Crecimiento personal y autoayuda

Cómo cerrar etapas en la vida

 
Mary Dulcinia Lugo
Por Mary Dulcinia Lugo. 9 agosto 2023
Cómo cerrar etapas en la vida

La vida está llena de etapas. Algunas son emocionantes y llenas de felicidad, mientras que otras pueden ser desafiantes o incluso dolorosas. Independientemente de cómo sean estos ciclos, todos tienen un comienzo y un final. Si quieres cerrar una etapa de tu vida debes aprender a dejar ir, a vivir tu proceso de duelo, a reconocer tu dolor, y asumir tus responsabilidades para avanzar hacia un mejor destino.

En este artículo de Psicología-Online, te contamos cómo cerrar etapas en la vida. Desde el final de una relación, hasta dejar un trabajo, mudarse a un nuevo lugar, o simplemente dejar atrás una época de nuestra vida, te damos estrategias y consejos para cerrar estas etapas de manera significativa y con esperanza.

Índice
  1. Por qué es importante cerrar etapas en nuestra vida
  2. Soltar y dejar ir
  3. Analizar lo que sucedió para hacer un balance
  4. Aprender de los errores
  5. Despedir y perdonar
  6. No buscar respuestas, lo que pasó, ya pasó
  7. Empezar nuevos hábitos

Por qué es importante cerrar etapas en nuestra vida

Cerrar etapas es de vital importancia para que la mente no quede atrapada en un bucle de situaciones que ya no volverán o que no puedes cambiar. Además, es un proceso que reconcilia con el presente para recordar lo que ya vivimos, pero sin dolor y con un enfoque de esperanza. Concretamente, cerrar etapas en nuestra vida es fundamental por las siguientes razones:

  • Ayuda a nuestro crecimiento personal: cerrar etapas permite avanzar y crecer como persona. Cuando cerramos ciclos, dejamos espacio para nuevas experiencias, oportunidades y aprendizajes en nuestra vida, lo que permite adquirir nuevas perspectivas, habilidades y conocimientos que ayudan a evolucionar y desarrollarnos personalmente.
  • Sirve para superar emociones y traumas: al cerrar etapas nos damos la oportunidad de sanar y superar cualquier tipo de dolor, trauma o decepción asociada a esa etapa. Es un proceso que permite procesar y liberar emociones negativas, perdonar, y darle un sentido de cierre y aceptación a lo que hemos vivido.
  • Abrir espacio para nuevas oportunidades: cerrar ciclos nos libera de ataduras pasadas y permite estar abierto a nuevas posibilidades. Al cerrar una relación, trabajo o período de nuestra vida, nos permitimos explorar nuevos horizontes, relaciones y metas. Abrimos espacio para el crecimiento, la creatividad y la búsqueda de nuevos propósitos en nuestra vida.
  • Es una puerta para vivir en el presente: el proceso nos permite disfrutar y vivir plenamente el presente. Al soltar el pasado, nos liberamos de cargas innecesarias y nos centramos en el aquí y ahora. De esta forma, podemos experimentar la alegría y las bendiciones que el presente tiene para ofrecernos sin estar anclados en el pasado. Además, cerrar etapas en la vida proporciona una sensación de logro y ayuda a avanzar con confianza hacia el futuro.

Soltar y dejar ir

Es parte de la naturaleza humana aferrarnos a todo lo que ya conocemos, así nos haga daño o nos duela, porque le tenemos mucho temor a lo desconocido. Por esta razón, uno de los primeros pasos para cerrar etapas es soltar y dejar ir el pasado para hacer espacio a lo que vendrá.

Cuando nos apegamos demasiado a algo, desarrollamos una especie de dependencia emocional que bloquea la posibilidad de vivir nuevas experiencias. No se trata de desprenderse por completo de las emociones, ya que el apego en una medida justa nos permite valorar lo que tenemos. Es más bien no permitir que ese apego se convierta en patológico para que podamos soltar lo que ya termino y dar paso a lo que vendrá.

Analizar lo que sucedió para hacer un balance

Para cerrar etapas de manera asertiva es necesario que hagas un balance de lo que sucedió, lo que dejas atrás y lo que está por venir. Al analizar lo ocurrido durante un ciclo, podrás identificar las lecciones aprendidas y los errores cometidos. Este análisis te brinda la oportunidad de reflexionar sobre tus experiencias, evaluar qué funcionó y qué no, y utilizar ese conocimiento para crecer y mejorar en el futuro.

Asimismo, este autoanálisis nos permite conocernos mejor a nosotros mismos. Al evaluar nuestras acciones, decisiones y respuestas emocionales durante un ciclo, podemos comprender más claramente nuestras fortalezas, debilidades y áreas de crecimiento. Esto ayuda a tomar decisiones más informadas y a potenciar nuestras capacidades en futuras etapas.

Cómo cerrar etapas en la vida - Analizar lo que sucedió para hacer un balance

Aprender de los errores

Aunque puede que lo nuevo te asuste, y pienses que los errores son huellas de fracaso, en realidad son pequeñas enseñanzas que construyen la resiliencia. Si quieres cerrar ciclos emocionales, es importante aprender de los errores, ya que ayudan a construir resiliencia emocional y mental, así cómo superar obstáculos y adaptarse a los cambios. Esta resiliencia también sirve para enfrentar de manera más efectiva los desafíos futuros.

Los errores permiten identificar las áreas en las que necesitamos mejorar nuestras habilidades. Al reflexionar sobre ellos, podemos evaluar qué habilidades específicas podríamos haber aplicado de manera más efectiva y trabajar para desarrollarlas en el futuro. Esto nos permite aumentar nuestra competencia en diferentes ámbitos de nuestra vida para que las nuevas fronteras sean caminos que podamos recorrer con más confianza.

Al cerrar ciclos, los errores nos enseñan a ser humildes y a reconocer nuestra imperfección. Aceptar que podemos errar nos permite ser más compasivos con nosotros mismos y con los demás, y nos ayuda a construir relaciones más auténticas y empáticas.

Despedir y perdonar

Ante la duda de cómo cerrar ciclos emocionales, debes saber que es importante decir adiós, pero desde el fondo de tu corazón. Atesora los buenos recuerdos y deja a un lado los momentos que te hicieron sufrir o te atormentaron. Después, da paso a la aceptación y al perdón, la cual quizás es la etapa más fuerte de enfrentar.

Ten en cuenta que no puedes cambiar el pasado, sino que tienes que aceptar lo sucedido como parte de la vida. De esta manera, vas a entender que nada fue por tu culpa y que todo ocurrió por una razón que escapa de tu control.

No buscar respuestas, lo que pasó, ya pasó

¡No te castigues tratando de encontrar una respuesta a lo ocurrido! No siempre hay una explicación para todo lo que pasa. La vida no es una prueba de matemáticas en la que calculas cada procedimiento y te da un resultado exacto. Para cerrar etapas hay que entender que, a veces, las cosas pasan porque tienen que pasar y punto. Para ello, te recomendamos leer este artículo sobre Cómo aprender a aceptar la realidad.

Cómo cerrar etapas en la vida - No buscar respuestas, lo que pasó, ya pasó

Empezar nuevos hábitos

Nunca vas a salir de una etapa si te quedas estancado/a en los recuerdos. ¡Tienes que pasar a la acción! Para lograrlo, fíjate objetivos concretos, encuentra nuevos hobbies o dedícale tiempo a un pasatiempo que te apasione. No sigas perdiendo el tiempo lamentándote por el pasado y establece nuevas metas, porque la vida sigue y no se va a detener por ti.

Ten en cuenta que cada etapa de nuestra vida tiene su momento y propósito, y es importante reconocer cuando ha llegado el tiempo de cerrar una etapa y seguir adelante. Dejar ir y cerrar correctamente nos permite continuar creciendo y construyendo una vida llena de significado y plenitud. Aunque desprenderte de una etapa es doloroso, recuerda que cuando se cierra una ventana, cientos de puertas te estarán esperando.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cerrar etapas en la vida, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • Alonso, M. (2019). Cerrar ciclos: Cómo soltar el pasado y vivir el presente. Editorial Planeta.
  • Bisquerra, R. (2018). Resiliencia: Construir la vida después de una crisis. Editorial Paidós.
  • Echeburúa, E. (2017). Cómo superar un duelo. Editorial Pirámide.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Cómo cerrar etapas en la vida