menu
Compartir

Personas impulsivas: características y cómo tratarlas

 
Por Sonia Silgado. 30 noviembre 2020
Personas impulsivas: características y cómo tratarlas

Puede que conozcas a alguien, o que te pase a ti, que actúa antes de pensar. Esto puede traer muchos problemas, ya que puede implicar decir cosas hirientes a alguien debido a la emoción del momento o incluso, en algunos casos, romper algún objeto e incluso dañar físicamente a una persona.

Todos estos ejemplos encajarían en personas con un alto nivel de impulsividad, en el que después de la conducta, a nivel general, viene un arrepentimiento y surgen pensamientos como por ejemplo: "¿pero qué he hecho?". A todos/as a veces nos gustaría pegar algún grito o decir cuatro cosas, sin embargo, no todo el mundo llega a hacerlo y esto es porque tienen adquirida la habilidad de pensar en las consecuencias de sus actos antes de cometerlos.

Sigue leyendo este artículo de Psicología-Online para que puedas ver las principales características de las personas impulsivas, lo que podrías hacer para controlar tu impulsividad y también para que puedas saber cómo tratar a las personas impulsivas.

Características de las personas impulsivas

¿Cómo son las personas impulsivas?

1. Actúan antes que pensar

Como decíamos, una de las características de las personas impulsivas es el actuar sin pensar en las consecuencias. Es habitual que digan las cosas sin ningún tipo de filtro y muchas veces viene después el arrepentimiento.

2. No toleran la frustración

Es muy habitual que personas con alta impulsividad necesiten obtener los beneficios de lo que hacen rápidamente, de forma que, si no es así, empiezan a impacientarse, a enojarse, a querer tirar la toalla. Del mismo modo ocurre con los fracasos, por lo que un fracaso para ellos implica una catástrofe. Esta poca tolerancia a esperar obtener las recompensas y los resultados del esfuerzo se puede reflejar en poca capacidad de ahorro, problemas en las relaciones sociales, familiares y amorosas, en el trabajo si no obtienen un ascenso, etc.

3. Procrastinan

Es bastante habitual que las personas impulsivas dejen para mañana lo que podrían hacer hoy. Esto se debe a que, una vez más, solo piensan en el momento y en lo que quieren hacer en ese momento. Por ello, las tareas tediosas acaban teniendo que hacerlas en el último momento ya que en su momento no supieron pensar en las consecuencias de postergarlo.

4. Realizan conductas compensatorias

Debido a sus nervios e impaciencia, tienen un elevado grado de ansiedad. Por ello, suelen realizar conductas como tocarse el pelo, mover la pierna, comer..., para gestionar y aliviar un poco esa ansiedad. En los casos más graves pueden llegar a cometer actos autolesivos con este fin. Además, el hecho de comer puede acabar provocando un problema con la alimentación, pudiendo derivar en trastornos de la conducta alimentaria (TCA).

5. Presentan adicciones

Unido al punto anterior, estas personas pueden llegar a desarrollar algún tipo de adicción o de conducta de riesgo. Esto puede ser adicción a las compras, al juego, consumo de alcohol y otras drogas, adicción al sexo o tener relaciones sexuales con riesgo, entre otros. En este artículo puedes ver los tipos de adicciones y sus consecuencias.

6. Presentan irritabilidad

Como más o menos hemos ido dejando caer en los demás puntos, las personas impulsivas, en general, tienden a estar enfadadas todo el tiempo. Es habitual que tengan malas contestaciones con los demás, que por cualquier cosa se molesten -a nivel coloquial se les conocería como personas "con la mecha corta"-, y resultan muy negativas.

7. Tienen grandes discusiones

¿Cómo son las personas impulsivas en el amor? Una de las características de las persona impulsivas es que son bastante celosas, discuten mucho con su pareja. Además, cometen muchas veces el impulso de, en las discusiones, dejar a su pareja para luego arrepentirse a las pocas horas. Del mismo modo, son muy impacientes con su pareja a la hora de que esta responda a los mensajes o si su pareja necesita ir a un ritmo más lento en las relación, las personas impulsivas suelen pasarlo bastante mal incluso se llegan a plantear la relación en muchas ocasiones.

9. Tienen tendencia a la infidelidad

Las personas con impulsividad suelen dejarse llevar más por los estímulos y por la situación. Por tanto, otra de las características de las personas impulsivas en el amor es que pueden llegar a ser infieles.

Aquí puedes encontrar más información sobre qué es la impulsividad en psicología.

Recomendaciones para personas impulsivas

¿Hay alguna terapia para personas impulsivas? Vamos a ver algunos consejos para personas impulsivas:

Técnica del semáforo

Imagínate que eres un semáforo:

  • Cuando estás en verde es cuando estás tranquilo/a: ese es el momento de actuar.
  • Por el contrario, cuando estás en naranja es cuando te estás empezando a enfadar: en este momento tienes que comenzar a realizar una actividad que te distraiga y te calme y dejar la conversación o la actividad que estés realizando para cuando vuelvas a estar en verde.
  • Cuando estás en rojo es cuando estallas. En este momento es más difícil calmarse, pero debes de actuar como cuando estás en naranja. Lo ideal es no llegar a este punto y frenarlo antes.

Técnicas de relajación

Por ende, es importante aprender a relajarse. A muchas personas les gusta escuchar audios de relajación, mientras que a otras les es útil ir a correr. Prueba distintas actividades que te ayuden a olvidar aquello que te está poniendo nervioso y hazte con aquella que más te funciona. En este artículo encontrarás diferentes técnicas de relajación.

Planteamiento de metas a corto plazo

Cuando tienes una tarea larga por realizar, para evitar esa frustración y esa impaciencia, divídela. Por ejemplo, si tu objetivo es perder 20 kilos, marca una meta cada 2 kilos, de este modo, te será más gratificante y no tirarás la toalla antes de tiempo.

Visión positiva

Para darte cuenta de tus progresos cuando estás persiguiendo un objetivo o para reducir los niveles de ansiedad y estrés por lo que pasa en el día a día, intenta pensar en un aspecto positivo de cada momento negativo que te ocurra. Si, por ejemplo, estás en un atasco y quieres llegar ya a casa, en vez de dedicarte a pensar, ponte tu playlist favorita y disfruta de ese momento de escuchar música sin tener nada más que hacer.

Cómo tratar con personas impulsivas

En caso de que la persona impulsiva no seas tú, sino alguien de tu entorno, puede que quieras saber cómo tratar con personas impulsivas. A continuación veremos varias técnicas para ayudar a las personas impulsivas:

Emplear la técnica del disco rayado

Cuando una persona te esté continuamente metiendo prisa para hacer algo debido a que tiene muy poca paciencia, repítele una y otra vez la misma respuesta, como si fueras un disco rallado. Esta respuesta la debes dar con calma y sin dejar que su insistencia te haga perder la concentración. Un ejemplo es decir: "sí, ya voy", hasta que se calme.

Empatizar

Del mismo modo que la técnica anterior, sirve para momentos en los que esa persona está ejerciendo una excesiva presión sobre ti y de forma injusta, en otros momentos, también procura entenderle. Preguntarle qué es lo que necesita exactamente y expresarle que entiendes que sea algo tan importante y que por ello insista tanto puede rebajar mucho sus niveles de ansiedad.

No entrar en su juego

Evita tomarte a lo personal lo que te diga. Recuerda que es un estrés que tiene consigo mismo/a y que no va contigo en concreto. Mantén tu templanza, un volumen de voz bajo, calmado, para así forzarle a él/ella de forma inconsciente a que adopte el mismo tono.

Poner límites

Que sea una persona impulsiva no justifica que tenga que tratarte mal. En el momento en el que vaya a sobrepasar un límite, exprésale que no seguirás hablando hasta que se calme.

Desahogarte

Relájate haciendo ejercicio por tu cuenta, hablando con alguien o leyendo un libro para descargar la tensión acumulada.

Evitar el "lo siento"

No le hagas caso en corregir todo lo que te dice cuando lo hace de malas formas. Aunque tenga razón, debe entender que si lo pide de esa manera no obtendrá nada a cambio. Hazle caso una vez se haya calmado.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Personas impulsivas: características y cómo tratarlas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Bibliografía
  • Pueyo, A. (2001). Impulsividad y cerebro. Departamento de Personalidad-Universidad de Barcelona.
  • Sola Gutiérrez, J., Valladolid, G. R., & de Fonseca, F. R. (2013). La impulsividad: ¿antesala de las adicciones comportamentales? Salud y drogas, 13(2), 145-155.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Personas impulsivas: características y cómo tratarlas
Personas impulsivas: características y cómo tratarlas

Volver arriba