico

El pensamiento sistémico es la disciplina que estudia las conexiones causales y retroactivas entre los acontecimientos con el fin de comprenderlos, prevenirlos e influenciarlos al menor coste de intervención posible. Un campo de estudios orientado a la comprensión de los sistemas dinámicos complejos (como son los humanos), desarrollado con el objetivo, entre otros, de orientar eficientemente las intervenciones y los esfuerzos de innovación.

En otras palabras, el pensamiento sistémico es una forma de pensar, es un lenguaje para la descripción y la comprensión de las fuerzas e interrelaciones que modelan el comportamiento de los sistemas. Esta disciplina nos ayuda a ver cómo modificar los sistemas de manera más eficiente y a actuar más en sintonía con los procesos naturales del mundo natural y económico.

El pensamiento sistémico es un conjunto de métodos y herramientas que se centra en los sistemas (en lugar de sus partes) como contexto para:

  • Definir y resolver problemas complejos.
  • Promover el aprendizaje, el desarrollo y la aplicación de soluciones más eficaces.

En su máxima expresión, las prácticas del pensamiento sistémico nos ayudan a:

  • Detener esa acción que nos lleva a pasar de una crisis a otra.
  • Pensar en formas menos fragmentadas y más integradas.

Si quieres conocer los Tipos de pensamiento según la psicología, los encontrarás en este artículo. Relacionado con el pensamiento sistémico, encontramos el pensamiento holístico y también la psicología sistémica. En el siguiente artículo, puedes seguir leyendo sobre el enfoque sistémico interaccional siguiendo el modelo funcional de la mente.

Características del pensamiento sistémico

Los elementos clave del pensamiento sistémico:

  1. Interconexiones. El pensamiento sistémico requiere un cambio de perspectiva y pasar de un pensamiento lineal a circular donde cada elemento está interconectado porque, si existe, depende o es causado o causa algo más.
  2. Cambio. Es la capacidad de detectar el cambio, porque todos los sistemas son dinámicos, siempre hay flujos en movimiento entre los elementos.
  3. Resumen. Es la capacidad de ver las interconexiones, de ver la cuestión en su conjunto y sus componentes.
  4. Retroalimentación. Dado que todo está interconectado, el pensamiento sistémico requiere observar los efectos de equilibrio o refuerzo que un evento dado genera. En otras palabras, saber identificar los flujos y las reacciones.
  5. Aleatoriedad. Es la habilidad de descifrar la forma en que las cosas se afectan entre sí en un sistema.

A continuación veremos los principios y ejemplos del pensamiento sistémico.

Principios del pensamiento sistémico

¿Cuáles son los principios básicos del pensamiento sistémico? Centrarse en el sistema en lugar de en sus partes significa ser capaz de ver el sistema como un todo. Para lograrlo, es fundamental comprender las relaciones profundas existentes entre los diferentes componentes del sistema: descuidar algunas de estas (relevantes) conexiones tendrá como efecto devolvernos una visión distorsionada del sistema (incompleta, no verdadera) y nos llevará a tomar decisiones ineficaces. Aquí reside una de las capacidades básicas del pensador sistémico: profundizar las relaciones existentes en el sistema en un momento dado. Aquí están las "Once leyes del pensamiento sistémico" de Peter Senge:

  1. Los problemas de hoy surgen de las soluciones de ayer.
  2. Cuanto más empuje hacia adelante, más empuja hacia atrás.
  3. Antes de empeorar, el comportamiento mejora.
  4. La salida fácil suele traer de vuelta al interior del problema.
  5. La cura puede ser peor que la enfermedad.
  6. Más rápido es más lento.
  7. Causa y efecto no están estrechamente relacionados en el tiempo y el espacio.
  8. Los pequeños cambios pueden producir grandes resultados, pero las áreas donde se pueden producir los mejores efectos son a menudo las menos obvias.
  9. Pueden comer el pastel, pero no inmediatamente.
  10. Dividir un elefante en dos, no da dos elefantes.
  11. No hay culpa que atribuir.
Pensamiento sistémico: qué es, características, principios, beneficios y ejemplos - Principios del pensamiento sistémico

Beneficios del pensamiento sistémico

  • El pensamiento sistémico nos ayuda a entender la complejidad de un problema sin simplificaciones, teniendo en cuenta cómo los diferentes elementos se afectan entre sí.
  • Aplicar el pensamiento sistémico ayuda a ver la realidad en partes que interaccionan y a aumentar la conciencia de las consecuencias de nuestras acciones a corto y largo plazo.
  • El pensamiento sistémico permite adquirir una comprensión más profunda de la dinámica de los acontecimientos llevando a la superficie los mecanismos y las interacciones que los subyacen, gobiernan y definen.
  • Es un instrumento que exalta las capacidades de recombinación de nuestra mente, permitiéndole revelar los mecanismos intrínsecos del funcionamiento de las cosas, de parcial a total, leyendo la secuencia completa de interrelaciones.
  • En el momento en que el pensamiento sistémico se vuelve tan espontáneo como el caminar, el individuo adquiere casi un súper-poder, la mente recibe nueva información y sin esfuerzo la filtra a través de una matriz de experiencia pasada que lleva a cada nuevo elemento a encontrar su lugar y sus conexiones, convirtiéndose en parte de un conocimiento más amplio, bien organizada, fácilmente accesible y siempre en evolución dinámica.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Pensamiento sistémico: qué es, características, principios, beneficios y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología cognitiva.

Bibliografía
  • Battista, R. (2020). Ecco perché oggi abbiamo la necessità di adottare il pensiero sistemico. Recuperado de: https://www.italiachecambia.org/2020/04/necessita-adottare-pensiero-sistemico/
  • CREDA (2021). Pensiero sistemico. Recuperado de: https://www.creda.it/pensiero-sistemico/
  • Panetti, R. (2020). Essere creativi in contesti complessi. Metodologie e strumenti di creatività per cogliere opportunità e generare idee e realizzarle. Milán: Franco Angeli.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Pensamiento sistémico: qué es, características, principios, beneficios y ejemplos
1 de 2
Pensamiento sistémico: qué es, características, principios, beneficios y ejemplos

Volver arriba