menu
Compartir

Tipos de tristeza: características y ejemplos

 
Por Gianluca Francia. 18 mayo 2021
Tipos de tristeza: características y ejemplos

La tristeza es una de las emociones básicas que cada uno de nosotros experimenta cuando está en peligro un vínculo emocional con alguien importante, pero también con uno mismo. Tristeza es, en efecto, el nombre de la emoción básica y genérica que normalmente se expresa con la falta de sonrisa y una mirada languidecida.

Nos sentimos tristes porque una de nuestras necesidades básicas no ha sido satisfecha y, normalmente, no nos gusta mucho esta emoción porque trae consigo un estado de malestar. En realidad, esta emoción, como todas las demás, puede ser vivida con diferentes grados de intensidad y no existe una sola tipología de tristeza. En este artículo de Psicología-Online, descubriremos cuáles son los diferentes tipos de tristeza, sus características y ejemplos.

También te puede interesar: Cómo gestionar la tristeza

Angustia

Uno de los tipos de tristeza que hace referencia a un estado de sufrimiento psíquico y físico caracterizado por intensos sentimientos de ansiedad y depresión, miedo difuso, vivido de inseguridad y desgracia inminente, acompañados también de una sintomatología física, endocrinológica y comportamental. La angustia puede estar asociada a los siguientes factores:

  • Una sensación temporal: disminuirá cuando la misma condición que la que la generó llegue a su fin;
  • Existencial: situación que puede prolongarse con el tiempo y que se asocia con un fuerte sentimiento de miedo y sentimiento de catástrofe inminente. En este artículo, encontrarás más información de qué es la angustia vital y cómo superarla.

Cuando ésta se prolonga en el tiempo conduce a estados de melancolía intensa, hasta llegar a verdaderos estados depresivos. La angustia puede estar correlacionada con varias problemáticas, las cuales, a lo largo de la existencia, nunca se han afrontado de manera adecuada.

Dolor

Hay momentos en los que la verdadera esencia de lo que sentimos parece estar envuelto en el dolor. Son momentos en los que, además de la ausencia total de una posible salida, percibimos que ya no somos los de antes. Tenemos dificultades de concentración, nos sentimos cansados, sin intereses o irritables.

A muchas personas les sucede reaccionar así al dolor psicológico. Es una reacción normal a acontecimientos de la vida adversos como lutos, fracasos o pérdidas importantes: es la forma en que vivimos la tristeza, el dolor y la pérdida.

¿Cuándo puede aparecer la tristeza? Por un lado, quizás a alguien le sucede de pasar mucho tiempo en el pasado, viviendo de arrepentimientos, quizás recordando períodos felices de una vida pasada que no volverá más. Por otro lado, también se comparan con los demás, como si pareciera que viven una vida más feliz y satisfecha que nosotros- Estamos parados y bloqueados por nuestro dolor.

Luto

Si te preguntas cuáles son los tipos de tristeza, el luto es uno de ellos. Una condición, tanto posterior como anticipada, a la pérdida de un ser querido, pero no está necesariamente ligado a la muerte, ya que incluso la ruptura de una relación amorosa puede provocar sentimientos similares de abandono y pérdida. También puede ocurrir un duelo relacionado con una pérdida laboral que puede crear sentimientos y pensamientos de tipo depresivo y ansiógeno.

Sin embargo, hay que señalar que el luto por la pérdida es una reacción normal e inevitable que tiene su propia evolución dividida en fases:

  1. Aturdimiento y confusión con incredulidad.
  2. Ira y la búsqueda del ser querido.
  3. Desesperación.
  4. Aceptación de la pérdida.

En este artículo, verás información sobre cómo superar la tristeza por la pérdida de un ser querido.

Desesperación

Las energías se apagan, las esperanzas se debilitan cada vez más, dejándonos indefensos y vacíos ante las situaciones a las que ya no sabemos dar ninguna respuesta. La desesperación hace referencia al abandono de la esperanza de una salvación. En psicoanálisis y psiquiatría es un componente de muchos "síndromes" y que indica una tremenda combinación de sensaciones: un extraño deseo de muerte, mezclado con un sentimiento desarmante de pequeñez y futilidad que se presenta como miedo a la muerte misma.

La desesperación es como querer morir para escapar de la sensación insoportable de tomar conciencia de lo pequeño y débil que eres. Son sentimientos a veces vividos también con las personas a las que se pide ayuda, en la medida en que urgencia, impotencia y sensación de peligro asumen casi la forma de objetos sólidos.

Sufrimiento

Hay diferentes tipos de tristeza. El sufrimiento es una condición del dolor, que puede afectar tanto al cuerpo como a la vida emocional del sujeto. Puede derivar directamente de un trauma, físico o emocional, o puede ser expresión de una aflicción interior más profunda, de la que puede ser difícil o imposible encontrar un fundamento objetivo.

En particular, cuando el sufrimiento está ligado a una condición interior del sujeto y es prolongado en el tiempo, es decir, su intensidad es tal que inhibe o daña la actividad emocional y práctica normal del sujeto. Es un síntoma de un trastorno psicológico, por ejemplo, en el contexto patológico de la depresión. En este artículo, te mostramos cómo ayudar a una persona con depresión.

Falta de esperanza

Aquellos que no tienen esperanza, esperan que ocurran acontecimientos negativos y que no puedan ocurrir acontecimientos positivos en su futuro. Además, creen que no hay nada que puedan hacer para cambiar este sombrío escenario.

¿Qué sensaciones podemos tener con la tristeza? Esta actitud negativa hacia el futuro se encuentra a menudo en algunas condiciones psicopatológicas como la depresión, pero cada vez con más frecuencia está presente también entre quienes no presentan trastornos psicológicos establecidos. La hopelessness se caracteriza por varios componentes:

  • Pensamiento sobre el futuro no objetivo.
  • Capacidad limitada de imaginar acontecimientos futuros positivos.
  • Impotencia: sentimiento de incapacidad para producir ningún cambio significativo en la propia vida y para ser protagonistas de este cambio. Sensación de inutilidad e inevitabilidad de un resultado negativo que hace sentir que no se pueden hacer cambios.
  • Bloqueo en el establecimiento de objetivos: la búsqueda de sus propios objetivos se ve obstaculizada por sentimientos de rendición. Un pensamiento frecuente en estos casos puede ser el siguiente "nunca conseguiré lo que quiero y necesito, y eso es realmente horrible". Ante

Impotencia

Como hemos visto, existen diferentes tipos de tristeza. En este caso, la impotencia aprendida o learned helplessness es un estado mental en el que un ser vivo, después de haber estado expuesto a frecuentes estímulos adversos, se vuelve reacio a evitar el siguiente encuentro con estos mismos estímulos, incluso si son evitables.

Esto sucede presumiblemente porque ha aprendido que, a pesar de sus esfuerzos, no puede controlar la situación. Si esta condición de impotencia sigue ocurriendo en más contextos o esferas de la vida, el cerebro puede aprender que en esa situación o evento en particular, no hay nada que podamos hacer excepto esperar a que el resultado sea totalmente fatalista.

Por consiguiente, helplessness indica una situación de extrema impotencia, la concepción de que, en detrimento de todo lo que se puede hacer, la situación nunca cambiará. Estamos a merced del destino y ni yo ni nadie puede hacer nada para evitar lo inevitable. Para superar esta situación, encontrarás este artículo sobre cómo ser feliz cuando todo va mal.

Resignación

Si hablamos de tipos de tristeza, la resignación es un sentimiento ambivalente. Esta actitud hacia la vida ayuda a recomenzar después de una crisis. Cuando se convierte en un hábito que adoptamos en todos los ámbitos de la vida, puede cortar las piernas incluso a las situaciones más prometedoras.

Aunque solemos asociar la resignación a una idea de derrota, de fracaso y de pérdida irreversible de esperanza, saber vivir este sentimiento en algunas situaciones se revela a menudo un arma vencedora.

La resignación se transforma en una función negativa cuando es preventiva, es decir, cuando ya está presente antes de afrontar algo, o cuando es inmediata y surge a la primera dificultad de un recorrido o proyecto. Algunas de las frases típicas de una persona con resignación son: "Sé que va a salir mal" o "Sabía que iba a pasar". Un prejuicio sobre uno mismo/a y sobre la realidad que se extiende a otros o a todos los ámbitos de la vida.

Distracción

En este caso, hablamos de uno de los tipos de tristeza conocido como distracción, un estado de extrema preocupación, de nerviosismo y turbación. También se identifica como la calidad de ser alterado o agitado por la duda, por el conflicto mental o por el dolor.

La distracción excesiva puede ser un mensaje que nuestra mente nos está enviando para señalarnos un momento de fuerte estrés o cansancio. Si esta se vuelve crónica corremos el riesgo de tener un agotamiento emocional real.

Desaliento

El desaliento es un estado de la psique y de los parámetros físicos relacionados con el polo asténico de la autoconciencia humana, que se caracteriza por la presencia de estado de ánimo apático y depresión. El desaliento absoluto se caracteriza por la reticencia a hacer algo y la falta de interés en su posición y vida. Se acompaña de una ruptura grave y es un momento concomitante de un trastorno depresivo de la esfera afectiva.

Este estado es un ejemplo de tristeza que se caracteriza por la pérdida del sentido del tiempo, cuando no hay perspectivas para el futuro y los momentos emocionales del pasado se borran gradualmente. Cada uno se vuelve locamente similar al anterior - no sólo toda la esperanza o la pasión, sino también la imagen misma de la persona se pierde en esta monotonía.

Decepción

Otro de los tipos de tristeza con los que nos podemos encontrar es la decepción. Cuando una persona nos dice algo que no compartimos podemos reaccionar de diferentes maneras, dependiendo de nuestro estado de ánimo, de la confianza que tenemos con ella y de nuestro habitual estilo de comportamiento pasivo, agresivo o asertivo. La decepción, pues, es esa sensación de disgusto y, a veces, de irritación por una repentina contrariedad.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de tristeza: características y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Emociones.

Bibliografía
  • Addorisio De Feo, I. (et al.) (2016). Angoscia. Recuperado de: https://www.psiconline.it/le-parole-della-psicologia/angoscia.html
  • Gamba, E. (2019). Senza speranza. È una patologia? Recuperado de: https://www.enricogamba.org/psicologo-milano-blog/senza-speranza
  • Istituto A. T. Beck (2021). Il lutto e la morte: imparare a conoscere ciò che è “oscuro”. Recuperado de: https://www.istitutobeck.com/psicoterapia-morte-lutto
  • Maria Luigia (2021). Il dolore psicologico. Come gestirlo e superarlo. Recuperado de: https://www.ospedalemarialuigia.it/psicologia-applicata/gestire-le-emozioni/
  • Paul Ekman Group (2021). What is sadness. Recuperado de: https://www.paulekman.com/universal-emotions/what-is-sadness/
  • RIZA (2021). Rassegnazione, un’arma a doppio taglio. Recuperado de: https://www.riza.it/psicologia/l-aiuto-pratico/3455/rassegnazione-un-arma-a-doppio-taglio.html

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tipos de tristeza: características y ejemplos
Tipos de tristeza: características y ejemplos

Volver arriba