Compartir

Cómo ser feliz solo: 15 claves

 
Por Irene Alabau. Actualizado: 3 octubre 2019
Cómo ser feliz solo: 15 claves

Hoy en día muchas personas tienen miedo de no estar en pareja, ya sea porque creen que no serán capaces de tener este tipo de relación nunca o porque piensan que no pueden ser felices sin una. Este miedo genera una concepción limitada de la felicidad, ya que esta satisfacción se asocia únicamente al vínculo amoroso, y coarta las posibilidades de crecimiento y desarrollo personal. Si quieres aprender sobre cultivar la felicidad al margen de una pareja y saber cómo ser feliz cada día, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online: Cómo ser feliz solo: 15 claves.

También te puede interesar: Cómo ser feliz cuando todo va mal

Miedo a la soledad

Actualmente existe una tendencia en la gente a sufrir miedo a la soledad y al abandono, causado en gran parte por la dependencia emocional. Este temor se encuentra sobre todo en el área de las relaciones afectivas, en la que muchas personas hallan dificultades para aprender a vivir sin pareja.

Estas barreras pueden deberse por un lado a una falta de autoestima, autonomía y seguridad, así como por otro a la presión social del contexto actual por tener una pareja y a la jerarquización de las relaciones de amor romántico, por la que la relación de pareja es concebida como superior al resto de lazos afectivos, ya sean de amistad, familiares, etc.

Estos factores generan una dependencia afectiva en la gente y promueven el desarrollo de creencias o pensamientos distorsionados relacionados con el temor a la soledad. Estos esquemas desadaptativos pueden verse agudizados tras una ruptura reciente de pareja:

  • Pensamientos catastrofistas: por los que se cree que jamás se encontrará a otra persona y siempre se sentirá en soledad.
  • Cogniciones dicotómicas, “blanco o negro”: pensamientos de todo o nada en el área de la pareja, por lo que se piensa que sin una no se puede alcanzar la felicidad o que por no tener pareja la persona no es válida o suficiente.
  • Pensamientos de autoexigencia: el típico pensamiento de "quiero ser feliz y no puedo", en muchas ocasiones se debe a unas expectativas irrealizables y no realistas acerca de la felicidad, por lo que se marcan unos criterios excesivamente elevados.
  • Filtraje: tipo de distorsión en la que las personas se focalizan únicamente en algunos aspectos de la realidad, obviando completamente el resto. En este caso, como medidor de la felicidad la persona sólo considera si tiene o no tiene pareja, omitiendo otros factores relevantes de la vida.

No es lo mismo estar que sentirse solo

¿Cómo ser feliz solo? Para aprender a estar solo o sola, el paso crucial es aprender a distinguir soledad de sentirse solo. No es lo mismo estar que sentirse solo. Por ello, es necesario una reflexión y diferenciación sobre la soledad, ya que las personas pueden estar tiempo solas físicamente y no sentirse en soledad, mientras que en otras ocasiones incluso rodeados de gente se una persona se puede sentir sola.

Cómo ser feliz solo: 15 claves - No es lo mismo estar que sentirse solo

Cómo ser feliz solo sin pareja: 15 claves

Es necesario un trabajo y aprendizaje sobre cómo ser feliz sin pareja, ya que existe una cultura del amor romántico que es transmitida desde la infancia a través de los medios y los patrones de relación. Aprende a ser feliz solo con las siguientes claves que te proporcionamos:

1. Identifica tus miedos

Para aprender a estar sola, en primer lugar, analiza y evalúa qué es aquello que realmente temes de no estar en pareja, reflexiona acerca de las causas sobre ello, los factores que pueden haber influido en esto, qué otros miedos has superado y cómo lo hiciste, etc. Puedes realizar una lista de situaciones concretas que temes afrontar sin pareja.

2. Deconstrucción

¿Cómo ser feliz sin pareja? Es vital dejar de considerar que una persona está sola porque no está en pareja, ya que esto es una limitación del pensamiento que no nos permite analizar y disfrutar de la realidad completamente. Por ello, puedes realizar un registro diario de aquellas personas con las que compartes momentos y además apuntar qué te han aportado. Este ejercicio puede ayudarte a darte cuenta de que esta creencia es falsa y, por ello, a superarla.

3. Valora

¿Cómo ser feliz cada día? Aparte de realizar un registro de aquellas personas con las que interactúas, deja por escrito de forma semanal aquellos aspectos o sensaciones positivas del día a día, aquello que te ha resultado gratificante. De esta manera, es más sencillo focalizarnos en los factores positivos que tenemos en nuestra vida y que somos incapaces de valorar cegados ante la idea de la falta de pareja.

4. Conócete

No existen reglas para ser feliz, ya que cada persona es diferente y existe una gran diversidad de personalidades y gustos. Debido a esto, es recomendable dedicar un tiempo a la introspección, a descubrirse e identificar aquellas actividades que nos resultan gratificantes y positivas para poder ponerlas en práctica.

5. Dedícate tiempo

Para aprender a estar solo, además de lo anterior, presta atención a tu estado emocional, no evites a aquello que sientes, analiza el origen de ello, las diferentes reacciones y qué estrategias puedes emplear para sentirte mejor. El conocimiento de las propias emociones y el autocuidado es un factor clave en la independencia afectiva, para no depender de nadie para ser feliz.

6. Sal de tu zona de confort

¿Cómo ser feliz solo? Explora, realiza nuevas actividades, proponte nuevos retos y conoce gente nueva. Todo ello contribuirá a tu autoestima y seguridad, estimulará nuevos aspectos positivos en tu vida y te permitirá aprender y disfrutar de otras facetas que desconocías sobre tu persona. Si se dispersa y amplía aquello que es gratificante o placentero se reduce la tendencia a focalizarlo todo en un solo punto, en este caso la pareja. En el siguiente artículo encontrarás cómo salir de la zona de confort.

7. Reevalúa tu concepto de felicidad

Si tu pensamiento es "yo solo quiero ser feliz", tal vez es necesario que analices cuál es tu idea de la felicidad y te preguntes si no está exclusivamente focalizada en este área. Evalúa el resto de aspectos de vida, identifica los puntos positivos y aquellos que te gustaría cambiar y establece objetivos en base a ello.

8. Disfruta de la soledad

Si tienes miedo a la soledad, exponte a ella. Una forma puede ser a través de la realización de actividades o tareas que nos resultan agradables, como ir al cine, a una exposición, a comer, etc. La soledad no implica estar en casa sin hacer nada, puede ser gratificante. De esta manera se produce un cambio en el concepto de soledad, una aproximación más positiva. Intenta realizar algo que te guste una vez a la semana sin compañía y de esta forma, empezar a disfrutar de la soledad.

9. Viaja

Una vez seas capaz de realizar actividades en soledad y poder disfrutar de esta forma, un gran reto puede ser realizar un pequeño viaje sin compañía. Este permitirá salir de tu zona de confort, gozar de la soledad, conocerte más, así como coincidir e interactuar con otra gente nueva.

10. Aprecia los beneficios

Valora los puntos a favor del aprendizaje sobre cómo estar solo; el aumento de autoestima y autoconocimiento favorecen una mayor independencia emocional hacia el resto de las personas. Por ello, cuando nos juntemos con otra persona lo haremos porque realmente lo deseamos y porque esta otra nos aporta cosas positivas a nuestra persona y no lo haremos desde el miedo a estar solo y la evitación de esta soledad.

11. Sitúa la felicidad

¿Cómo ser feliz solo? Reubica la fuente de la felicidad en ti mismo o misma, no en otras personas. De esta manera, tú tienes el control sobre tu propia vida y disfrute, y el resto de gente la complementa y te acompaña en ello. Así te rodearás más fácilmente de personas que contribuyan a tu propia felicidad.

12. Apréciate

Elabora una lista con tus virtudes y presta atención a aquellas pequeñas acciones positivas que realizas de forma diaria. Puede ayudarte preguntar a personas cercanas sobre tus puntos fuertes, así como puede favorecer que descubras aspectos de ti que ignorabas anteriormente. Aquí encontrarás otros ejercicios para trabajar la autoestima.

13. Céntrate en el presente

Es importante no proyectar el futuro desde el presente, es una manera de evitar pensamientos de tipo catastrofistas sobre no tener nunca más pareja. Céntrate en lo que estás viviendo ahora mismo y los aspectos positivos que tiene, es decir, adopta un actitud mindfulness para vivir en el aquí y el ahora.

14. No te compares

Céntrate en mejorar tu vida y disfrutarla, en crecer como persona, en perseguir tus metas y celebrar tus éxitos. Enfócate en ti y no en lo que tienen o hacen los demás.

15. Acude a una persona profesional

Una persona profesional puede ser de ayuda en el abordaje de la autoestima, la confianza, la autoeficacia, en la reestructuración de pensamientos distorsionados y en la deconstrucción de la dependencia emocional.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ser feliz solo: 15 claves, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • Aleixandre, N. L. (2007). Dependencia emocional. Características y tratamiento, Jorge Castelló Blasco. Información psicológica, (89), 90.
  • Hoyos, M. L., Arredondo, N. H. L., & Echavarría, J. A. Z. (2007). Distorsiones cognitivas en personas con dependencia emocional. Informes psicológicos, 9(9), 55-69.
  • Risso, W. (2013). Para vencer la dependencia emocional. Guía práctica.

Escribir comentario sobre Cómo ser feliz solo: 15 claves

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo ser feliz solo: 15 claves
1 de 2
Cómo ser feliz solo: 15 claves

Volver arriba