menu
Compartir

¿Por qué no soporto a la gente y qué hacer?

 
Por Sonia Silgado. 11 diciembre 2020
¿Por qué no soporto a la gente y qué hacer?

En los últimos tiempos, con la pandemia y el confinamiento, hemos pasado mucho tiempo solos o con las personas con las que convivimos y nuestra vida social se ha reducido. Esto ha provocado que a muchas personas, a día de hoy, no les apetezca quedar tanto con sus amigos o con su pareja. Se han vuelto más solitarias. Quizá a ti te haya pasado o quizá te pasara antes y sintieras que no encajas en ningún lugar o que siempre algunos comportamientos de los demás te irritan y que estás más cómodo/a en tu casa leyendo un libro, jugando a algún videojuego o viendo alguna película. Puede que, incluso, ver mucha gente junta te sature y que prefieras quedar con gente de forma individual a quedar en grupos grandes. ¿Qué significado tiene en psicología no soportar a la gente? ¿Hasta qué punto es normal aislarse? ¿Qué hacer cuando no quieres relacionarte con nadie?

Sigue leyendo Psicología-Online para descubrir cuáles son las diferencias entre ser asocial y antisocial, por qué no soportas a la gente y las soluciones que puedes poner en marcha.

Diferencias entre ser antisocial y ser asocial

Seguramente, si sueles estar solo/a y no te gusta pasar mucho tiempo con otras personas te han llegado a llamar antisocial. Sin embargo, este término no es adecuado.

Antisocial, o trastorno de la personalidad antisocial, es un trastorno psicológico en el que el individuo va en contra de la sociedad. Para ello, hace daño a objetos, animales o personas. En este grupo entrarían ladrones, pirómanos, personas violentas...

Por otro lado, nos encontramos con las personas asociales. Son aquellas que prefieren la soledad a la compañía. En este caso, no se pretende dañar a la sociedad, pero tampoco se quiere formar parte de la misma e integrarse. En este artículo puedes ver rasgos y características de una persona asocial.

Si nos damos cuenta, la diferencia de ambos términos radica en el prefijo, siendo anti- el equivalente a "ir contra de algo", y siendo a- el equivalente a "sin".

¿Por qué no soportas a la gente?

¿Por qué me aíslo tanto de la gente? ¿Cómo explica la psicología que no soporte a nadie y que no me interese nadie? Hay múltiples causas que pueden explicar tu conducta asocial. Las más generales son:

Temperamento

En primer lugar, nos encontraríamos con la biología, es decir, que sea tu forma de ser desde nacimiento, del mismo modo que eres moreno/a, rubio/a o pelirrojo/a.

Personalidad

Por otro lado tendríamos las causas ambientales. Dentro de estas nos encontraríamos dos tipos principales:

  • La forma en la que te han criado tus padres. La primera es la más difícil de detectar. Se trataría de las relaciones de apego. Si desde nuestra infancia hemos sido desatendidos, por ejemplo, hemos creado un apego evitativo en el que no nos atrevemos a estrechar lazos por miedo a que nos hagan daño, aunque muchas veces este miedo es inconsciente.
  • Posibles traumas o experiencias vitales impactantes. La segunda es la más fácil de detectar: si una persona ha sufrido acoso durante toda su infancia o ha vivido constantes mudanzas y nunca ha podido mantener amistades de forma estable, es probable que en el futuro le sea más difícil poder hacerlo.

Rigidez y frustración

Otra posible causa que se encontraría a medias entre los dos grupos que acabamos de mencionar son nuestras ideas irracionales. En función del estilo de crianza de nuestros padres y nuestras experiencias vitales posteriores, podemos generar una idea del mundo errónea. Es muy común que creamos que los demás deben sentirse y comportarse como lo hacemos nosotros, sin pararnos a pensar que cada persona tiene su forma de ser. Por ello generamos expectativas nunca se cumplen, así que acabas pensando que tu pareja no te quiere porque no le gusta escribir cartas, o que no soportas a ciertas personas porque son muy escandalosas.

Malestar físico o psicológico

Cuando no te encuentras bien, ya sea porque te duele algo o porque tienes ansiedad, por ejemplo, estás mucho más irritable. Habrás notado que en periodos de estrés, estás más sensible y susceptible, que te enfadas con más facilidad y que estás más irritable. Si eso se alarga en el tiempo, puede ser debido a un trastorno de ansiedad o al estrés crónico. Cuando todo te molesta y no soportas a la gente, si sientes que no aguantas a nadie y que no te soportas ni a ti mismo/a, comprueba tus niveles de estrés.

Timidez o pocas habilidades sociales

Ser tímido o tímida o no contar con suficientes habilidades para desenvolverse correctamente en situaciones sociales también puede llevarte a no querer hablar con nadie y no querer relacionarte con la gente. Sobre todo, si tienes un estilo de comunicación pasivo es probable que no seas capaz de expresar tus opiniones y tus deseos y que acabes haciendo lo que los demás quieren. Como consecuencia, tenemos el malestar y la frustración que provocan la irritabilidad y la falta de interés en las relaciones sociales.

¿Qué puedes hacer?

¿Qué puedes hacer ante la irritabilidad y el poco interés que te provoca la gente? En función de la causa obtendríamos la solución. Si bien la parte biológica nos parece imposible de solucionar, debemos saber que con cierto esfuerzo podemos paliarlo. Es decir, seguirás teniendo una base en la que seas una persona que no le gustan las multitudes, pero puedes aprender a ser un poco más social.

  • Identificar los miedos. Respecto a tu apego, seguramente es un apego evitativo. Este apego, tal y como hemos mencionado, se debe a un miedo a que te hagan daño. Es importante darse cuenta que las pegas que les pones a los demás son barreras para no permitirte ser vulnerable.
  • Tener más flexibilidad. Todos tenemos defectos y no podemos quedarnos solos por no encontrar a la persona perfecta. Esto va unido a las expectativas comentadas en el apartado anterior. Todo ello son un conjunto de ideas irracionales que hay que intentar cambiar.
  • Escuchar los pensamientos. Para ello, primero anota todos estos pensamientos que vayas notando: "me van a hacer daño", "no aguanto la gente que se sienta de esta forma", "no quiero a personas ruidosas en mi vida"...
  • Cambiar los pensamientos. Intenta darles la vuelta: "no tienen por qué hacerme daño así que voy a disfrutar del momento y si luego me hacen daño ya me preocuparé", "no me gusta como se sienta pero siempre me hace reír así que voy a darle una oportunidad", "no hacen tanto ruido, lo único que en mi casa nunca me permitieron hacer ninguna clase de ruido de pequeña y ahora creo que todo lo demás es ruidoso".
  • Gestionar el estrés. Como hemos visto, el estrés y la frustración pueden ser una causa de que no toleres nada y no soportes a nadie. Por ello, es recomendable que aprendas algunas técnicas para manejar el estrés.
  • Aprender habilidades sociales. Aprender asertividad es vital para construir relaciones sanas en las que puedas ser tu mismo/a y expresar tu opinión, tus preferencias... Descubre actividades para trabajar las habilidades sociales en adultos

Por último, si te ha ocurrido algún trauma como acoso escolar o algún tipo de humillación pública, deberías ponerte en manos de un profesional para poder trabajar dicho trauma realizando una exposición a este, con el fin de superar dicho miedo.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué no soporto a la gente y qué hacer?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué no soporto a la gente y qué hacer?
¿Por qué no soporto a la gente y qué hacer?

Volver arriba