Compartir

Síndrome del cuidador: qué es, síntomas, fases y tratamiento

 
Por Marta Thomen Bastardas. 29 mayo 2019
Síndrome del cuidador: qué es, síntomas, fases y tratamiento

En el 90% de las familias que requieren ayudas para el cuidado de un miembro dependiente, son los familiares directos los que tienden a asumir este rol, y frecuentemente, es un único miembro de la familia el que asume el rol de cuidador de la persona mayor. Esta situación emerge de forma sobrevenida y la sobrecarga que puede experimentar ante ella el cuidador principal de la persona mayor, puede dar lugar síndrome del cuidador. Si estás interesado en conocer el síndrome del cuidador: qué es, síntomas, fases y tratamiento, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online.

El síndrome del cuidador

En la gran mayoría de ocasiones, las personas mayores requieren ayuda en todas aquellas funciones que ya no pueden desempeñar, como la higiene personal, los hábitos alimentarios, la higiene del sueño, hacer la compra,… Ante ello, es necesaria la figura de una persona con el rol de cuidador, con el fin de ayudarles a desempeñar todas estas acciones y brindarles apoyo emocional.

Este grupo de personas reciben el nombre de cuidadores y tienden a dividirse en dos grupos:

  • Los profesionales dedicados al cuidado de esta población. Es decir, cuidadores de ancianos, de personas mayores o personas dependientes profesionales.
  • Los familiares o personas próximas al enfermo o persona mayor. Sin embargo, hay una elevada prevalencia de familiares cuidando a los enfermos, en comparación a los profesionales, lo cual puede suponer un problema debido a que no disponen de estrategias de afrontamiento ante esta circunstancia.

Ante ello, la sobrecarga que supone cuidar a un enfermo puede repercutir notoriamente en la salud física del cuidador, pero sobretodo aparecen repercusiones psíquicas, relacionadas generalmente a la ansiedad y la depresión, frente al desbordamiento que supone el cuidado de dicha persona, ya que el cuidador deja de atender sus necesidades emocionales, dejándolas en un segundo plano.

El desbordamiento de esta situación puede causar frustración al ver que no se puede llegar a todo lo que debe hacerse y frente a ello, el cuidador descuida sus propias necesidades, intereses, su entorno y su tiempo libre, pudiendo aparecer aislamiento social, deterioro de la calidad de vida y del tiempo libre, dando lugar al síndrome del cuidador quemado.

¿Qué es el síndrome del cuidador?

El síndrome del cuidador, también llamado síndrome del cuidador cansado o quemado, consiste en la sobrecarga sentida por los cuidadores de ancianos, personas mayores o dependientes, la cual conlleva repercusiones en su salud física, mental y social.

Signos y síntomas del síndrome del cuidador

Si te preguntas, ¿tengo el síndrome del cuidador quemado? Puedes identificar si presentas los signos y síntomas del síndrome del cuidador. La sobrecarga que siente el cuidador puede dar lugar a manifestaciones sintomáticas a nivel físico, psíquico y social, siendo las siguientes las más frecuentes:

Síntomas físicos del síndrome del cuidador

  • Pérdida de energía y sensaciones de fatiga y cansancio
  • Dolor de espalda
  • Cefalea
  • Mareos
  • Incapacidad para relajarse
  • Dispepsia
  • Algias musculares
  • Pesadez de piernas

Síntomas psíquicos del síndrome del cuidador

Síntomas sociales del síndrome del cuidador

  • Aislamiento
  • Pérdida de interés
  • Dificultad en las relaciones interpersonales
  • Reacción desmesurada ante las críticas

Estos síntomas o consecuencias del síndrome del cuidador quemado pueden variar según el tipo de cuidados, y estos dependerán de la persona dependiente y sus necesidades. Una de las situaciones más comunes en las que aparece el síndrome del cuidador cansado es en cuidadores de personas con la enfermedad de Alzheimer.

Síndrome del cuidador: qué es, síntomas, fases y tratamiento - Signos y síntomas del síndrome del cuidador

Fases del síndrome del cuidador

El agotamiento físico y psíquico que experimenta el cuidador de ancianos, que da lugar al síndrome del cuidador, aparece paulatinamente mientras el cuidador. El cuidador va pasando por un seguido de etapas. Las fases del síndrome del cuidador quemado son:

  • Fase 1: ante la situación, asumiendo el liderazgo: cuando las circunstancias familiares tienen la necesidad de que uno de sus miembros debe ser cuidado, un solo miembro de la familia debe asumir el rol de cuidador principal y aunque toda la familia pueda colaborar en sus cuidados, el cuidador primario o principal del anciano o persona dependiente será quien deberá asumir la gran mayoría de responsabilidades.
  • Fase 2: desequilibrio entre las demandas y los recursos: al empezar los cuidados de la persona mayor, el cuidador observa que las demandas que requiere el anciano son muy grandes y para cubrir sus necesidades, es necesario que le dedique más tiempo y más cuidados, agotando sus recursos, lo cual puede resultar desgastante para la persona cuidadora.
  • Fase 3: reacción ante la sobredemanda: con el tiempo, el aumento de horas y de cuidados dedicados a la persona, producen elevados niveles de estrés y esfuerzo y con ello, empiezan a aparecer los primeros síntomas del síndrome del cuidados, tales como: agotamiento físico y mental, ansiedad, sentimientos de tristeza, aislamiento social o alteraciones del sueño, entre otros debidos a la sobrecarga del cuidador.
  • Fase 4: alivio: debido al síndrome del cuidador, cuando fallece la personas dependiente, el cuidador puede temer expresar el alivio que supone para él dicha situación. Entonces, emergen sentimientos de culpa a raíz de estos pensamientos. Sin embargo, esta sensación de liberación es natural, debido a que el cuidador se encontraba totalmente atado ante la situación.

Síndrome del cuidador: tratamiento

¿Cómo superar el síndrome del cuidador? Todas las medidas que se ejecutan en el tratamiento del síndrome del cuidador cansado, se resumen en el concepto de cuidar al cuidador, es decir, se orienta en buscar un aumento de su calidad de vida. omo cuidar al cuidador? El tratamiento debe ser multimodal, atendiendo a todas las necesidades del cuidador. A continuación veremos cómo tratar el síndrome del cuidador.

En primer lugar, el cuidador debe estar informado de la enfermedad que sufre el enfermo, con el objetivo de incrementar la aceptación del problema, evitar falsas expectativas de mejora o ideaciones negativas, como pensar que el anciano hace determinadas acciones para fastidiarle, deben comprender los límites de la persona enferma y luchar por aumentar su autonomía dentro de sus posibilidades.

Sin embargo, también es importante tener constancia de los propios límites, comprendiendo que no es necesario forzarse y olvidarse del propio cuidado personal. Más que nunca el cuidador debe atender a sus propias necesidades, llevando una correcta alimentación, hábitos del sueño y programando descansos fuera del cuidado de dicha persona, evitando la aparición de sentimientos de culpa por dedicarse tiempo a uno mismo.

Por otro lado, aunque esta persona sea denominada el cuidador primario o principal, en el entorno del enfermo hay otros familiares con los cuales el cuidador debe compartir la evolución del enfermo y compartir la sobrecarga del cuidador tanto práctica como emocional que le supone la situación, notificándoles sus sentimientos, miedos y preocupaciones, para que la carga pueda ser en menor medida compartida.

En muchas ocasiones, debido a la culpa, el cuidador prefiere no comunicar a su familia sus miedos, preocupaciones o agotamiento, pero siente la necesidad de tener una vía de escape emocional, donde pueda con libertad expresar la frustración que siente o el resentimiento que pueda aparecer, así como sentimientos negativos. Frente a ello, es muy frecuente iniciar tratamientos psicoterapéuticos que ayuden a la persona a poder deprenderse de estos sentimientos negativos y paliar las emociones de estrés, ansiedad y depresión.

Ocasionalmente, frente a una buena gestión de la situación, la atención al cuidado personal y la realización de psicoterapia, los síntomas del síndrome del cuidador quemado siguen manteniéndose y por ello, eventualmente es necesario hacer uso de psicofármacos que ayuden a reducir la sintomatología, como fármacos hipnóticos que ayuden en la higiene del sueño o fármacos antidepresivos o ansiolíticos, para reducir los elevados niveles de estrés, ansiedad y tristeza.

¿Qué pasa con el síndrome del cuidador cuando fallece la persona dependiente? Debido a la sobrecarga del cuidador, tras fallecer la persona cuidada, el cuidador primario puede experimentar la sensación de alivio. Dicha sensación se contradice con los sentimientos de tristeza esperables en una situación de pérdida y puede conllevar sentimientos de culpa. Por ello, el tratamiento del síndrome del cuidador no finaliza tras la pérdida, sino que es recomendable seguir con el proceso de duelo.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síndrome del cuidador: qué es, síntomas, fases y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • Cardona, D., Segura, A. M., Berbesí, D. Y., & Agudelo, M. A. (2013). Prevalencia y factores asociados al síndrome de sobrecarga del cuidador primario de ancianos. Revista facultad nacional de salud pública, 31(1), 30-39.
  • Dueñas, E., Martínez, M. A., Morales, B., Muñoz, C., Viáfara, A. S., & Herrera, J. A. (2014). Síndrome del cuidador de adultos mayores discapacitados y sus implicaciones psicosociales.
  • Garcés de los Fayos Ruiz, E. J., & Peinado Portero, A. I. (1998). Burnout en cuidadores principales de pacientes con alzheimer, el síndrome del asistente desasistido. Anales de psicología.
  • Mendoza-Suárez, G. (2014). Síndrome de sobrecarga en familiares encargados del cuidado de pacientes con enfermedad neurológica crónica. Rev Soc Peru Med Interna, 27(1), 12-8.
  • Zambrano Cruz, R., & Ceballos Cardona, N. P. (2007). Síndrome de carga del cuidador.

Escribir comentario sobre Síndrome del cuidador: qué es, síntomas, fases y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Síndrome del cuidador: qué es, síntomas, fases y tratamiento
1 de 2
Síndrome del cuidador: qué es, síntomas, fases y tratamiento

Volver arriba