menu
Compartir

Bogifobia: qué es, causas, síntomas y tratamiento

 
Por Andrea Fernández García. 9 noviembre 2021
Bogifobia: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Seguro que de pequeño/a te explicaban historias sobre el hombre del saco o bien tienes algún conocido, amigo o familiar al que se las explicaban. Quizá conozcas a alguien que tenga miedo a los monstruos o seas tu mismo/a el que siente o sentía un miedo irracional cuando era pequeño o pequeña por estos seres. Este temor es denominado bogifobia.

En este artículo de Psicología-Online, hablaremos sobre qué es la bogifobia, sus causas, síntomas y cuál es su tratamiento. Si te interesa conocer con más detalle en qué consiste este miedo a los seres sobrenaturales e imaginarios, ¡sigue leyendo!

Qué es la bogifobia

Para entender qué es la bogifobia, primero debemos remontarnos a cuando éramos niños y niñas y nos explicaban historias sobre el hombre del saco, o el miedo que teníamos de que hubiera algún monstruo debajo de la cama o dentro del armario.

En países angloparlantes, el equivalente del hombre del saco (o el típico “que viene el coco”) es el Bogeyman, de donde proviene el término bogifobia. Así pues, podemos decir que la bogifobia es el miedo irracional al hombre del saco, o como lo definen otros autores, el miedo a los seres sobrenaturales e imaginarios.

Causas de la bogifobia

Algunos niños y niñas lo desarrollan debido a la costumbre generalizada de asustarles diciéndoles que aparecerá algún ser extraño que se los llevará en caso de no portarse bien, por no querer irse a la cama o dejarse la comida en el plato. Aunque esta amenaza cada vez está más en desuso, todavía nos podemos encontrar gente que la utiliza y que, por ende, potencia la aparición de la bogifobia.

Por lo tanto, esta fobia se consolida por un mal aprendizaje, donde el niño o la niña, frente a estímulos de seres sobrenaturales e imaginarios, padece una ansiedad intensa de forma inmediata.

Ejemplo de un caso complejo de bogifobia

Imaginemos un niño al que sus padres lo amenazan siempre con que si no ordena su cuarto vendrá el hombre del saco. Esta amenaza genera ansiedad, palpitaciones e hiperventilación en el menor, por lo que cumple con su tarea hasta el punto de desarrollar bogifobia.

En este caso, el niño mantiene la habitación en excesivo orden para así evitar la ansiedad que le genera que le digan que puede venir el hombre del saco, hasta tal punto que nunca puede haber algo que no esté en su sitio. No deja que nadie deje nunca nada fuera de su sitio, lo que lo lleva a desarrollar un trastorno obsesivo compulsivo (TOC) con el orden, con las consecuencias que conlleva en el ámbito social y académico.

Este TOC se generaliza y ya no es solo en su habitación, sino que afecta a todos los ámbitos de la vida del menor. Cuando este niño llega a consulta, lo más probable es que no recuerde de dónde le viene esta compulsión por el orden y el tratamiento sea mucho más complejo.

Síntomas de la bogifobia

¿Cómo saber si tengo bogifobia? A continuación, te mostramos los principales síntomas de la bogifobia:

  • Referencias negativas al “hombre del saco” o seres sobrenaturales e imaginarios.
  • Excesiva evitación y escape de dichos estímulos.
  • Hiperventilación y palpitaciones.
  • Ansiedad intensa ante las estimaciones erróneas de amenaza, es decir, ante los significados atribuidos al estímulo y la respuesta evocada de miedo. Descubre diferentes ansiolíticos naturales para calmar la ansiedad.
  • Aparición de otros trastornos derivados de esta fobia.

Tratamiento de la bogifobia

La clave para curar la bogifobia es la exposición repetida al estímulo temido en concreto, como podría ser el pensamiento de la posibilidad de aparición del hombre del saco, y la generación de un nuevo aprendizaje en el que el estímulo temido se vuelve inocuo.

Para empezar el tratamiento de la bogifobia, es importante adquirir habilidades de control de la ansiedad y relajación, así como crear un entorno de seguridad en el marco de una alianza terapéutica apropiada para poder continuar avanzando. A partir de aquí, como con todas las fobias, el mejor tratamiento sería la terapia de exposición o desensibilización sistemática.

Terapia de exposición

Según Wolpe, la desensibilización sistemática funciona por contracondicionamiento, es decir, por asociar o generar una respuesta opuesta, como la relajación, a la que seria generada de forma inicial, como miedo, y la ansiedad.

La terapia de exposición, la más actual y usada, se fundamenta en la teoría bifactorial de Maurer y los modelos de habituación y extinción. Su eficacia para curar la bogifobia radica en impedir que la evitación se convierta en una señal de seguridad. Esta terapia, puede llevarse a cabo de varias formas:

  • En vivo (gradual o inversiva): exponiéndose directamente a la situación que genera el miedo irracional con el hombre del saco
  • Simbólica: mediante estímulos visuales o auditivos asociados o a través de realidad virtual.
  • En grupo: aumentando así el apoyo social y la motivación y adherencia a la terapia.
  • Interoceptiva: provocando las sensaciones corporales propias del momento de aparición del miedo como la hiperventilación.

Otras terapias cognitivo conductuales

Por último, también se conocen otras técnicas que funcionan con algunas fobias como la terapia narrativa y el procesamiento y desensibilización por movimientos oculares (EMDR). Todas estas terapias mencionadas se engloban en la corriente cognitivo conductual de la psicología, de la que tenemos más evidencia científica de su eficacia. En este artículo, te contamos qué es el conductismo en la psicología.

Como siempre, la elección del tratamiento más adecuado dependerá de muchos factores, personales, sociales, y ambientales, que harán que funcione mejor un tipo u otro. Sea cuál sea el tipo de tratamiento escogido, las claves del éxito para curar la bogifobia son:

  • Que el terapeuta tenga conocimiento del modelo conceptual que aplica.
  • Que se haya establecido una buena relación terapéutica.
  • Que se transmita una lógica consistente del tratamiento.
  • Que se implanten de manera efectiva las diferentes modalidades de exposición.

Si piensas que podrías padecer bogifobia y notas que esto esta interfiriendo en tu día a día y te genera malestar, es importante que acudas a un/a psicólogo/a que pueda hacerte las pruebas pertinentes y realizar el tratamiento que mejor se ajuste a tu caso.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Bogifobia: qué es, causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • American psychiatric association, (2014). Manual diagnostico y estadístico de los trastornos mentales DSM-5. Madrid, España. Editorial medica panamericana.
  • Echeburúa, E., de Corral, P., y Ortiz, C. (2008). Desensibilización sistemática. A F. J. Labrador, Técnicas de modificación de conducta (Cap. 10, p. 261-286). Madrid. Pirámide.
  • Jiménez, D., Gago, M. V., Paz, M., Enamorado, V. (2014). Espacios míticos: Historias verdaderas, historias literarias. Alacalá de henares. El jardín de la Voz. Biblioteca de Literatura Oral y Cultura Popular.
  • Labrador, F. J: y Crespo, M. (2008). Desensibilización sistemática. A F. J. Labrador, Técnicas de modificación de conducta (Cap. 9, p. 243-260). Madrid. Pirámide.
  • Ruiz, N. (2021). Lo sublime y lo incontrolable. La naturaleza en el cine catastrófico. Universidad de Sevilla, 273-287.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Bogifobia: qué es, causas, síntomas y tratamiento
Bogifobia: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba