Compartir

Educar en la igualdad de género en casa y en la escuela

Educar en la igualdad de género en casa y en la escuela

Lo primero que hay que señalar antes de exponer las distintas teorías sobre la adquisición de los estereotipos y roles de género sobre como educar en la igualdad de género en casa y en la escuela, es en que todas parten de la premisa de existencia de diferencias entre hombres y mujeres y tratan de encontrar y explicar las razones por las que muestran, socialmente, diferencias en el comportamiento, el razonamiento, etc.

También te puede interesar: Relación entre hermanos y entre iguales

Las teorías biológicas en la educación de género

La otra cara de la moneda la conforman muchas investigaciones y estudios desde enfoques diversos que tratan de encontrar y justificar precisamente lo contrario, es decir, las similitudes entre hombres y mujeres. Las teorías biológicas Algunos investigadores centran sus esfuerzos en conocer cuál es el papel de las variables genéticas, hormonales y fisiológicas en las diferencias en el comportamiento y actuación de los individuos de uno y otro sexo (perspectiva biológica). Otros se centran en explicar estas variables en relación con la evolución de la especie y con el comportamiento actual de hombres y mujeres (perspectiva etológica y sociobiológica).

La perspectiva biológica nos brinda una de las aproximaciones a cuáles son las bases de las diferencias de género al señalarnos que en especies próximas al hombre se pueden observar comportamientos distintos entre machos y hembras y que éstos no pueden ser atribuidos a factores sociales sino genéticos (Hinde). Por tanto, los biólogos han mantenido tradicionalmente que muchas conductas, formas de proceder y comportarse, e incluso capacidades y habilidades de orden intelectual de los humanos, han de estar también fundamentadas en diferencias biológicas. ¿A qué se debería esta diferencia entre sexos? Son los etólogos los que se interesan no sólo por el estudio del comportamiento diferencial entre animales de distintas especies, sino por las razones de estas diferencias.

Pues bien, para muchos estudiosos de este enfoque, dichas diferencias resultan útiles para el desarrollo de la especie y, por tanto, han ido perfilándose y asentándose a lo largo de su evolución. Los sociobiólogos también apuntan a que diferencias de distinto tipo entre individuos de diferente sexo, pueden explicarse atendiendo a que, mediante este "comportamiento diferencial", los individuos aseguran la supervivencia de los genes más apropiados para las generaciones posteriores (Kendrick y Trost). Este enfoque no sólo toma en cuenta los elementos biológicos (genes y hormonas) a la hora de explicar las diferencias de género. Para los sociobiólogos habría que tener en cuenta también factores del entorno en la comprensión de tales diferencias. Así, partiendo de una base genética distinta en hombres y mujeres, son las condiciones del entorno las que propician, mantienen y completan esa diferenciación. Por otra parte, para algunos sociobiólogos, aun siendo esto cierto, habría que tener en cuenta otro factor: la interacción entre elementos biológicos y ambientales, para producir un desarrollo normal, ha de confluir en momentos determinados, lo que se denomina "periodos críticos".

La socialización del género en la escuela

Otro ámbito de especial relevancia para la socialización de los estereotipos de género es la escuela. Al igual que los padres, los profesores, fundamentalmente de escuela infantil y primaria, también se comportan de forma diferente ante niños y niñas. En general, las investigaciones señalan que los profesores tienen un comportamiento mas brusco y regañan mas a los niños que a las niñas.

Algunos autores señalan que esto puede ser debido a que la expectativa de mal comportamiento es superior para los niños que para las niñas. Esto lleva aparejado un efecto curioso y es que cuando las niñas no son obedientes o no se muestran socialmente maduras según lo esperado, son percibidas más negativamente por los profesores que los niños que actúan de igual manera. Los maestros de escuela infantil motiva y refuerzan más las conductas, los juegos y las actividades cuando estas son apropiadas al sexo, sobre todo si se trata de niños.

Para algunos autores, por tanto, no resulta extraño que los niños muestren una actitud más intransigente que las niñas respecto al cambio de juguetes. Otro aspecto en el que se asemejan padres y profesores es el número y tipos de ayudas que prestan a niños y niñas al realizar distintas actividades y juegos. Estos comportamientos, también en este contexto, suelen responder a las expectativas que se tienen sobre ambos sexos. Por tanto, en la escuela como en casa, algunos estudios sugieren que a los niños se les estimula mas a realizar actividades físicas que a las niñas, a la vez que si alcanzan sus metas son más elogiados. Por otra parte, los niños son más fácilmente recriminados cuando se desvían de los estereotipos de su género, mientras que con las niñas se es mucho mas permisivo.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Educar en la igualdad de género en casa y en la escuela, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología Evolutiva.

Escribir comentario sobre Educar en la igualdad de género en casa y en la escuela

¿Qué te ha parecido el artículo?

Educar en la igualdad de género en casa y en la escuela
Educar en la igualdad de género en casa y en la escuela
Volver arriba