Psicología clínica

Alcoholismo crónico: qué es, síntomas, causas y tratamiento

 
Andrea Fernández García
Por Andrea Fernández García. 17 enero 2022
Alcoholismo crónico: qué es, síntomas, causas y tratamiento

¡Ey! ¿Tomamos unas birras esta tarde? ¿Nos vamos de tapas o de ronda, te apetece? Quien no ha hecho o respondido a estas preguntas alguna vez. E incluso en algunas ocasiones el típico "salimos de tranquis a tomar unas cervezas" que se acaba convirtiendo en "me he bebido hasta el agua de los jarrones". Y hasta aquí todo nos parece normal.

La mayoría de nosotros nos hemos visto en estas situaciones alguna vez, y lo seguiremos haciendo sin que esto suponga un problema, pero, ¿qué pasa cuando el consumo de alcohol va más allá de lo social y ocasional? ¿Qué pasa cuando la frecuencia y la magnitud de lo que bebemos sobrepasa los límites? Y sobre todo, ¿cuáles son estos límites? Si no quieres desarrollar conductas de alcoholismo crónico, si te gustaría saber cómo detectarlo y tratarlo, ¡Sigue leyendo! En este artículo de Psicología-Online hablaremos sobre el alcoholismo crónico: qué es, síntomas, causas y tratamiento.

Índice

  1. Qué es el alcoholismo crónico
  2. Síntomas del alcoholismo crónico
  3. Causas del alcoholismo crónico
  4. Consecuencias del alcoholismo crónico
  5. Tratamiento del alcoholismo crónico

Qué es el alcoholismo crónico

Una enfermedad ocasionada por un consumo excesivo y prolongado de bebidas alcohólicas que origina un estado de dependencia psíquica y física del alcohol. El individuo pierde la capacidad de abstenerse o de interrumpir su ingestión, pese a ser consciente del daño que le origina, y sufre síntomas físicos o psíquicos de abstinencia cuando deja de beber.

Síntomas del alcoholismo crónico

En manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM)[1], se define la dependencia al alcohol como como un patrón desadaptativo de consumo de alcohol que conlleva un malestar o deterioro clínicamente significativo, por lo menos durante un período de 12 meses. Además, expone que los síntomas asociados con el alcoholismo crónico son:

  • Tolerancia.
  • Síndrome de abstinencia.
  • Aumento de la frecuencia, en mayores cantidades y durante periodos de tiempo más largos de lo que se pretendía inicialmente
  • Deseo persistente o esfuerzos infructuosos de controlar o interrumpir el consumo de alcohol.
  • Se emplea mucho tiempo en actividades relacionadas con la obtención o el consumo de alcohol, o la recuperación de sus efectos
  • Se consume a pesar de tener conciencia de los problemas físicos o psicológicos persistentes o recurrentes causados o exacerbados por el consumo de alcohol

El alcoholismo crónico puede cursar con o sin dependencia fisiológica en función de si es con o sin signos de tolerancia o abstinencia. Además, el curso de la dependencia al alcohol puede ser de diferentes tipos:

  • Remisión total temprana.
  • Remisión parcial temprana.
  • Remisión total sostenida.
  • Remisión parcial sostenida.
  • En terapia con agonistas.
  • En entorno controlado.
Alcoholismo crónico: qué es, síntomas, causas y tratamiento - Síntomas del alcoholismo crónico

Causas del alcoholismo crónico

Los factores etiológicos que llevan a un patrón de consumo crónico de alcohol son tanto biológicos como sociales. Por un lado, la genética, así como los rasgos de personalidad y psicológicos del individuo, intervienen en la determinación del patrón de consumo, así como el temperamento y los estresores, tanto internos como externos, que vive la persona en cuestión.

Por otro lado, teniendo en cuenta que somos series sociales que vivimos en sociedad, es natural que haya influencia de factores externos como la profesión, la publicidad y otros factores transculturales. Para este último factor, debemos recordar y tener en cuenta que el alcohol tiene un consumo histórico en todo el planeta desde el paleolítico a la actualidad, y está presente en todas las culturas.

Consecuencias del alcoholismo crónico

El consumo de alcohol ocupa el tercer lugar entre los factores de riesgo de la carga mundial de morbilidad. Además, es el primer factor de riesgo en el Pacífico Occidental y las Américas, y el segundo en Europa. El alcoholismo crónico está relacionado con muchos problemas graves de índole social y del desarrollo, en particular la violencia, el descuido, maltrato, y el absentismo laboral.

Concretamente, el consumo nocivo de bebidas alcohólicas causa, aproximadamente, 2.5 millones de muertes al año. De estos, 320.000 jóvenes entre 15 y 29 años de edad mueren por causas relacionadas con el consumo de alcohol, lo que representa un 9% de las defunciones en ese grupo de etario.

Qué efectos produce el alcoholismo crónico

El consumo de alcohol puede producir otros trastornos inducidos por sustancias, como intoxicaciones, que provocan síntomas físicos y psicológicos en el individuo. A continuación, te mostramos cuáles son los trastornos inducidos por el alcohol:

  • Delirium.
  • Demencia.
  • Trastorno amnésico o Síndrome de Korsakoff.
  • Encefalopatía de Wernicke.
  • Trastorno psicótico, alucinosis o incluso celotipia.
  • Trastorno del estado de ánimo.
  • Trastornos de ansiedad.
  • Disfunción sexual.
  • Trastornos del sueño.

Consecuencias farmacocinéticas del alcoholismo crónico

El consumo de alcohol, pese a estar relacionado con algunos trastornos psicológicos o más de índole social, también tiene afectaciones físicas y farmacocinéticas. Algunas de las consecuencias farmacocinéticas del consumo de alcohol son:

  • La inducción hepática: provocando un aumento de la eficacia del MEOS (sistema oxidativo de encimas microsomales), lo que da lugar a la tolerancia cruzada con barbitúricos.
  • El incremento de la fracción reducida (NADH): en relación a déficits de vitamina B6, lo que causa una disminución de la capacidad oxidativa, provocando la acumulación de ácidos grasos orgánicos que queden sin oxidar, conocida como hígado graso, e hipertrofia hepática por sobrecarga oxidativa e inducción enzimática, conocida como hepatomegalia o hígado inflamado.

Trastornos fisiológicos inducidos por el alcoholismo crónico

Algunas de las afectaciones físicas o trastornos médicos que pueden surgir debido al alcoholismo crónico son:

  • Aspecto físico alterado.
  • Trastornos digestivos: hipertrofia parotídea, esogafitis, gastritis, cáncer gastrointestinal, pancreatitis, malabsorción, hepatitis, cirrosis, etc.
  • Trastornos cardiovasculares: HTA, arritmias, miocardiopatia, AVCs.
  • Trastornos hematológicos: anemia, neutropenia, trombocitopemia.
  • Trastornos osteomusculares: miopatías, mialgias, osteoporosis.
  • trastornos metabólicos: hipoglucémia, avitaminosis, hipomagnesia, hipocalcemia, hipopotasemia.
  • Trastornos immunológicos como la immunosupresión.
  • Trastornos neurológicos: como los ya mencionados síndrome de Wernicke o Korsakoff, amblipatía, neuropatías periféricas, etc.
  • En caso de estar embarazada e ingerir alcohol, el futuro bebé podría tener el síndrome alcohólico fetal.
Alcoholismo crónico: qué es, síntomas, causas y tratamiento - Consecuencias del alcoholismo crónico

Tratamiento del alcoholismo crónico

Debido al síndrome de abstinencia y a la posible aparición del delirium tremens, como consecuencia de la privación de bebidas alcohólicas, siempre que uno/a se proponga dejar de consumir alcohol por consumo crónico o abuso, es mejor hacerlo bajo supervisión médica. Algunos tratamientos farmacológicos para el alcoholismo crónico son:

  • Disulfiram: como tratamiento farmacológico disuasorio.
  • Naltrexona, bupropión: como tratamiento sustitutorio del alcohol.
  • Vareniclina: agonista parcial del receptor nicotínico para la antiadicción, aunque es un fármaco que se encuentra en vigilancia por riesgo de suicidio.
  • Benzodiacepina: como tratamiento paliativo
  • El acamprosat y los ISRS también han sido utilizados en alguna ocasión, pero también están en farmacovigilancia por riesgo de suicidio.

Además de tratar la sintomatología que produce la abstinencia, es importante tratar, en caso que los hubiera, aquellos trastornos y enfermedades psicológicas que hayan podido surgir como consecuencia del consumo del alcohol. Para ello, la terapia basada en la corriente cognitivo-conductual ha sido la que ha demostrado una mayor eficacia.

En estos casos de consumo, será importante hacerle saber al paciente que la recaída en procesos largos es prácticamente inevitable, por lo que es importante empoderarlo para volver a empezar en esos casos y evitar emociones asociadas al fracaso.

Remedios caseros para el alcoholismo crónico

Existen tratamientos naturales para tratar el alcoholismo crónico. Veamos los más destacados:

  • Aumentar el consumo de vitaminas del grupo B.
  • Disminuir paulatinamente el consumo de alcohol.
  • Beber mucha agua.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alcoholismo crónico: qué es, síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Referencias
  1. American psychiatric association, (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM – 5. Madrid, España. Editorial medica panamericana.
Bibliografía
  • Belloch, A., Sandín, B., Ramos, F., (2009). Manual de psicopatología, volumen II. Madrid. McGraw Hill / Interamericana de España, S.A.U.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Alcoholismo crónico: qué es, síntomas, causas y tratamiento