Compartir

La metáfora del iceberg de Freud

La metáfora del iceberg de Freud

Sigmund Freud es una de las figuras más reconocidas en el mundo de la psicología, pionero en las teorías del psicoanálisis y una de las primeras personas en utilizar el método psicoterapéutico para tratar enfermedades mentales. A pesar de suscitar cierta polémica al relacionar todas las ideas con traumas y represiones sexuales, las teorías de la personalidad de Freud siguen siendo estudiadas y analizadas en la comunidad de psicólogos.

Una de las metáforas que Freud hizo para explicar su teoría del inconsciente y cómo funciona nuestra mente es la metáfora del iceberg de Freud. En ella, el famoso psicoanalista afirma que la mente o "psique" está estructurada en cuatro partes y solamente una de ellas es completamente visible, como un iceberg. Si quieres saber más acerca de esta teoría, te recomendamos seguir leyendo este artículo de Psicología-Online.

Teoría de Freud resumida

Sigmund Freud tiene una elaborada teoría sobre el funcionamiento de la mente o "psique" que resulta complicada de resumir. Pasó gran parte de su vida estudiando los procesos psicológicos y cómo se desarrollaban en el ser humano, para hablar de la teoría de Freud resumida, podemos describir los grandes pilares que la conforman:

1. Etapas del desarrollo psicosexual

Una de las teorías más polémicas de Freud se caracteriza por hablar de sexualidad en las etapas más infantiles del ser humano. Según esta modelo, los individuos pasan por una serie de etapas relacionadas con la exploración de distintas zonas erógenas del cuerpo durante la infancia.

  • Etapa oral (0-1 años)
  • Etapa anal (1-4 años)
  • Etapa fálica (4-7 años)
  • Etapa de latencia (7 años hasta la adolescencia)
  • Etapa genital ( final de la adolescencia hasta la vejez)

2. La mente incosnciente

A pesar de que el concepto del inconsciente no fue inventado por Sigmund Freud (grandes estudiosos como Charcot o Bernheim ya hablaban del inconsciente en sus teorías). El psicoanalista austríaco desarrolló un modelo para comprender la mente humana en el que daba mucho peso a los procesos inconscientes de la "psique". Para Freud, el inconsciente es un gran terreno sin descubrir donde residen todos nuestros traumas, pensamientos e impulsos reprimidos.

A parte del inconsciente, también se definen dos estructuras más: la mente consciente y el preconsciente. Esta teoría está estrechamente unida a la metáfora del iceberg de Freud.

3. El "Yo" el "SuperYo" y el "Ello"

Este se define como el modelo estructural de la mente. El modelo afirma que poseemos tres estructuras mentales que persiguen intereses distintos y, a menudo entran en conflicto. Mientras que el "Ello" representa nuestros impulsos y deseos, el "Yo" son nuestros valores de cara al mudo y el "SuperYo" es la orientación moral de nuestra psique, la interpretación social del bien y el mal.

4. La interpretación de los sueños

Finalmente, un pilar fundamental en la teoría de Freud es la importancia que él mismo le da a los sueños. Según su teoría del psicoanálisis, si interpretamos correctamente el significado de los sueños, podremos comprender ciertos elementos inconscientes que se ven representados en el mundo onírico. Por ejemplo, según su punto de vista, el significado de soñar con serpientes es que tenemos impulsos sexuales reprimidos puesto que las serpientes tienen una forma fálica (semejantes a un genital masculino).

La metáfora del iceberg de Freud - Teoría de Freud resumida

Niveles de conciencia según freud: la metáfora del iceberg

La metáfora del iceberg tiene un mensaje que va más allá de estructurar niveles de pensamiento. También quiere transmitir el mensaje de que, en muchas ocasiones, el problema reside en una parte poco visible de la realidad. Como ocurre con los icebergs. Según esta teoría, la parte consciente del ser humano equivale a la punta del iceberg: un pequeño fragmento que muchas veces solemos interpretar como la totalidad de nuestro pensamiento o "psique". Sin embargo, debajo de este pensamiento se encuentran otros niveles menos visibles.

Según Freud, la mente se estructura en tres niveles principales:

1. La mente consciente

La conciencia está formada por todos aquellos pensamientos y sensaciones que se procesan a través de los sentidos y las emociones. Está relacionado con la realidad y todo aquello que podemos concebir de manera directa, como un pensamiento elaborado o una decisión premeditada. Según la metáfora del iceberg de Freud, esta es la punta del iceberg de nuestra psique.

2. La mente preconsciente

Este nivel se define como el paso de la mente consciente al inconsciente. Está formado por lo pensamientos, sentimientos o sensaciones que no se procesan de manera consciente pero que, sin embargo, pueden surgir a la superficie sin mucho problema.

3. La mente inconsciente

La parte más profunda del iceberg de freud es el famoso inconsciente, en él ingresan todo el contenido reprimido por la mente consciente, los impulsos, los conflictos olvidados...Según la teoría de la personalidad de Sigmund Freud, la mayor parte de nuestra mente se ve influenciada por el inconsciente, en pocas palabras: no somos dueños conscientes de nuestros actos. La mente inconsciente es prácticamente inaccesible y solo mediante el psicoanálisis se puede inferir en ella.

Para avalar este fenómeno, Freud describe el concepto de acto fallido[1]. Este fenómeno se describe como un acto que hacemos sin pensar y cuyas consecuencias reflejan parte de nuestro inconsciente, por ejemplo:

  • Empezar una relación y llamar a tu pareja por el nombre de tu ex

Según Freud, esto es un claro ejemplo de "acto fallido" en el que el inconsciente surge a través de actos no planeados de manera consciente.

La metáfora del iceberg de Freud - Niveles de conciencia según freud: la metáfora del iceberg

Qué representa el iceberg en la psicología

Es importante comentar que Sigmund Freud no ha sido el único en adoptar la estructura del iceberg para poder desarrollar su teoría. Este modelo es muy útil para poder explicar teorías relacionadas con las capas ocultas de la personalidad y las emociones.

En recursos humanos, por ejemplo, se utiliza la metáfora del iceberg para afirmar que una persona desarrollará un potencial u otro según el puesto y las responsabilidades que este desempeñe en su puesto de trabajo. El modelo del iceberg en recursos humanos sitúa las habilidades y el conocimiento en la parte visible y el carácter y la motivación intrínseca en la zona más oculta del modelo.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a La metáfora del iceberg de Freud, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Referencias
  1. Freud, S. (2004). Conferencias de introducción al psicoanálisis: 3 conferencia: los actos fallidos (continuación). Obras completas, 15.

Escribir comentario sobre La metáfora del iceberg de Freud

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Maritza Martínez
Como introducción al tema el articulo es bueno.
Su valoración:
Laia
SUPER ÚTIL para mi trabajo de la carrera, gracias!!
Seneca
Pues,cuanta más psicología leo,más confundido Estoi.Hoy un psicólogo,al parecer bueno,ha tirado por tierra el psicoanálisis,del cual dice que es imposible sacar un diagnóstico con sus teorías,la terapia Gestalt,casi otra mierda,y el Coaching,pues más de lo mismo.Defiende como científico la terapia Cognitiva Conductual,y las de tercera generación,según el basadas en las teorías del aprendizaje.Lo dicho,más vale no tener un problema psicológico, porque como está el panorama no se yo ......De la psiquiatría mejor me callo,como ya dije soy un curioso de estos temas
Claudia Pradas Gallardo (Editor/a de Psicología-Online)
Hola Séneca, es importante comentar que el psicoanálisis es una teoría interesante pero desfasada. No obstante, las terapias cognitivo-conductuales basan su eficacia mediante datos y estadísticas, no observan al ser humano en todo su espectro, solamente se centran en los síntomas. Cada individuo necesita una terapia distinta, a alguien le puede resultar útil la Gestalt del mismo modo que para otra persona las terapias de tercera generación son las más efectivas. Es importante mantener siempre una posición ecléctica puesto que no tenemos la razón absoluta de todo. Como psicóloga no voy a desacreditar ninguna posición terapéutica y te recomiendo que, si necesitas terapia, elijas aquella que creas que solucionará tu malestar en todos sus aspectos. Si quieres saber más sobre otras terapias, te recomiendo el siguiente artículo: https://www.psicologia-online.com/que-es-la-teoria-de-la-gestalt-terapia-y-leyes-principales-4062.html

La metáfora del iceberg de Freud
1 de 3
La metáfora del iceberg de Freud

Volver arriba