menu
Compartir

Depresión enmascarada: qué es, causas, síntomas y tratamiento

 
Por Iván Piquero. 26 mayo 2021
Depresión enmascarada: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Los trastornos psicológicos son categorías bien definidas y estudiadas. De estas categorías conocemos datos importantes como la afectación que tiene entre la población, sus causas, los tratamientos que mejor funcionan para el trastorno en particular, etc. En la definición de dichos trastornos encontramos también, necesariamente, los síntomas que los componen.

En ocasiones, sin embargo, los trastornos pueden manifestarse de forma diferente a la habitual, apareciendo síntomas que se consideran atípicos para dichos trastornos. Un ejemplo de ello es lo que se conoce como “depresión enmascarada”, una forma atípica de presentación depresiva. En el presente artículo de Psicología-Online, exponemos esta forma particular de presentación de la depresión: la depresión enmascarada: qué es, causas, síntomas y tratamiento.

Qué es la depresión enmascarada

El diccionario psicológico de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA)[1] define la depresión enmascarada como aquella condición en la que la persona experimenta un episodio depresivo mayor y manifiesta quejas físicas como dolores de cabeza o dolores de espalda en lugar de referir alteraciones anímicas, más comunes en este trastorno. Por ello, la depresión enmascarada también se llama depresión somatizada. En el siguiente artículo explicamos en profundidad Qué es la somatización en psicología. A la depresión enmascarada también se la nombra depresión silenciosa.

Pese a que el paciente refiere quejas físicas, no se encuentran causas biológicas de dichos síntomas. Sin embargo, el paciente no atribuye su sintomatología a una depresión, sino a una enfermedad física. Es, por lo tanto, el propio trastorno depresivo el que está provocando la sintomatología física.

Se trata de un tipo de manifestación depresiva que no es muy frecuente en la población. Siguiendo a Shetty, P., Mane, A., Fulmali, S., & Uchit, G. (2018)[2], la depresión enmascarada supone entre un 6 y un 7% de los trastornos depresivos y entre el 30% y 40% de los pacientes buscan asesoramiento médico. No obstante, en la publicación de Artiles Pérez, R. y López Chamón, S. (2009)[3] exponen que es precisamente la presentación somática la que más se presenta en las consultas de atención primaria.

Al respecto de estos datos, el hecho de que la depresión se manifieste de forma atípica conduce a que se trate de un fenómeno infradiagnosticado y frecuentemente confundido con otras afecciones médicas.

Es importante dejar claro que la depresión enmascarada o somatizada, como tal, no es un diagnóstico psicológico. No está recogido en las clasificaciones diagnósticas DSM-5 (APA) ni en la clasificación CIE-11 (Organización Mundial de la Salud). Se trata de una forma en la que se manifiesta, como apunta el diccionario de psicología de la APA[4], el trastorno de depresión mayor, que sí es una categoría diagnóstica recogida en las clasificaciones.

Causas de la depresión enmascarada

Artiles Pérez, R. y López Chamón, S. (2009)[3] señalan la importancia del dolor en la depresión enmascarada ya que se trata de un síntoma muy frecuente en esta condición. En el mismo artículo, se proponen dos hipótesis que tratan de dar cuenta del porqué los pacientes sienten dolor sin una causa física. Veamos las causas de la depresión enmascarada

  • Se trata de un mecanismo fisiopatológico por el que el bajo estado de ánimo amplifica las sensaciones somato-sensoriales.
  • Se desarrollaría un patrón de sintomatología física ante la negación a reconocer un cuadro depresivo.
  • Muchos pacientes con dolor crónico presentan un trastorno depresivo, por lo que la sintomatología de ambos estaría solapada.
  • Los pacientes deprimidos también tienen menor resistencia al dolor (por su disminución del umbral nociceptivo).
  • Los mecanismos fisiopatológicos y neurobiológicos de dolor y depresión comparten rasgos comunes.

Las teorías etiológicas relacionadas con la depresión también nos pueden ayudar a explicar el origen y desarrollo de este tipo de cuadros. Entre ellas encontramos:

Síntomas de la depresión enmascarada

Como ya hemos señalado, el trastorno subyacente es un trastorno depresivo, cuyos síntomas típicos (recogidos en el DSM-5) son los siguientes:

  • Bajo estado de ánimo.
  • Pérdida o disminución de interés en todas o casi todas las actividades.
  • Pérdida o aumento de peso.
  • Insomnio o hipersomnia.
  • Agitación o retraso psicomotor.
  • Pérdida de energía.
  • Sentimiento de inutilidad o culpabilidad inapropiada o excesiva.
  • Disminución en la capacidad de pensar o concentrarse o tomar decisiones.
  • Pensamientos recurrentes de muerte o ideas suicidas.

Sin embargo, estos síntomas típicos pueden estar (o no) presentes en mayor o menor medida en los casos de depresión enmascarada o somatizada. ¿Cómo se manifiesta la depresion silenciosa? Dentro de los síntomas atípicos, pero más propios de este tipo de depresión, podemos encontrar síntomas físicos. Los síntomas de la depresión enmascarada son:

  • Dolores: de cabeza, espalda, musculoesqueléticos, etc.
  • Mareos. En el siguiente artículo, explicamos la relación entre los mareos y la ansiedad.
  • Disnea: sensación de falta de aire.
  • Síntomas gastrointestinales: alteraciones del tracto gastrointestinal.

Los autores también señalan alteraciones en el sueño, falta de energía, apetito y disminución de la libido, aunque este tipo de sintomatología también es frecuente en la manifestación típica de la depresión.

Tratamiento de la depresión enmascarada

Si la causa subyacente a la sintomatología corresponde a un trastorno depresivo entonces será este el que deberá ser tratado para mitigar dichos síntomas. No obstante el caso deberá ser supervisado por un médico para descartar la presencia de causa orgánica del dolor (recordemos que es un síntoma característico de la depresión enmascarada) y ofrecer el mejor tratamiento para ello.

Centrándonos en el tratamiento de la depresión, contamos con tratamientos tanto psicológicos como médicos o psiquiátricos bien establecidos.

Siguiendo a Carrobles, J.A. (2014)[5] el tratamiento psiquiátrico consistiría en:

La terapia psicológica cognitivo-conductual también ofrece buenos resultados para el tratamiento de la depresión. Para ello el profesional puede utilizar diferentes técnicas de intervención como:

  • Activación conductual o programa de actividades agradables.
  • Terapia de solución de problemas.
  • Terapia cognitiva de la depresión de Beck.
  • Programa de afrontamiento de la depresión (Lewinsohn).

Además de estas, la terapia interpersonal también ha mostrado buenos resultados en el tratamiento de la depresión.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Depresión enmascarada: qué es, causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Referencias
  1. Asociación Psiquiátrica Americana (2014). DSM-5. Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5-Breviario. Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  2. Shetty, P., Mane, A., Fulmali, S., & Uchit, G. (2018). Understanding masked depression: A Clinical scenario. Indian journal of psychiatry, 60(1), 97–102. https://doi.org/10.4103/psychiatry.IndianJPsychiatry_272_17
  3. Artiles Pérez, R. y López Chamón, S. (2009) Síntomas Somáticos de la Depresión. Medicina de Familia. SEMERGEN. 35 (S1). 39-42
  4. Asociación Americana de Psiquiatría (2020). APA Dictionary of Psychology. Recuperado de https://dictionary.apa.org
  5. Carrobles, J.A. (2014) Trastornos Depresivos. En Caballo, V.E., Salazar, I.C. Y Carrobles, J.A. (2014) Manual de Psicopatología y Trastornos Psicológicos. Madrid. Pirámide.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Depresión enmascarada: qué es, causas, síntomas y tratamiento
Depresión enmascarada: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba