Compartir

Cómo superar el TOC

 
Por Bryan Longo. 10 marzo 2020
Cómo superar el TOC

Las necesidades nos irrumpen y vamos intentando satisfacerlas una a una en el menor tiempo posible. Nos movemos horas enteras siguiendo estrepitosamente aquello que sigilosamente deseamos. En este listado infinito de necesidades comienza a surgir un sentido cuando se es acompañado de tenacidad, pero que se contrae a un capricho arbitrario y exigente cuando somos incapaces de diferenciar la tenacidad y la obsesión; esta incapacidad de reconocimiento nos abstrae al control total y narcisista de cada evento de nuestras vidas. En este artículo de Psicología-Online te explicamos más sobre este problema que quizá consterna a muchos de los lectores, esta necesidad obsesiva de control: el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y cómo superarlo.

Qué es el trastorno obsesivo compulsivo

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es uno de los trastornos mentales incluidos en el manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM 5, que se caracteriza por presentar obsesiones y compulsiones. Este trastorno difiere del desarrollo normal en que las preocupaciones y rituales son más excesivos, intensos o persistentes.

El sujeto que sufre de TOC puede tener una buena introspección sobre sus síntomas, es decir, reconoce que sus creencias son claramente o probablemente falsas. Por esta razón el DSM 5 (2013) ofrece especificadores que ayudan con el diagnóstico ordenado y preciso de la patología: con introspección buena o aceptable, con poca introspección, con ausencia de introspección o con creencias delirantes.

Según el DSM 5 (2013), la edad más frecuente de inicio es a los diecinueve años y un 25% a los catorce años. El comienzo después de los 35 años es inusual pero puede ocurrir, esto sugiere una mayor exploración de sus causas (por ejemplo los síntomas son producidos por alguna enfermedad orgánica como el síndrome de McLeod). Su inicio suele ser gradual pero también puede ocurrir de forma aguda.

Qué son las obsesiones y compulsiones

Las dos manifestaciones del TOC son las obsesiones y las compulsiones:

Las obsesiones o pensamientos obsesivos en el TOC

Las obsesiones son pensamientos, imágenes o impulsos que tienen un carácter recurrente y persistente. Las personas experimentan las obsesiones como intrusivas o no deseadas (asaltan el pensamiento consciente) causando frecuentemente ansiedad o un malestar clínico importante.

Un ejemplo de una obsesión podría ser la imagen o pensamiento frecuente de la propia casa incendiándose, algún familiar accidentándose o uno mismo contrayendo alguna enfermedad grave… y cada uno de ellos de una forma obstinada haciendo difícil o imposible el poder eludirlas.

Las compulsiones en el TOC

Las compulsiones pueden ser comportamientos dirigidos a aliviar, prevenir o reducir la ansiedad o tensión producida por las obsesiones, también pueden tener como objetivo evitar algún suceso o situación temida (las obsesiones). Por ejemplo lavarse las manos, comprobar las llaves de la estufa, comprobar el seguro de las puertas y ventanas una y otra vez, dar golpecitos en el escritorio un número determinado de veces, rituales corporales, ordenar.

Las compulsiones también pueden ser actos mentales con el mismo propósito de aliviar la tensión de las obsesiones (por ejemplo rezar, contar, repetir palabras en silencio). Las compulsiones pueden no estar para nada conectadas con los acontecimientos que se quieren evitar (por ejemplo lavarse las manos o tocarse tres veces el reloj para evitar que un familiar se accidente).

Los niños muy raras veces tienen la capacidad para describir los objetivos de estos actos mentales o comportamientos.

Las obsesiones y compulsiones demandan o requieren de mucho tiempo (más de una hora por día) o son capaces de producir malestar o deterioro clínicamente significativo.

Síntomas del trastorno obsesivo compulsivo

Los principales síntomas del trastorno obsesivo compulsivo son los siguientes:

  • Muchas de las personas con TOC manifiestan creencias disfuncionales. Estas creencias pueden ser un sentido exagerado de responsabilidad, una predisposición o tendencia a sobreestimar las amenazas o el peligro, perfeccionismo, intolerancia a la incertidumbre, darle una excesiva importancia a los pensamientos (por ejemplo creer que tener un mal pensamiento es tan malo al igual que realizarlo), suelen tener un rígido código moral y una necesidad de controlar las propias ideas.
  • Los síntomas más característicos son la presencia de obsesiones y compulsiones.
  • Dificultades para desechar cosas y almacenar objetos (acumulación) como consecuencia de sus obsesiones y compulsiones.
  • Las personas con TOC experimentan respuestas afectivas variadas cuando se tienen que enfrentar a las situaciones que provoquen obsesiones y compulsiones. (Por ejemplo ansiedad, ataques de pánico o excesivos sentimientos de disgusto).
  • Es frecuente que las personas con TOC eviten lugares, personas o cosas que puedan desencadenar las obsesiones y compulsiones.
  • Por el tiempo invertido en las compulsiones existe un gran deterioro social y cognitivo.

Cómo superar el trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

¿Cómo salir de un trastorno obsesivo compulsivo? El tratamiento psicológico y el tratamiento farmacológico son dos opciones que hay que tener en cuenta. ¿Es posible salir del TOC sin medicación? A menor gravedad o intensidad de los síntomas, existe mayor probabilidad de que el tratamiento psicológico sea muy útil; a mayor gravedad de los síntomas a mayor intensidad de los síntomas es más probable que se necesite intervenir con tratamiento farmacológico.

Cómo superar obsesiones

  • Tratamiento psicológico del TOC. El tratamiento psicológico que se considera más adecuado para el trastorno obsesivo compulsivo es aquel enfocado en la terapia cognitivo conductual (TCC), en donde se evalúan los esquemas mentales o los pensamientos mal adaptativos (obsesiones) para así confrontar la eficacia de las compulsiones como reguladores de estos pensamientos. El terapeuta se enfoca en la modificación de patrones de pensamiento para lograr cambios en el comportamiento (compulsiones), y per se en la afectividad del paciente.
  • Tratamiento farmacológico del TOC. El fármaco de primera elección para el tratamiento de trastorno obsesivo compulsivo es el antidepresivo tricíclico clomipramina (Anafranil o clomicalm, nombres comerciales), por su capacidad de elevar la concentración de serotonina. Aquí encontrarás más información sobre los antidepresivos tricíclicos. Pero se debe tener en cuenta las interacciones, contraindicaciones y efectos secundarios de este fármaco antes de utilizarlo. Por ejemplo, se conocen interacciones con los IMAO, simpaticomiméticos, depresores del SNC, ISRS, anticoagulantes, antihipertensivos y dentro de los efectos secundarios conocidos están la somnolencia, sequedad de la boca, náuseas, diarrea, disfunción sexual, dolores de cabeza, constipación, cambios del apetito o en el peso, síntomas extrapiramidales, dificultad para orinar, ritmo cardíaco elevado.La fluvoxamina se recomienda como la segunda opción en el tratamiento farmacológico por su mayor tolerancia al reducir los efectos secundarios pero con una respuesta más lenta.

En el siguiente artículo encontrarás más información sobre Cómo eliminar pensamientos obsesivos compulsivos.

Diferencia del trastorno obsesivo compulsivo y trastorno de la personalidad obsesiva compulsiva

La característica que se establece en el diagnóstico diferencial es la ausencia de obsesiones y compulsiones, que al estar presentes de manera concurrente al diagnóstico de trastorno de personalidad obsesiva compulsiva se deben diagnosticar ambas.

El trastorno de personalidad obsesiva compulsiva (TPOC) se manifiesta por un patrón persistente de perfeccionismo, preocupación por el orden, control interpersonal y mental (se intenta de todas las formas posibles el control del pensamiento y de las relaciones con los demás) y eficiencia. Las personas diagnosticas con TPOC se preocupan por el orden, las reglas, los detalles y la organización hasta llegar a descuidar los móviles principales de las actividades; el TPOC se podría caracterizar mejor con un perfeccionismo excesivo y persistente sin presencia de obsesiones o compulsiones.

Este artículo recoge todos los tipos de trastornos de personalidad.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo superar el TOC, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Referencias

American Psychiatric Association. (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM 5). Editorial Panamericana

Bibliografía
  • American Psychiatric Association. (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM 5). Editorial Panamericana

Escribir comentario sobre Cómo superar el TOC

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo superar el TOC
Cómo superar el TOC

Volver arriba