Compartir

Cómo superar un duelo patológico

 
Por Marissa Glover. Actualizado: 25 abril 2018
Cómo superar un duelo patológico

Cuando una persona se encuentra afrontando un proceso de duelo, ya sea porque ha sufrido la pérdida de un ser querido, porque ha tenido una ruptura de pareja, por padecer de alguna enfermedad crónica, etc. necesita de cierto tiempo para asimilar lo sucedido y comenzar a recuperarse. El duelo complicado o patológico se produce cuando una persona que ha experimentado una pérdida no logra con el paso del tiempo (tomando en cuenta que un duelo normal dura 1 año aproximadamente), asimilar esta situación y continúa experimentando una serie de emociones y sentimientos que generan mucho malestar, como por ejemplo el sentimientos de dolor, de vacío y/o de confusión. Pero, ¿cómo saber con certeza que estamos hablando de un duelo patológico o complicado?, ¿cuáles son los tipos de duelo complicado que existen? Y sobre todo, ¿cómo superar un duelo patológico? En este artículo de Psicología-Online, vamos a dar respuesta a esta serie de preguntas para finalmente darte a conocer una serie de consejos que te ayudarán a saber cómo superar un duelo patológico.

También te puede interesar: Cómo superar un trauma psicológico

Tipos de duelo patológico

Existen diferentes tipos de duelo patológico o complicado, estos se clasifican en 4, los cuales mencionaremos a continuación:

  • Duelo crónico. Se considera que una persona está experimentando un duelo crónico cuando ya ha pasado un año o más y siente que no ha avanzado nada en la superación y/o asimilación de la pérdida. Continua sin aceptar el dolor y todas esas emociones que le generan malestar al recordar la pérdida.
  • Duelo retrasado. Este tipo de proceso de duelo patológico aparece cuando la persona que ha vivido la pérdida, no ha experimentado realmente las sensaciones y emociones que tuvo que haber sentido en su momento o por lo menos no lo hizo con su verdadera intensidad. Después de un tiempo, ante algún acontecimiento desagradable, (como vivir otra pérdida, enterarse de alguna noticia relacionada con la pérdida, etc.) la persona experimenta con intensidad los síntomas del duelo y se abre nuevamente la herida que no estaba aún cicatrizada.
  • Duelo exagerado. La persona que se encuentra experimentando este tipo de duelo patológico, se siente totalmente desbordada del dolor que le ha producido la pérdida y lo que hace es tratar de evitarlo lo más que pueda. Algunas conductas de evitación que puede llevar a cabo son consumir alcohol o drogas de manera excesiva, trabajar de manera excesiva, entre otras. Todo esto le genera cada vez más dolor y puede incluso desarrollar otro tipo de trastornos, siendo los más comunes los de ansiedad o depresión.
  • Duelo enmascarado. La persona no es consciente de que la pérdida que experimentó no ha sido superada, por lo que comienza a experimentar una serie de síntomas físicos o a realizar conductas que le generan dificultades y que anteriormente no hacía. Puede por ejemplo experimentar síntomas físicos como tics nerviosos, dolores de cabeza y/o musculares, síntomas similares a los que padecía su ser querido antes de morir, etc. también puede comenzar a desarrollar algunos trastornos como por ejemplo, de ansiedad, depresivos, alimentarios, entre otros.
Cómo superar un duelo patológico -  Tipos de duelo patológico

Duelo patológico: síntomas

Para saber si una persona ha pasado de encontrarse atravesando por un duelo normal a uno patológico, podemos basarnos en el tiempo que lleva transitando por este proceso (a pesar de que no hay un baremo exacto que calcule cuánto dura el duelo), así como en los síntomas que presenta, tomando en cuenta que un año aproximadamente se considera un tiempo normal. Algunos de los síntomas más comunes del duelo patológico son los siguientes:

  • Falta de aceptación de la situación.
  • Sentimiento de vacío emocional ya que siente que estando sin esa persona la vida no tiene sentido
  • Desconfianza hacia las demás personas
  • Sentimientos intensos de ira y amargura
  • Pensar demasiado en la persona que se ha ido, al grado de no poder concentrarse en todas o casi todas de sus actividades diarias.
  • Sentirse fuera de lugar o solo a pesar de encontrarse acompañado
  • Querer evitar personas o lugares que tengan relación con la persona que se ha ido
  • Sentir la necesidad de tocar, oler, ver y/o mantener cosas todo el tiempo del ser querido que a fallecido o que se ha ido.
  • Es imposible hablar del ser querido que ha fallecido ya que eso le causa a la persona un intenso dolor

¿Cómo superar el duelo patológico? 5 grandes consejos

Cuando hemos detectado que nuestro proceso de duelo se ha vuelto patológico o crónico y no sabemos que podemos hacer para mejorar esta situación por la que estamos atravesando, es necesario saber que, dependiendo del caso y tu situación individual, acudir con un profesional es lo más recomendable ya que te va a ser de gran ayuda. Sobre todo para prevenir que comiences a desarrollar otro tipo de trastornos como por ejemplo depresión o ansiedad, entre otros. He aquí una serie de consejos que te serán de gran ayuda para salir adelante ante esta situación.

1. Psicoterapia

Es fundamental que si te encuentras en una situación en la que sientes que no puedes avanzar por ti mismo y cada vez te encuentras peor o simplemente te gustaría recibir ayuda de un profesional, acudas con un psicólogo. El psicólogo por medio de la psicoeducación te va a explicar de manera detallada en que consiste el duelo, te va a ayudar a conectar con esos sentimientos y pensamientos que te generan tanto malestar para que puedas experimentarlos y ser consciente de ellos. También te ayudará a aceptar la muerte como parte de la vida y no como un castigo o algo sumamente negativo y que puedas avanzar a pesar de ello. Por lo que tu percepción acerca de la pérdida va a cambiar totalmente y podrás vivirla de manera menos perjudicial para ti.

2. Ten una red de apoyo social

Es necesario que cuentes con el apoyo de personas cercanas a ti como tu familia y amigos. No te aísles ya que es importante estar a su lado en los buenos momentos pero sobre todo en tus momentos de tristeza o cuando necesitas ser atendido y escuchado.

3. Acepta tus sentimientos

No todas las personas experimentan los mismos sentimientos y emociones ante situaciones. Lo peor que podemos hacer es juzgarnos a nosotros mismos y rechazar aquello que estamos sintiendo, no te preocupes si lo que sientes es tristeza, enfado, ira, lo importante es que aceptes que es lo que estas sintiendo y lo dejes ser.

4. Expresa tus sentimientos

No reprimas lo que sientes, trata de exteriorizarlo y no quedarte con eso ya que será contraproducente para que puedas seguir avanzando. Es recomendable que si tienes ganas de llorar lo hagas, de hablar o de expresarte como tu te sientas mejor. Si tienes problemas para expresar tu sentir, es de gran utilidad escribir un diario en donde vas expresando tus pensamientos y emociones.

5. Cuida tu salud

Preocúpate por ti y por tu salud. No te descuides emocionalmente pero tampoco físicamente y has cosas a favor para mantenerte sano. Por ejemplo, llevar una dieta adecuada, hacer ejercicio, hacerte revisiones médicas, etc. Esto es importante tomarlo en cuenta ya que el intenso dolor que nos produce la pérdida en muchas ocasiones nos hace olvidarnos de aspectos tan importantes como estos.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo superar un duelo patológico, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología cognitiva.

Escribir comentario sobre Cómo superar un duelo patológico

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo superar un duelo patológico
1 de 2
Cómo superar un duelo patológico

Volver arriba