Compartir

Cómo decirle a mis padres que fumo

Cómo decirle a mis padres que fumo

Como hijo, la opinión de tus padres es importante para ti. Por ello, te preocupa qué puedan decirte al conocer tu hábito como fumador. El tabaco produce efectos negativos en la salud. Esta es una de las razones por la que los padres intentan inculcar en sus hijos la importancia de evitar esta rutina nociva. Sin embargo, si fumas, es preferible que seas sincero con tus padres y no lo ocultes. Contarlo es un gesto de confianza y transparencia. Además, el tabaco suele producir efectos secundarios visibles, por ejemplo, el olor. Por ello, si no lo cuentas tarde o temprano terminarán notándolo. “¿Cómo decirle a mis padres que fumo?”, si te haces esta pregunta en Psicología-Online te damos las claves.

Anticipar la respuesta de tus padres

Si quieres saber cómo decirle a tus padres que fumas es importante que pienses en su reacción. Para ello, intenta conocer cuál es su forma de pensar sobre esta cuestión o qué mensajes te han dado previamente. Si ellos son fumadores tal vez puedan tener más empatía. Pero también puede ocurrir que precisamente porque ellos son fumadores y conocen en primera persona los inicios y las consecuencias de este hábito, se muestren más decepcionados contigo por haber empezado a fumar cuando ellos saben la dependencia que genera este punto.

Intenta observar esta situación de forma natural. Te haces adulto y como tal, tomas decisiones que pueden romper las expectativas de tus padres respecto de aquello que ellos consideran que es mejor para ti.

Esta conversación no gira en torno a si el tabaco resulta nocivo porque esto es algo que tú ya conoces. El fin de esta conversación es hacer partícipes a tus padres de esta cuestión para evitar que se enteren por segundas personas o para evitar el malestar mayor que puede producirte el hecho de esconderte.

Aunque, como hemos dicho anteriormente, tus padres pueden llegar a deducir que fumas a partir del olor típico que el tabaco deja en la ropa, es mejor que tú afrontes la conversación en un signo de respeto y confianza. No des muchos rodeos en torno a cuál puede ser el mejor momento para afrontar esta charla, de lo contrario, corres el riesgo de posponerla. Elige cualquier ocasión de conversación en familia en la que todos estéis tranquilos hablando de forma distendida.

Puedes contarles desde cuándo fumas y todo aquello que consideres significativo en relación a esta experiencia. Tus padres te harán preguntas por iniciativa propia. Contéstalas de forma clara.

Anticipar la respuesta de tus padres

Evita fumar en casa de tus padres

Si vives con tus padres y todavía no te has independizado, un gesto de respeto hacia ellos puede ser tomar la decisión personal, sin esperar a que sean ellos quienes lo indiquen, de no fumar en casa. De este modo, evitas que tu hábito como fumador pueda perjudicar a terceros ya que un hogar sin humos es mucho más saludable. Además, al adoptar esta medida, también incrementas tu autocontrol como fumador para reducir el número de cigarros al día.

Al tomar esta decisión, vas un paso más en tu conversación con tus padres al decirles que fumas ya que encuentras el equilibrio de adoptar tu decisión, pero también, de respetar el espacio de los demás.

Si tus padres no se sienten cómodos con la idea de que fumes, y este hecho se ha convertido en un motivo de conflicto, también puedes evitar fumar en su presencia para no incomodarles. Lo cierto es que desde el momento en el que les transmitas esta información, con el paso del tiempo, irán asimilando este hecho. Es decir, necesitan un tiempo para hacerse a la idea. Especialmente, si esta noticia ha resultado una sorpresa para ellos.

Escucha los consejos de tus padres sobre el tabaco

Ahora que ya sabes cómo decirle a tus padres que fumas es importante que tengas en cuenta una cosa. Y es que una persona puede adoptar el hábito de fumar en un momento determinado, pero también, decidir dejarlo en un momento posterior. No observes este momento en el que les dices a tus padres que fumas como una decisión invariable durante el resto de tu vida.

Cada vez existe mayor información sobre los efectos secundarios del tabaco, por ello, recibe los consejos que tus padres te dan como una manifestación de amor hacia ti ya que ellos se preocupan por tu bienestar. Asume de forma natural, desde el mismo instante en el que compartes esta noticia, que no les estás contando una novedad alegre. De este modo, te resultará más sencillo entender su respuesta.

Puedes decirles, una vez que ya te han dado todos los datos que creas convenientes, que no te los recuerden cada día porque en ese caso, podéis entrar en un bucle que no conduce a un fin inmediato.

Escucha los consejos de tus padres sobre el tabaco

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo decirle a mis padres que fumo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conflictos familiares.

Escribir comentario sobre Cómo decirle a mis padres que fumo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Lolo
Es algo complicado. Todavía recuerdo cuando tuve que decirle a mis padres que fumaba. Ahora lo he dejado porque los médicos no paran de advertir de lo malo que es para la salud. http://elmedicointeractivo.com/los-fumadores-tienen-peores-dietas-que-los-no-fumadores/

Cómo decirle a mis padres que fumo
1 de 3
Cómo decirle a mis padres que fumo
Volver arriba