Compartir

Por qué siempre quiero estar solo

Por qué siempre quiero estar solo

El ser humano vive en un constante equilibrio de instantes de soledad y momentos de compañía. Pese a que la soledad habitual es observada con una connotación negativa por parte de mucha gente, por el contrario, también existen muchas personas que disfrutan tanto de sus instantes solitarios que priorizan esos planes frente a la alternativa de las habilidades sociales. En el proceso de madurez, la conquista de la soledad es el resultado del amor incondicional hacia uno mismo. Pero... "¿por qué siempre quiero estar solo?". Si te sientes identificado con esta pregunta, en Psicología-Online te ayudamos a encontrar la respuesta.

También te puede interesar: Estar triste sin saber por qué

Experiencia positiva de la soledad

Aquellas personas que evitan los planes individuales o creen que una experiencia de cine o teatro es más agradable, simplemente, por estar acompañado, suelen vivir con incomodidad la idea de improvisar una tarde de ocio y tiempo libre sin haber quedado previamente con algún amigo.

Por el contrario, la soledad es un tesoro emocional para quienes no viven la soledad desde la perspectiva del vacío o de la ausencia sino de la plenitud. Son personas que sienten la creatividad, la ilusión, la libertad y la confianza de estar consigo mismas.

Aquellas personas que viven la experiencia positiva de la soledad aprecian su tiempo y su capacidad para gestionarlo de forma autónoma sin tener que llegar a acuerdos con nadie más. Es la libertad de poder ultimar los detalles de la agenda sin tener que conciliar ese tiempo libre con el de otra persona.

Las personas que disfrutan con su soledad tienen un intenso mundo interior. Son personas reflexivas que mantienen un constante diálogo interior consigo mismas. El ser humano está inmerso en constantes dinámicas de relación con los demás al estar en sociedad. Por ejemplo, relación con los compañeros de trabajo, convivencia con los vecinos del barrio y la familia.

No todas las relaciones personales son plenamente felices y satisfactorias. Muchas de ellas se perciben como un protocolo social más que como un disfrute. Desde esta perspectiva, los momentos de soledad se convierten en una agradable desconexión que propicia el descanso emocional.

Las personas que llegan al estado de disfrutar de periodos de soledad son aquellas que se han dado la oportunidad de experimentar en la práctica vivencias que rompen con esas creencias limitantes que concluyen que los planes de ocio vividos en soledad son aburridos. Por ejemplo, quien tras haber hecho un viaje en soledad, descubre que ha disfrutado mucho de esa experiencia, se anima a marcarse otro objetivo similar. Y, de este modo, a partir de la memoria de este catálogo de vivencias, construye un nuevo mapa del mundo.

En este otro artículo te descubrimos los puntos positivos de la soledad.

Por qué siempre quiero estar solo - Experiencia positiva de la soledad

5 causas por las que quieres estar solo

Cada historia personal es única e irrepetible, por tanto, tiene sus propios matices. ¿Cuáles son las causas por las que una persona siempre quiere estar sola?

  1. Momento de búsqueda personal. Quien se encuentra en un momento de cambio respecto de su estilo de vida habitual y quiere desarrollar su introspección para encontrar respuestas a las preguntas que laten en su interior, entonces, busca la soledad como un refugio necesario para pensar con calma. Esta situación es habitual en un momento de crisis cuando el protagonista quiere tomar decisiones importantes.
  2. Modo de ser. Existen personas que cuando piensan en posibles adjetivos con los que definirse a sí mismas para presentarse ante los demás explican que son solitarias. ¿Significa eso que evitan en todo momento las relaciones personales? Las personas solitarias también disfrutan de los lazos de calidad. Sin embargo, incluso cuando están en pareja, necesitan mucho espacio para sí mismas. Son personas creativas que no se aburren fácilmente porque siempre tienen algún proyecto en mente al que dedican gran parte de su tiempo libre.
  3. Individualismo. Así ocurre cuando surge una visión pragmática de la gestión del tiempo centrando siempre el interés en uno mismo. En ese caso, el protagonista observa como una ventaja el poder definir sus horarios en todo momento sin tener que ajustarse a la disponibilidad de agenda de otra persona para concretar un plan. A veces, la persona experimenta el efecto rebote de caer en el individualismo como un mecanismo de defensa ante una etapa previa en la que no ha respetado su propio espacio y se ha adaptado de forma frecuente a las expectativas de los demás.
  4. Tristeza profunda. El deseo de soledad no siempre es la manifestación de que el protagonista se siente feliz. Quien vive un periodo de tristeza y apatía, puede tender al aislamiento como una consecuencia de su propio estado de ánimo. En este caso, el entorno de amigos y familiares de esa persona se preocupan cuando observan cómo el protagonista se distancia de los demás y se encierra en sí mismo. Es natural querer pasar más tiempo a solas en una situación de tristeza, sin embargo, no es saludable a nivel emocional querer estar siempre solo.
  5. Decepciones previas. Cuando una persona acumula una suma de experiencias personales negativas en el plano del amor y la amistad puede llegar a la conclusión universal de que la soledad es la mejor experiencia. Asumir un compromiso con otra persona en relación con el cuidado de esa historia requiere de unas condiciones de reciprocidad. En tus momentos de soledad, no te expones al dolor de que un amigo no esté a la altura de tus expectativas, por ejemplo. Quienes se encuentran en un momento en el que quieren evitar este tipo de decepción amistosa, buscan la soledad como un mecanismo de protección.

Sin duda, la soledad es una experiencia necesaria. Pero los momentos de soledad se completan con los espacios de relación social.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué siempre quiero estar solo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Escribir comentario sobre Por qué siempre quiero estar solo

¿Qué te ha parecido el artículo?
64 comentarios
Su valoración:
celeste uriana
quisiera saber algo
Su valoración:
isa
la soledad es tan buena por momentos, pero cuando eres dependiente a ella se vuelve tan asfixiante.
Su valoración:
francisco
Estar solo es lo que mas he disfrutado en mi vida, cuando quiero estar solo y no puedo me dan ganas de llorar
Su valoración:
daniela alexandra
me gusta estar mas sola que en compañia. sola puedo ordenar mis pensamientos llorar con todas mis fuerzas y que nadie me este preguntando por que lo hago por que siento que ni yo lo se puedo sonreir y reir con libertad sin que alguien me diga por que lo estoy simple mente esta vida tiene cosas buenas como cosas malas me encanto expresar mis sentimientos con demasiada libertad sin que me diga hay esta llorando o hay esta feliz quien sabe porque por que sola puedo ser quien soy sin que nadie juzge o me pregunte por que estoy de tal manera sola puedo critar cantar sin que nadie me diga hay ella esta loca por esa razon me gusta estar mas solo
Su valoración:
Paula
En estos momentos, como estoy en la etapa de la adolescencia me ocurren este tipo de cosas. Yo prefiero además no salir y no estar mucho tiempo con personas. Me gusta pensar, leer y dibujar, me inspiran los momentos de soledad. Es bonito y relajante.💖 Esto me ha ayudado a comprenderme mejor, gracias....
Su valoración:
Fernando
Hola tengo 14 años desde que era niño mi familia decia que era más sosiable pero no qreo es mejor estar solo por qué si estás solo nadie te lástima nadie te rompe el corazón prefiero estar solo que acompañado todo el tiempo estoy solo mi familia ni siquiera se preocupan por mi y me a acostumbre a estar en la soledad y soy Ati sosial
Su valoración:
Sandra
Soy casada hace 34 años,he pasado x muchas cosas y me he dado cuenta que soy feliz cuando estoy sola.
Su valoración:
Paúl
Hola, Tengo 24 años, solo quiero contar de cómo llegue a este articulo, Algunos capaz hasta se identifique tambien con mi caso. Así que si este comentario va a servir como para una investigación atájense que me descargo.. creo que siempre he apreciado convivir yo solo conmigo mismo, y no sé si sea raro pero muy frecuentemente hablo conmigo mismo, soy mi propio psicólogo mi propio terapeuta por así decirlo, me sentía bien hablando de mis planes o de mis preocupaciones o de hasta de como es mi personalidad. algo que creo que me resulta muy bien porque es como desahogarme y seguir adelante. Nunca me ha gustado tanto las reuniones sociales a no ser de que sea familiar, no me gusta tanto salir en fiestas, prefiero más quedarme a disfrutar ver de una buena película y preparar mi platillo favorito, y si tengo que salir me lleva horas en decidir por lo que lo mas probable me niegue al final, es frustrante cuando alguien te pone en esa posicion en salir a alguna parte con una cierta situación que te obliga. La mayoria de veces cuando salgo ya inmediatamente pienso en la hora de volver otra vez y miro el reloj a cada rato. Me dificulta empezar la conversación con un extraño no soy para nada bueno en eso, en mi época del colegio sufría de bullying pero nada de eso creo que no me afecto porque sigo sosteniendo que mis compañeros son unos idiotas inadaptados que no superaban la inmadurez que tenían, no me llevaba del todo bien con mi padre por lo que tenia problemas de temperamento y yo no compartía tanto eso, aunque con el paso del año iba a mejorando la relación solo hacia caso omiso.. Para entenderme con alguien desconocido y comenzar una conversación fluida debe tocar temas de política, astrología, biología, geología, o Salud mencionando también que soy Enfermero y son temas muy interesantes y curiosas en lo personal. No me gusta sobre deportes específicamente el fútbol, lo que me gustaría haber aprendido es Natación y me gusta mucho el Ajedrez. En mi telefono no tengo ni una aplicación de juegos excepto el ajedrez, tengo una aplicación terminología medica y un diccionario. Me encanta ver películas y series como también me gustan las músicas clásicas hasta tengo operas en mi teléfono que a menudo lo escucho.. Actualmente estoy trabajando y hospedándome en un departamento donde disfruto bastante de mi soledad manejando todo a mi ritmo me parece fantástico, ya van 2 mese que no me voy mas de visita mi casa solo porque aun me siento bien, aunque extraño a mis 2 gatos y a mi perro. pero que me cause una desesperación de irme solo porque necesito ver a mis amigos naahh,, los aprecio pero solo no me da esa sensación..
Soy una persona de un pasado no tan agradable pero me considero a mi mismo triunfador de no haber desarrollado ningún trastorno de depresión o algo que me llegue a afectar. no sé quien carajos vaya a leer todo lo que escribo ni que sirva de algo pero lo hago ya que estoy disfrutando de todo el tiempo libre que me permito a mi mismo.. Y eso es todo aunque eso no fue ni 5% de lo que quisiera contar, pero es sufciente. Saludos!!!
Su valoración:
Mauro
Hola...tengo actualmente 25 años. Al igual que leí unos comentarios más abajo, sentí y siento, de muy niño, que la soledad siempre ha estado conmigo. Siempre he estado rodeado de muchos amigos pero el que me alejo soy yo. En mi caso me gusta disfrutar de mi espacio, de mi privacidad y zona de confort. Creo que la soledad es la cosa más íntima-personal que tengo, y perderla sería perderme a mí mismo, sería ser otro. Dese de mi adolescencia tuve planes, ideas sueños enormes, y ahora que estoy dejando la juventud y pasando a la vida adulta, todas esas ideas y todos esos sueños los veo cada vez más plasmados en la realidad: una casa cerquita a un lago, a un bosque, rodeado de la naturaleza, es todo lo que necesito. No creo en dios, y eso tampoco me convierte en un depresivo maníaco o psicópata que no tiene ni ética ni moral, sino me baso en el corazón y el racionamiento. Estudio medicina, y creo que lo hago bastante bien. El tema es el siguiente: creo que nací para encontrar una respuesta, pero ni yo se cuál; para eso consiste y es mi soledad.

No escribí este comentario para buscar ayuda, sino para establecer contacto y leer a personas que gustan de las mismas cosas que yo. Saludos desde Chile.
Su valoración:
Oscar
Hola tengo 36 años , llevo una relacion de 16 años aproximadamente con mi pareja y de unos años atras he sentido la necesidad de estar solo. Me siento frustrado y utilizado por mi familia y mi hogar , no me siento feliz y llevo una deprecion muy grande dentro de mi , siento que he entregado toda mi vida y mi juventud por mi familia y me he olvidado de vivir. Sufromde insomio ya que es el unico espacio li re q me queda para pensar y reflexionar ,el resto de tiempo lo absorve mi trabajo y mi familia , es tanta la necesidad de querer estar solo que me fastidia , me irrita q me hablen en mi trabajo. Me concentro tanto en mis funciones que evito que socialicen conmigo . Lo mismo sucede en mi hogar , me molesta el ruido , la luz todo lo que me incluya a mi en sus planes . La unica persoana que no me incomoda es mi hijo y por el es que no he abandonado mi hogar . Me asusta que la deprecion me gane y cometa estupideces . Estoy planeando irme de mi casa muy lejos pero quiero explicarle a mi hijo que siempre estare disponible para el , no se como hacerlo ,se que mi esposa me manipulara y no se como manejar la situacion . Detesto sentirme asi pero las ansias de querer estar solo se vuelven cada vez mas fuertes. No se hasta que punto sea sano para mi y para los que me rodean esta situacion.
Adz
La verdad comparto tu sentimiento, aún no tengo hijos y no sé si quiera tener, pero te aconsejo que busques un amigo o familiar de confianza y converses este tema, más que para buscar una solución ver otra perspectiva, no puedo darte una respuesta específica por qué no conozco la realidad en la que vives, pero recuerda que lo importante es buscar y hacer lo que te haga feliz

Por qué siempre quiero estar solo
1 de 2
Por qué siempre quiero estar solo

Volver arriba