Compartir

Mecanismos de defensa: qué son, tipos y ejemplos

Mecanismos de defensa: qué son, tipos y ejemplos

Las personas poseemos en nuestro interior ciertas ayudas inconscientes las cuales nos permiten estar en paz con nosotros mismos y con los que nos rodean ya que, nos ayudan a comportarnos de una manera socialmente aceptada.

Sin embargo, no siempre el uso de estas ayudas es beneficiosa para nosotras pues, si se hace de manera inadecuada y reiterada, puede acabar provocando que perdamos cierta conciencia de la realidad que nos rodea.

Los procesos que nos tienden esa mano, son los conocidos como mecanismos de defensa y en este artículo de Psicología-Online, queremos dároslos a conocer, así como facilitaros qué son, sus tipos y ejemplos para que aprendáis a identificarlos y emplearlos de una manera adecuada.

Qué son los mecanismos de defensa en psicología

Los mecanismos de defensa son procesos inconscientes de los individuos que tienen la función de protección, en concreto tienen la intención de proteger la idea de uno mismo y su autoestima.

El primero en describir dichos mecanismos fue Sigmund Freud, quien los asoció a una lucha tanto interna como externa, la cual tenía como objetivo principal hacer desaparecer el sufrimiento causado por unas ideas o emociones.

Aquí encontrarás más información sobre Los mecanismos de defensa según Anna Freud.

Para qué sirven los mecanismos de defensa

La función de estos mecanismos es tratar de reducir al máximo las consecuencias que puede tener en un individuo una situación muy intensa emocionalmente para que, de esta forma, la persona pueda seguir funcionando normalmente.

Las funciones de mecanismos de defensa son las siguientes:

  • Lograr un reequilibrio entre las realidades internas y las externas.
  • Autorregular la posibilidad de satisfacer los impulsos.
  • Facilitar una adaptación adecuada con la sociedad.
  • Permitir un correcto desarrollo de la personalidad
  • Proteger el equilibro emocional.

Tipos de mecanismos de defensa

Encontramos distintos tipos de mecanismos de defensa, clasificados por diferentes autores. Sin embargo, en este artículo, nos basaremos en la clasificación empleada por McWilliams.

  • Mecanismos de defensa primarios: estos suelen aparecer en las personas durante las primeras etapas de la vida y tienden a ir relacionadas con actitudes de negación de la realidad.
  • Mecanismos de defensa secundarios: por el contrario, estos aparecen durante las épocas tardías del desarrollo de un individuo. Se caracterizan porque preservan el criterio de realidad en las personas.

Cuáles son los mecanismos de defensa

Dentro de cada uno de los grupos generales de mecanismos de defensa, encontramos distintos mecanismos más concretos.

Mecanismos de defensa primarios

  1. Retraimiento
  2. Negación
  3. Control omnipotente
  4. Idealización y desvalorización
  5. Proyección
  6. Introyección
  7. Identificación proyectiva
  8. Escisión
  9. Disociación

Mecanismos de defensa secundarios

  1. Represión
  2. Regresión
  3. Aislamiento
  4. Intelectuación
  5. Racionalización
  6. Compartimentalización
  7. Anulación
  8. Volver contra sí mismo
  9. Desplazamiento
  10. Formación reactiva
  11. Inversión
  12. Actuación
  13. Sexualización
  14. Sublimación

Los mecanismos de defensa primarios: definición

A continuación se explica cada uno de los mecanismos de defensa primarios:

1. Retraimiento

El individuo se cierra en sí mismo, alejándose de la realidad mediante el uso de fantasías y sueños. El uso de este tipo de mecanismo permite al sujeto escapar de una realidad dolorosa, pero sin distorsionarla. Como desventaja de este tipo de mecanismo, es que si el individuo la utiliza reiteradamente, esto va a limitar la posibilidad de hacerse cargo de la realidad.

Ejemplo: un bebé que ante una sobrestimulación decide dormirse para evitarla.

2. Negación

Se rechaza de manera certera aquello que está ocurriendo con la convicción de que, si no se reconoce como real, es que no ocurre de verdad. Lo que el sujeto hace es bloquear aquellos eventos inaceptables para que de esta manera no pasen a formar parte de la consciencia.

3. Control omnipotente

Parte de la base fantasiosa de que el sujeto cree que la fuente de lo que nos sucede es uno mismo. No se considera que los demás pueden influir en nuestra vida según su voluntad. Este es un buen método motivador para alcanzar los objetivos que el sujeto se proponga, sin embargo, a largo plazo no podrá crear relaciones causales lógicas y reales que le ayuden a alcanzar sus objetivos.

4. Idealización y desvalorización

En la idealización, el sujeto que emplea este mecanismo muestra un estado de dependencia hacia otra persona a la cual otorga un valor o poder especial. Consideran que estos van a poder resolver siempre sus dificultades.

Por el contrario, el mecanismo de desvalorización aparece cuando el sujeto se topa con la realidad y deja de idealizar al individuo dándose cuenta de que estos no tienen ningún poder.

5. Proyección

Con este mecanismo, los sujetos atribuyen sus actos, pensamientos y conductas propias e inaceptables a otras personas. Es decir, niega que él o ella las haya llevado a cabo por voluntad propia, sino que ha sido por culpa del exterior que estas se hayan producido.

6. Introyección

Se incorpora dentro del sujeto un acto o comportamiento que viene ocasionado por algo que está fuera y que, en realidad es completamente diferente a ese individuo.

Este comportamiento es habitual en etapas de duelo, donde la persona que ha sufrido la pérdida empieza a adoptar conductas y formas de ser de la persona fallecida.

7. Identificación proyectiva

Es la base de la que parte el conocido Síndrome de Estocolmo. Las personas tratan de reducir la ansiedad que sienten identificándose con el agresor. Consiste en la idea de justificar los actos de la otra persona para evitar el sufrimiento de pensar el daño que están haciendo.

8. Escisión

Mecanismo en donde se separa el mundo en buenos y malos. Es una forma de distorsión que ayuda al individuo a resolver ciertas situaciones confusas y amenazantes. No es para nada raro encontrar a una persona que en este preciso momento encuentre mala a otra a la cual la semana pasada consideraba como buena.

9. Disociación

Se crea una representación diferente de uno mismo para, de este modo, desconectar con la experiencia actual. Si los individuos recurren muchas veces a este mecanismo, pueden llegar a considerar que dentro de ellos existen distintos si-mismos.

Los mecanismo de defensa secundarios: definición

A continuación se expone cada uno de los mecanismos de defensa secundarios:

1. Represión

La persona es totalmente consciente de lo que está ocurriendo, sin embargo, de manera voluntaria decide olvidar u omitirlo. Es un mecanismo de defensa que desencadena en el sujeto un reflejo de inhibición. Por ejemplo, se suele ver en personas las cuales tienen deseos sexuales considerados inaceptables por el resto de la sociedad y los reprimen.

2. Regresión

De manera inconsciente, el sujeto vuelve a adoptar conductas y formas de funcionamiento de su infancia de modo que esto le permita evitar el conflicto al que se ha de enfrentar. Se considera un mecanismo de defensa fluctuante y habitual en todas las personas.

3. Aislamiento

Este mecanismo de defensa consiste en separar los pensamientos de las emociones. Es decir, posible ser consciente y pueden pensar sobre un hecho en concreto, pero se separa el significado emocional, por lo que este nunca llega a afectar al individuo. Este mecanismo puede resultar muy útiles para aquellas personas cuyas profesiones no pueden verse afectadas por sus emociones, como en el caso de los médicos, jueces, militares.

4. Intelectuación

Es muy parecido al mecanismo previamente descrito, sin embargo, en este caso, la persona sí que reconoce la existencia de un afecto hacia ese hecho, pero no es capaz de sentirlo. Se podría decir que la persona reconoce teóricamente el afecto, pero no le es posible expresarlo en sí mismo. Es decir, se trata la situación de forma cognitiva y no se conecta con el plano emocional.

5. Racionalización

Necesitan justificar ciertos hechos para evitar entrar en conflicto con ellos mismos. Mediante este mecanismo, las personas seleccionan de entre todas las explicaciones y motivos hacia unos actos los cuales son reconocidos como inaceptables, aquellos los cuales les van a permitir justificarlos.

6. Compartimentalización

Este mecanismo de defensa es empleado por las personas que tienen a la vez dos o más ideas, comportamientos o actitudes contrarias. De este modo, pueden permitir que ambas ideas no entren en conflicto y se contradigan en su mente, sino que existan a la vez.

7. Anulación

El mecanismo de defensa de anulación consiste en, de manera inconsciente, compensar un sentimiento o emoción dolorosa de modo que esta quede totalmente anulada gracias a otro comportamiento compensatorio. Por ejemplo: un hombre que ejerce violencia de género sobre su mujer, le llevará rosas para anular sus actos agresivos.

8. Volver contra sí mismo

El sujeto redirige aquellas emociones las cuales estaban destinadas hacia otro sobre su propia persona. No es del agrado de nadie darse cuenta de que no se puede contar con alguien, por lo que, en vez de sentir rabia hacia ella, el sujeto que emplea este mecanismo desarrollará este sentimiento hacia él.

9. Desplazamiento

Este mecanismo parte de la base de la redirección de las emociones desde un objeto natural hacia otro, ya que, expresarlo sobre el primero de estos puede resultar demasiado angustioso. Por ejemplo, en un momento de enfado con nuestros padres, en vez de gritarles a ellos, entramos en nuestra habitación y gritamos sobre la almohada.

10. Formación reactiva

Las personas con actitudes agresivas e impulsivas tienden a emplear este mecanismo para adaptar su comportamiento. Se trata de modificar una emoción o impulso en su contrario. Por ejemplo, el odio en amor, la envidia en gratitud.

11. Inversión

Va relacionada con la interacción de la persona con la situación que experimenta, pasando de ser un sujeto pasivo de esta en donde sufre las consecuencias dolorosas a ser alguien activo en ella. Se ve este mecanismo de defensa en aquellos sujetos que pasan de ser personas dependientes a personas las cuales necesitan que los demás dependan de ellos.

12. Actuación

Las personas expresan sus deseos o conflictos inconscientes a través de acciones para de esta forma no tener que ser conscientes de las ideas o afectos que los acompañan. Se considera un mecanismo de inversión, pero con la adición de la realización de una acción por parte del sujeto. Dentro de psicología, este mecanismo es conocido a su vez como acting out.

13. Sexualización

Se transforman las sensaciones de terror o dolor en experiencias placenteras. Este mecanismo se suele observar en sujetos los cuales son víctimas de agresiones y depresiones, los cuales para que sus situaciones sean más llevaderas convierten los malos momentos en situaciones agradables y gratificantes.

14. Sublimación

La sublimación es el mecanismo de defensa maduro el cual permite a los individuos a canalizar todas aquellas pulsiones (estímulos o impulsos, normalmente de contenido sexual o agresivo) y orientarlas hacia conductas consideradas aceptables en nuestra sociedad.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mecanismos de defensa: qué son, tipos y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología cognitiva.

Bibliografía
  • Camacho, E. B., Chávez-León, E., Uribe, M. P. O., Jiménez, A. Y., & López, O. N. (2010). Los niveles de funcionamiento psicológico y los mecanismos de defensa. Salud Mental, 33(6), 517-526.
  • Cramer, P. (2013). Estudios empíricos sobre mecanismos de defensa. Subjetividad y Procesos Cognitivos, 17(1), 97-117.
  • Freud, A., & Carcamo, C. E. (1961). El yo y los mecanismos de defensa (Vol. 3). Barcelona: Paidós.
  • Hinojosa, A. (1968). Mecanismos psicológicos de adaptación y defensa.

Escribir comentario sobre Mecanismos de defensa: qué son, tipos y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Conchita
Pregunta ;la persona que rebaja a otra automaticamente se pone por encima de ella ¿Es un mecanismos de defensa y como se llama?
Gemma Adsuara Arrufat
Se podría considerar un mecanismo de desvalorización puesto que, mediante la acción de hacer ver que la otra persona no tiene razón en su forma de pensar y actuar, lo que se consigue es reforzarse a uno mismo.
Conchita
Gracias

Mecanismos de defensa: qué son, tipos y ejemplos
Mecanismos de defensa: qué son, tipos y ejemplos

Volver arriba