Compartir

Cómo ayudar a una persona con trastorno de ansiedad generalizada

Cómo ayudar a una persona con trastorno de ansiedad generalizada

¿Te preocupas excesivamente sobre algunas cosas que todavía no han pasado y que es probable que no ocurran? Esto es algo normal, pero si esas preocupaciones y tus niveles altos de ansiedad son persistentes y se dan en todas las áreas de tu vida puede que tengas trastorno de ansiedad generalizada. Personas con ansiedad generalizada suelen necesitar psicoterapia y medicación para superar sus problemas. Uno de los factores más importantes es la fortaleza y estabilidad de su red de apoyo. Amigos y familiares deben ser una parte fundamental del tratamiento y pueden marcar la diferencia a la hora de recuperarse de una crisis y en la prevención de recaídas. En este artículo de Psicología-Online, te mostramos cómo ayudar a una persona con trastorno de ansiedad generalizada.

Diferencia entre preocupación normal y trastorno de ansiedad generalizada

Las preocupaciones y los miedos forman parte de nuestra vida y son algo completamente normal. Es natural tener ansiedad y miedo ante determinadas situaciones e incluso necesario. La diferencia entre una preocupación normal y la preocupación característica del trastorno de ansiedad generalizada es que en el trastorno las preocupaciones o miedos son excesivos, muy intrusivos, persistentes y disruptivos. Es decir, interfieren en el desarrollo de tu vida normal, te paralizan.

Cómo ayudar a una persona con trastorno de ansiedad generalizada - Diferencia entre preocupación normal y trastorno de ansiedad generalizada

Cómo calmar a una persona con ansiedad: consejos y herramientas

Sé un apoyo

Ser un buen apoyo es algo que parece obvio, pero es muy difícil conseguirlo. Asegúrate de que puedes escuchar empáticamente sin sentirte frustrado, dando consejos que sean útiles y reforzando continuamente a la persona para que continúe con el tratamiento. Sentirse apoyado puede ayudar a tener una recuperación rápida y a evitar una recaída. Además, trata de evitar cruzar los límites que tu amigo ha establecido, ser respetuoso es un componente clave para constituir un buen apoyo.

Aprende aspectos del trastorno

Aprende todo lo que puedas sobre los síntomas del trastorno, tratamiento y su prevención. Cuanto más sepas más fácil te resultará evitar sentirte frustrado y desilusionado porque ya sabes qué cosas son características.

Ayuda a buscar un tratamiento adecuado

Para aquellas personas que todavía no han sido diagnosticadas o tienen miedo de buscar a un profesional, tener un buen apoyo, ya sea familiar o amigo, puede ayudarle a dar ese primer paso para superar sus problemas y a sentirse muy querida. Pero debes tener en cuenta que si la persona no quiere recibir ayuda, forzarla a ello puede empeorar la situación y la relación.

Si tú necesitas ayuda, pídela

Si tienes una relación estrecha con una persona con trastorno de ansiedad generalizada, tú también puedes desgastarte y frustrarte a lo largo del duro proceso. Usar tu red de apoyo te ayudará a prevenir el burnout y poder continuar apoyando a la persona con ansiedad generalizada. Para poder ayudar a otra persona tú debes estar bien.

Divertiros

Las personas con trastorno de ansiedad generalizada no solo necesitan a una persona para contarle sus problemas, también necesitan divertirse en un ambiente relajado y sin presiones.

Tengo trastorno de ansiedad generalizada, ¿qué hago?

Relaciónate con otros

Tener un buen sistema de apoyo es algo esencial como seres sociales que somos. Pero se debe tener en cuenta que un apoyo fuerte no quiere decir tener un gran número de amigos, lo importante es que las personas que sean un apoyo para ti sean personas en las que puedas confiar y contarles tus preocupaciones. Además, debes aprender a identificar a aquellas personas que no te convienen cuando tienes niveles de ansiedad más altos.

Aprende a calmarte

Aunque la interacción con una persona cercana a ti es un modo rápido de calmarte, no siempre es posible. En esas situaciones puedes emplear otras estrategias:

  • Mirar una imagen que te permita relajarte: foto familiar, paisajes bonitos, etc.
  • Escucha música que te guste o resulte relajante, canta, toca un instrumento…
  • Olfato: el olor de una vela, de las flores en el jardín, aire fresco…
  • Actividad física: cualquier tipo de ejercicio que te permita relajarte y desconectar.

Realiza ejercicio físico

El ejercicio es un antidepresivo natural y efectivo. Ayuda a liberar tensión, reducir estrés, etc. Trata de caminar al menos 30 minutos de actividad física la mayoría de los días. Nadar, correr, bailar… son muy buenas opciones. Además, puede ser muy bueno combinarlo con terapia cognitiva basada en mindfulness.

Contempla tus preocupaciones de una forma diferente

El síntoma característico del trastorno de ansiedad generalizada es la preocupación crónica. Puedes creer que tus preocupaciones vienen de otras personas, del “exterior”. Pero, aunque el desencadenante venga del exterior, tu preocupación se construye desde dentro, en el “interior”.

Cuando te preocupas por algo, comienzas a pensar en aquello que te preocupa suponiendo que van a pasar cosas y pensando cómo vas a enfrentarlas, pero la realidad es que esas cosas no han ocurrido todavía, o quizás no ocurran nunca. Cuando estés “atrapada” con ese tipo de pensamientos, debes preguntarte si ese pensamiento es productivo o no. Si tu pensamiento se basa en “y si…” es improductivo.

Una vez que te hayas dado cuenta de que esa forma de pensar no te ayuda, no es productiva, puedes comenzar a intentar hacerlo de formas diferentes.

 

Cómo ayudar a una persona con trastorno de ansiedad generalizada - Tengo trastorno de ansiedad generalizada, ¿qué hago?

Técnicas de relajación para reducir la ansiedad

Algunas técnicas de relajación adecuadas para la ansiedad son:

  • Respiración profunda: cuando estás ansiosa, respiras muy rápido. Hiperventilar provoca sensación de mareo, falta de aliento… que aumenta la ansiedad de la persona. Por eso, respirar con el diafragma puede ayudarte a revertir esos síntomas.
  • Relajación muscular progresiva: puede ayudarte a liberar la tensión muscular y a desconectar de tus preocupaciones. Consiste en ir tensionando y relajando diferentes grupos musculares.
  • Cambios en el estilo de vida: un estilo de vida adecuado y equilibrado juega un papel importante en el trastorno de ansiedad generalizada:
  • Horas de sueño: la ansiedad y la preocupación pueden causar insomnio, y la falta de sueño puede contribuir a niveles altos de ansiedad. Cuando la persona duerme poco, su habilidad para manejar el estrés se ve comprometida. Cuando estás descansada es mucho más fácil mantener un equilibrio emocional. Mejora la calidad de tu sueño estableciendo rutinas de sueño.
  • Limita la cafeína: tratar de limitar o no beber bebidas con cafeína, ya que es un estimulante que puede desencadenar altos niveles de ansiedad mediante efectos fisiológicos: temblores, frecuencia cardiaca acelerada… Además, empeora los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada.
  • Evita alcohol y nicotina: el alcohol empeora los síntomas de ansiedad, al igual que la nicotina.
  • Alimentación adecuada: la comida no causa ansiedad, pero mantener una dieta saludable puede ayudarte a mantener buenos niveles de ansiedad. Trata de evitar alimentos muy ricos en azúcar, snacks, y come mucha fruta y vegetales.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ayudar a una persona con trastorno de ansiedad generalizada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Escribir comentario sobre Cómo ayudar a una persona con trastorno de ansiedad generalizada

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo ayudar a una persona con trastorno de ansiedad generalizada
1 de 3
Cómo ayudar a una persona con trastorno de ansiedad generalizada

Volver arriba