Compartir

Consecuencias de la falta de afecto familiar

 
Por Júlia Rovira. 3 septiembre 2020
Consecuencias de la falta de afecto familiar

Durante la infancia, la figura de los padres es muy importante y vital para los niños/as. A lo largo de las diferentes etapas del desarrollo, estos necesitan recibir el apoyo, el afecto y la protección de sus padres, ya que son las personas más cercanas a ellos/as, tanto física como emocionalmente.

Sin embargo, puede ocurrir que los padres no estén disponibles para ellos/as de forma emocional, es decir, que no sepan o no quieran cubrir las necesidades de afecto que sus hijos e hijas les demandan. En este caso, estaríamos hablando de padres y/o madres ausentes durante el proceso de crianza de sus hijos/as, y que estos han sufrido una falta de afecto familiar. Esta ausencia puede provocar diferentes consecuencias en los hijos/as, muchas de ellas graves, que pueden afectar a su futuro, a la manera en que se relacionan con el mundo y con otras personas e incluso podría determinar sus conductas y comportamientos como padres y/o madres.

En este artículo de Psicología-Online, os explicaremos el por qué de la falta de afecto familiar, sus consecuencias y cómo superarlo.

Causas de la falta de cariño de padres/madres a hijos

Existen diferentes explicaciones de por qué hay determinados padres y madres que no muestran signos de afecto a sus hijos e hijas, a continuación, os mostraremos algunas de estas razones:

  • Falta de autoestima en ellos/as: tener una visión negativa de ti mismo/a y ser incapaz de amarte puede provocar que existan muchas dificultades para amar o demostrar amor a otras personas, en este caso, a los hijos/as. Además, estos suelen ser una gran fuente de descarga de frustraciones para los padres.
  • Percepción de los hijos/as como una carga: consideran que el proceso de crianza de los niños/as y bebés conlleva muchas responsabilidades y una carga de trabajo muy importante y pesada, lo cual provoca que se desentiendan de estas responsabilidades o que no cubran todas sus necesidades, como las de afecto.
  • Historia familiar similar: a menudo, cuando los padres/madres reaccionan de esta manera es porque durante su infancia tampoco recibieron muestras de afecto y de cariño por parte de sus padres. De esta manera, este patrón de relación y estas dinámicas se tienden a repetir de generación en generación si no existe una consciencia de esta problemática y una voluntad de cambio.
  • Conductas problemáticas y disruptivas en los hijos: hacen que, según las herramientas que tengan los padres para gestionar y sobrellevar estos comportamientos, puedan llegar a afectar en la manera en que se relacionen entre ellos, habiendo una falta de afecto en algunos casos.

Consecuencias de la falta de amor paterno o materno

Como se ha mencionado anteriormente, las consecuencias de la falta de afecto familiar pueden ser diferentes, algunas muy graves y con grandes afectaciones a la vida de la persona, provocando, a veces, el desarrollo de trastornos de la maduración, como el síndrome de la carencia afectiva, el cual aparece cuando existe una falta de estimulación afectiva.

A continuación, detallaremos algunas de las posibles consecuencias de la falta de afecto familiar:

  1. Poca empatía: el hecho de no haber tenido relaciones cercanas saludables, que no hayan podido empatizar contigo ni tenido interés por ti, puede provocar que, en un futuro, tengas dificultades a la hora de ponerte en el lugar del otro y sentir o identificar las emociones y las necesidades de los que te rodean.
  2. Falsa percepción de lo que es el afecto: como estas personas no han vivido ni experimentado unas muestras de amor y de afecto correctas y sanas, cualquier tipo de relación la consideran como amor y pueden llegar a interpretar situaciones violentas o sexuales, como normales.
  3. Dificultades para expresar y controlar sus emociones: la tarea de los padres de enseñar a identificar, a gestionar y a expresar de forma correcta las emociones de sus hijos/as, es muy importante ya que, si no se trabaja ni se da la importancia que merece, los niños/as pueden exteriorizar diferentes problemas y conductas disruptivas en un futuro.
  4. Reacciones inapropiadas ante un conflicto: el no haber tenido una enseñanza en relación con cómo reaccionar de la mejor manera ante un conflicto o un problema, provoca que, en el futuro, estas personas tiendan a no saber cómo enfrentarse ni solucionar un problema. Es por este motivo que, a menudo, adoptan conductas infantiles y poco adaptativas para la edad que tienen.
  5. Conductas de aislamiento: pueden tener estos comportamientos a menudo ya que, al haber recibido poco afecto y situaciones de rechazo, la reacción de aislarse de esta situación les provoca menos repercusiones y entran en un mundo que queda al margen de lo que está sucediendo en la realidad.
  6. Baja autoestima: como son niños/as que desde sus edades más tempranas no han recibido cariño ni un amor constante y sano, afecta directamente y de forma negativa a su autoestima. Estas personas pueden llegar a pensar que, en un futuro, no podrán recibir amor nunca ni que habrá nadie que les quiera.
  7. Déficit de atención: la atención es una de las primeras características de las personas que se ven afectadas al haber algún problema o conflicto personal. El hecho de no recibir afecto ni amor por parte de los padres o de algún miembro de estos, puede influir negativamente a la atención, provocando diferentes dificultades en este proceso.
  8. Desconfianza general: al no haber tenido alguna persona cercana en la que confiar durante la infancia, puede provocar que la persona tenga dificultades en confiar en otras personas e incluso en él/ella mismo/a. Es por este motivo que esta desconfianza puede desencadenar problemas en la interacción con otras personas en un futuro.
  9. Falta de habilidades sociales: como las interacciones y las dinámicas de relación entre padres e hijos/as suelen estar dañadas y tienden a ser negativas, los niños/as pueden tener dificultades en entender las relaciones sociales y en ponerlas en práctica, ya que es lo que han visto y lo que les han enseñado desde pequeños.
  10. Miedo al abandono: al no haber tenido un apego sano durante su infancia, donde se hayan sentido seguros y confiados de que sus padres no les dejarán, puede aparecer el miedo a que les abandonen en un futuro por parte de sus parejas, amigos, familia, etc.
  11. Miedo al fracaso: como existe una autoestima baja de base, estas personas tenderán a no valorarse lo suficiente y a no ser del todo capaces de afrontar los retos que la vida les plantea, por miedo a la crítica, a sentirse rechazados y a fracasar.
Consecuencias de la falta de afecto familiar - Consecuencias de la falta de amor paterno o materno

Cómo superar la falta de cariño de una madre o un padre

A continuación, os proponemos diferentes recomendaciones para superar la falta de amor paterno o materno:

  • No les culpes: a pesar de que creas que ellos han tenido y han de asumir toda la responsabilidad de sus actos durante el proceso de crianza, no debemos culparlos. Hemos de pensar que ellos han hecho todo lo que podían y, seguramente, lo han hecho lo mejor que han podido en función de sus posibilidades, ya que no han experimentado ni les han enseñado a ejercer de padres de una forma más sana o saludable.
  • Pon de tu parte: para superar y sanar las heridas que esta situación te ha dejado, has de hacer un esfuerzo, es decir, ya conoces cómo son tus padres y sus dinámicas de relación y es muy improbable que estas varíen con el tiempo, por lo tanto, pon en práctica pequeños actos para mantener el contacto y para tener una mejor relación.
  • Piensa en cómo quieres ser en un futuro: tener claro cómo quieres educar a tus hijos/as y qué valores les querrás transmitir es una buena forma de superar las consecuencias que la falta de amor ha provocado. El no querer seguir los mismos patrones que tus padres siguieron contigo, cuando tengas un hijo o hija, es un paso muy grande para un mejor bienestar y satisfacción personal.
  • Conversa con ellos asertivamente: para que ellos vean y puedan aprender que existen otros tipos y métodos de comunicación más sanos, más cómodos y que implican menos conflictos.
  • Contacta con un profesional de la psicología: si crees que necesitas un poco más de ayuda con este tema, no dudes en ponerte en contacto con un profesional de la salud, preferiblemente de la psicología, para ayudarte a tener más herramientas para superar esta situación.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consecuencias de la falta de afecto familiar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Bibliografía
  • Contreras, G.C. (2010). La carencia afectiva intrafamiliar en niños y niñas de cinco a diez años. Tesis predoctoral. Universidad de Cuenca.

Escribir comentario sobre Consecuencias de la falta de afecto familiar

¿Qué te ha parecido el artículo?

Consecuencias de la falta de afecto familiar
1 de 2
Consecuencias de la falta de afecto familiar

Volver arriba