menu
Compartir

Qué es la contratransferencia en psicología: tipos y ejemplos

 
Por Sara Sanchis. 28 julio 2021
Qué es la contratransferencia en psicología: tipos y ejemplos

En los procesos terapéuticos existen muchos fenómenos que, a nivel inconsciente, influyen y dirigen el proceso condicionando. Si dichos fenómenos no son abordados convenientemente, puede que la terapia no produzca los efectos deseados sobre el paciente. La contratransferencia supone uno de los efectos que, entre otros, pueden desviar el adecuado desarrollo del proceso terapéutico.

En el siguiente artículo de Psicología-Online, hablaremos sobre qué es la contratransferencia en psicología, comparándolo con el más conocido término de transferencia, expondremos los efectos que tiene sobre el proceso terapéutico y abordaremos la necesidad de incorporar el propio autoanálisis del terapeuta como proceso indispensable para conseguir buenos resultados en su trabajo psicoterapéutico.

Qué es la contratransferencia

Para entender que es la contratransferencia en psicología, primero hay que hacer hincapié en qué es la transferencia, un fenómeno que surgió con Freud y el psicoanálisis.

Concretamente, la transferencia hace referencia a un proceso psicológico, que suele darse en todo tipo de relaciones humanas, mediante el cual una persona revive afectos o emociones de vínculos primarios con personas diferentes en sus relaciones actuales. Este proceso es inconsciente en la mayor parte de los casos y rige buena parte de nuestras conductas y relaciones interpersonales.

Dentro del proceso terapéutico, la transferencia surge cuando el paciente revive ante el terapeuta relaciones primarias con personas que dejaron una huella importante en su pasado. Es así como el paciente transfiere sobre el terapeuta relaciones y afectos vividos anteriormente con figuras destacadas para él, principalmente sus progenitores.

Significado de contratransferencia

La gfcontratransferencia en psicología supone un fenómeno encuadrado exclusivamente dentro del enfoque terapéutico, ya que hace referencia a los procesos inconscientes de transferencia que el propio terapeuta emite sobre su paciente. Se podría decir que su nombre se debe a que se trata del proceso contrario y esperable de la transferencia durante el proceso terapéutico. En este caso, es el terapeuta el que transfiere sus emociones inconscientes sobre el paciente.

Para Freud, ambos procesos son inevitables en tanto que suponen la manifestación inconsciente de nuestras emociones reprimidas. La diferencia entre ambos conceptos radica en el hecho de que la transferencia es usada por el terapeuta como herramienta útil dentro del proceso terapéutico para trabajar estos sentimientos con el paciente. La contratransferencia, por su parte, debe ser elaborada necesariamente por el propio terapeuta mediante su propio y continuado análisis para evitar que interfiera negativamente en la terapia.

Tipos de contratransferencia

La contratransferencia puede tener dos efectos principales sobre el proceso de la terapia. Veamos cuáles son los tipos de contratransferencia y sus consecuencias:

  • Contratransferencia inconsciente: puede interferir sobre el adecuado progreso del paciente de diferentes maneras. Por un lado, las interpretaciones que el terapeuta devuelve al paciente pueden ser erróneas al no estar relacionadas exactamente con la realidad del paciente. Por otro lado, ciertos sentimientos positivos más allá de la relación terapéutica pueden complicar la relación clínica y las emociones negativas hacia el paciente pueden empeorar su situación personal actual, etc.
  • Contratransferencia consciente: se producen dos beneficios principalmente como consecuencia de este proceso de introspección personal. En primer lugar, evita los efectos negativos que se derivan de la no-toma de conciencia de este proceso de contratransferencia y reconduce adecuadamente el proceso. Además, también crece personalmente como resultado de este nuevo paso de conocimiento personal y, consecuentemente, mejora su conocimiento y experiencia como psicoterapeuta.

Ejemplos de contratransferencia

Ahora que ya hemos visto las consecuencias de la contratransferencia sobre el proceso terapéutico, a continuación, expondremos ejemplos de contratransferencia respecto a las dos resoluciones nombradas anteriormente:

Contratransferencia inconsciente

Por un lado, un ejemplo de la contratransferencia inconsciente podría ser cuando el terapeuta transfiere sobre su paciente sentimientos de rechazo. Si cuando ocurre no toma conciencia de ello y, de manera inconsciente, sus interpretaciones sobre las diferentes situaciones que expone el paciente durante la terapia van cargadas de ciertos grados de menosprecio, rechazo, oposición, etc.

Contratransferencia consciente

Si hablamos de ejemplos de contratransferencia consciente, en este caso, el terapeuta transfiere igualmente este sentimiento de rechazo sobre su paciente, pero toma conciencia de ello e indaga en su interior sobre el significado y procedencia del mismo. Tras entender su reacción inconsciente ante su paciente, debida a reacciones inconscientes propias cuyo origen se remonta a su propia infancia, elije resolver este asunto inconcluso y cerrarlo.

A partir de aquí, este aspecto ya no surge en su proceso con el paciente o si surge es abordado y rechazado convenientemente. De este modo, el terapeuta escucha y empatiza de manera más pura y auténtica con la vivencia narrada por el paciente.

Cómo trabajar la contratransferencia en el proceso terapéutico

Como se ha comentado en el apartado anterior, los procesos de contratransferencia se dan de manera inevitable en cualquier proceso terapéutico en tanto que los psicoterapeutas, al igual que el resto de personas, vienen condicionados por elementos primarios inconscientes derivados de sus vivencias infantiles.

Ante ello, tal y como comparten las terapias psicodinámicas y humanistas, resulta imprescindible incorporar el proceso de autoanálisis del psicoterapeuta como parte del proceso de terapia si se quieren conseguir buenos resultados con los pacientes atendidos.

En caso contrario, y como se ha ejemplificado en el apartado anterior, las propias carencias y reacciones emocionales inconscientes del terapeuta provocarán interferencias en el correcto y adecuado desarrollo de la terapia. En este artículo, encontrarás más información sobre la incidencia del self del terapeuta en el proceso terapéutico.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la contratransferencia en psicología: tipos y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • Castanedo Secadas, C. (2008). Seis enfoques psicoterapéuticos. Manual moderno. México.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es la contratransferencia en psicología: tipos y ejemplos
Qué es la contratransferencia en psicología: tipos y ejemplos

Volver arriba